• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 13:50
 
 

SOCIEDAD

El drama de Colombia desde Pamplona: Alfonso llegó hace 21 años y manda dinero a su familia

La familia de Alfonso Rojas apoya las protestas de los jóvenes que no tienen oportunidades en un país asolado por la crisis económica y social.

Alfonso Rojas y Bibiana Saldaña en el supermercado Dia en la calle Abejeras de Pamplona. PABLO LASAOSA
Alfonso Rojas y Bibiana Saldaña en el supermercado que ambos regentan en la calle Abejeras en Pamplona. PABLO LASAOSA

Los colombianos que residen en Navarra están indignados por la grave situación social y económica que vive su país, con más de 50 muertos en las últimas semanas por las protestas que han obligado al Gobierno de Ivan Duque a retirar el proyecto de la ley de reforma tributaria.

El colectivo Colombia Aurrera ha pedido al Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento de Pamplona que "rechacen las prácticas dictatoriales en Colombia”. El grupo, compuesto por ciudadanía colombiana residente en Pamplona, ha solicitado asimismo al Gobierno de España y a la comunidad internacional que condenen “la brutal represión a la que es sometida la población”.

Las protestas son generalizadas entre los colombianos. Es el caso de la familia formada por Alfonso Rojas Soto, de 53 años, su esposa Bibiana Saldaña Martínez y sus dos hijas Nicol y Eliana. Alfonso, Bibiana y Nicol trabajan en el supermercado Dia de la calle Abejeras número 11 en Pamplona.

"Llevo en Pamplona veintiún años. Aquí tuve la oportunidad de que mi hija fuera a la universidad, haciendo un gran esfuerzo, y ahora es una profesional y está casada con un médico. Algo impensable en Colombia. Yo tengo a mis padres y tres hermanos en Colombia y mi esposa tiene a seis hermanos allí", asegura Alfonso.

Alfonso Rojas y Bibiana Saldaña junto al supermercado que regentan en Pamplona. PABLO LASAOSA
Alfonso Rojas y Bibiana Saldaña junto al supermercado que regentan en Pamplona. PABLO LASAOSA

"La gran mayoría, Un 95% de la gente colombiana en Navarra con la que yo hablo están en contra de esta situación. La mayoría estamos aquí por necesidad y hemos encontrado en Navarra, gracias a Dios, un cobijo donde nos han acogido de forma totalmente amorosa. Yo amo esta tierra que es donde me he desarrollado como persona y donde he encontrado un futuro para mi familia", asegura. 

"Por eso les apoyamos. Les apoyamos con dinero. Hemos mandamos dinero para la logística y para darle de comer a nuestra familia que lo está pasando mal porque Cali está bloqueada y los precios se elevan. Yo animo al pueblo colombiano a que apoye a los jóvenes que protestan. La situación es tremenda. Se pensaba el Gobierno que lo iban a parar con cuatro tiros pero esto va para largo. La gente no tiene recursos", explica con palabras sentidas de dolor Alfonso Rojas. 

La situación se ha generado por la nueva carga tributaria del Gobierno del presidente Ivan Duque que golpea de lleno a la clase media, que allí ganan mil euros, y la clase baja. "A los de arriba les quitan el pelo de un gato o nada. El pueblo sale a la calle y los que salen a la calle son los jóvenes. Ahora el 42% de la población es pobre, 21 millones de colombianos. El Estado se ha quedado sin dinero, no hay ni para comprar vacunas", asegura este colombiano afincado en Navarra junto a su familia. 

Su llegad a Navarra fue por necesidad. "Siendo buen estudiante no pude acceder a una universidad porque cuestan demasiado dinero. Me vine con 32 años", comenta. 

Protestas de ciudadanos colombianos junto al Ayuntamiento de Pamplona.
Protestas de ciudadanos colombianos en el Ayuntamiento de Pamplona. MEGAN WALLS.

"Los políticos en Colombia no tienen problemas en subirse los sueldos. Son unas 25 familias las que dirigen el país a nivel político, económico y administrativo. Hay corrupción. La gente ya está cansada. Las pensiones no valen paran nada. Colombia es un país rico. Exporta carbón, arroz, caña de azúcar, tiene minas de esmeraldas, petroleo, etc..."

"Los jóvenes de Cali empezaron porque muchos son de barrios bajos que tienen talento para estudiar y ven que no pueden acceder. No ven futuro. Esta generación de jóvenes es la que se ha levantado y luego siguen en Medellín, Barranquilla, Bogotá, Pereira y otras zonas del país. Cali es el epicentro de la protesta y la punta de lanza por sus derechos legítimos", relata. 

"El Gobierno se pensaba que era un turba de vagos y bandidos. Es gente que quiere estudiar y trabajar. Aquí en Pamplona, en Antoniutti, hubo una protesta pacífica, en el Ayuntamiento de Pamplona también. Hemos salido del país porque hemos estado amenazados, sin oportunidades, perseguidos, desplazados de zonas rurales. Es algo que tenía que suceder", acierta a explicar con pena. 

"El pretexto del Gobierno hasta ahora era que la guerrilla no dejaba avanzar al país y no dejaba explotar el petróleo, revientan oleoductos y son zonas controladas por ellos junto a Venezuela. Ahora no tiene ningún pretexto. Lo que queda de la guerrilla son resquicios y no pueden justificar en la guerrilla ni en nadie lo que está pasando. Somos testigos de lo que pasa en nuestro país y la gran mayoría de los colombianos que estamos aquí es por necesidad", concluye. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El drama de Colombia desde Pamplona: Alfonso llegó hace 21 años y manda dinero a su familia