• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 18:14
 
 

SOCIEDAD

La curiosa reforma a la se va a someter un antiguo hospital público de Navarra

El objetivo de esta actuación es "la mejora de la eficiencia energética del edificio, así como de su confort interior".

Clínica Ubarmin. GOBIERNO DE NAVARRA
Clínica Ubarmin. GOBIERNO DE NAVARRA

Las obras para la reposición de las casi 1.500 cúpulas que conforman la cubierta de la planta baja de la Clínica Ubarmin acaban de comenzar. Los trabajos, que se prolongarán hasta el mes de septiembre, tienen un coste de 4,4 millones, financiados parcialmente con fondos europeos.

El objetivo de esta actuación es "la mejora de la eficiencia energética del edificio, así como de su confort interior, tanto térmico como lumínico, mediante la subsanación de las deficiencias de la actual cubierta, respetando en la medida de lo posible el carácter y el valor arquitectónico de la construcción".

Las obras, "de una complejidad técnica destacable", se desarrollarán en diferentes fases hasta su finalización prevista en el mes de septiembre. Con el fin de "minimizar la afectación provocada por cada fase de los trabajos", se han habilitado locales en la cuarta planta del edificio para acoger en cada momento a los servicios cuya actividad deba verse alterada.

Uno de los "problemas" que presenta la cubierta actual es el de filtraciones que provienen de cúpulas y bases rotas, sumideros desconectados, juntas despegadas de las láminas de PVC, deformaciones y fisuras debidas a tensiones por dilatación de los materiales. Otro de los problemas que aparecen es el "excesivo soleamiento en el interior y la gran pérdida energética debido a la falta de aislamiento en la cubierta y a la vejez de las cúpulas".

La actuación plantea, por un lado, sustituir las cúpulas de los lucernarios que vayan a quedar abiertos, por nuevas cúpulas con mejores prestaciones térmicas y se sustituirán los lucernarios cerrados. Sobre la cubierta se fijará una subestructura metálica para, sobre ésta, colocar otras cúpulas nuevas y conseguir simular así los lucernarios originales y mantener el carácter arquitectónico del edificio.

El edificio de la Clínica Ubarmin fue construido durante los años 1968-1974. Diseñado por el arquitecto navarro Fernando Redón, es "una de las piezas más singulares de la arquitectura navarra del siglo XX". Por su "singularidad y valor arquitectónico", fue incorporado en otoño de 2019 al catálogo de la organización DOCOMOMO, encargada de destacar a nivel internacional la arquitectura perteneciente al Movimiento Moderno.

Igualmente, la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana lo ha incluido en su inventario. A pesar de que ello "no da al edificio una protección legal, sí que resalta la preocupación por destacar y proteger en cierto modo su arquitectura".

Reforma de la carretera de acceso

A su vez, en el último trimestre del año, está previsto realizar las obras de reforma de la Carretera Clínica desde el cruce del Paseo de la Fuente hasta la propia clínica, estableciendo un paso peatonal que unirá la localidad del Elcano con el centro y una ampliación del parking existente hacia la zona suroeste con 65 plazas nuevas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La curiosa reforma a la se va a someter un antiguo hospital público de Navarra