• miércoles, 17 de abril de 2024
  • Actualizado 16:58
 
 

SOCIEDAD

Las fincas de ensueño para casarse en Navarra y presumir de tener la boda más bonita

En Navarra hay decenas de fincas para celebrar bodas con encanto. Desde bodegas a palacios, pasando por los hoteles rurales y lagos. 

Boda en el Palacio de la Vega. PALACIO DE LAVEGA
Boda en el Palacio de la Vega. PALACIO DE LAVEGA

Empieza el año 2024 y muchas parejas ya piensan en cómo va a ser su gran día: la boda de sus sueños. Aunque oficialmente la temporada de bodas suele ir de mayo a septiembre, lo cierto es que hay parejas que escogen otras fechas. Y, además, seleccionan un día tan especial con mucho tiempo de antelación. 

Por la iglesia o por lo civil. Con pocos invitados o con muchos. Un menú tradicional o más trasgresor. Con música en directo o con discoteca. De mañana o tarde. A la hora de preparar una boda son muchas las dudas que surgen y las decisiones que hay que tomar. Sin lugar a dudas, el lugar dónde celebrarla es una de las más importantes. Y en Navarra hay muchos lugares con encanto, perfectos para acoger la celebración más importante para una pareja. A continuación, te proponemos 10 sitios preciosos para celebrar la boda dentro de la Comunidad foral, con precios orientativos según el portal web de referencia para la celebración de enlaces bodas.net. 

  1. EL PEREGRINO (PUENTE LA REINA)
  2. CASA LA NAVA (OLITE)
  3. MIRADOR DE YIRISARRI (YANCI)
  4. PALACIO DE LA VEGA (DICASTILLO)
  5. FINCA SEÑORÍO DE BERAIZ (BERAIZ)
  6. PAGO DE CIRSUS (ABLITAS)
  7. PAGO DE ARINZANO (ARINZANO)
  8. CASTILLO DE MONJARDÍN (VILLAMAYOR DE MONJARDÍN)
  9. BODEGA SEÑORÍO DE SARRÍA
  10. BODEGA OTAZU
Finca para bodas El Peregrino en Puente la Reina. EL PEREGRINO
Finca para bodas El Peregrino en Puente la Reina. EL PEREGRINO

EL PEREGRINO (PUENTE LA REINA)

El Peregrino es una finca que se ha puesto de moda en los últimos años para la celebración de bodas. Este espacio está ubicado en la localidad de Puente la Reina. Concretamente, en el número 47 de la calle Irunbidea. 

Se trata de un hotel para turistas y peregrinos en el que se celebran también todo tipo de eventos, debido en parte al encanto de sus espacios interiores y exteriores. Tiene una piscina que dota de especial encanto a la zona exterior. 

Tiene capacidad para hasta 300 personas. Esto lo convierte en un lugar perfecto para celebrar bodas íntimas y algo más grandes. Además cuenta con un servicio personalizado, perfecto preparar una boda a la medida de los novios.

Se pueden contratar menús desde 139 euros por comensal en esta finca. 

CASA LA NAVA (OLITE)

Casa la Nava es una finca que se encuentra en las afueras de uno de los pueblos más bonitos de Navarra, Olite. Esta muy bien valorada por las parejas que se casan por sus espacios ajardinados y sus árboles muy antiguos

Esta finca cuenta con capacidad para hasta 250 invitados. Y, según el portal bodas.net, se puede contratar el menú desde 135 euros por persona. 

La finca cuenta también con una gran carpa, ubicada en el exterior, que permite seguir disfrutando del paisaje, incluso, cuando el tiempo no acompaña. 

Igualmente, cuenta con otros espacios muy atractivos. Por ejemplo, la piscina, zonas chill out, gazebo para ceremonias, bar exterior, zona de baile y mucho más. 

El mirador de Yrisarri. EL MIRADOR DE YRISARRI
El mirador de Yrisarri. EL MIRADOR DE YRISARRI

MIRADOR DE YIRISARRI (YANCI)

El Mirador de Yrisarri se encuentra dentro de una finca con diferentes alojamientos. Y se encuentra en un entorno único, rodeado de naturaleza, cerca del pueblo de Yanci. 

Es un sitio muy demandado para celebrar bodas. En parte por su gran salón, con capacidad para hasta 320 comensales. Además, tiene una cristalera de 30 metros que permite disfrutar de las vistas durante la comida. También hay una terraza exterior que se puede cubrir completamente. 

Una wedding planner de prestigio gestiona la organización de las bodas. El Mirador de Yrisarri se encuentra dentro del parque Irrisarri Land. Por lo que es un sitio perfecto para celebrar una boda muy atrevida y realizar con los invitados todo tipo de actividades de aventura. 

En este salón de bodas se pueden contratar menús desde 136 euros por persona. La cocina del Mirador de Yrisarri.

Palacio de la Vega. PALACIO DE LA VEGA
Palacio de la Vega. PALACIO DE LA VEGA

PALACIO DE LA VEGA (DICASTILLO)

El Palacio de la Vega ofrece a los novios la posibilidad de casarse dentro de un castillo. Y parece sacado de un cuento de hadas. Está situado en el pueblo de Dicastillo.

Dispone de diferentes espacios que se adaptan a las necesidades de las diferentes parejas. Dentro de este palacio se puede organizar la boda al completo, desde la ceremonia civil hasta la fiesta. Incluido el sonido y los audiovisuales. 

Además, en el Palacio de la Vega, las parejas pueden diseñar el menú de su gran día. De esta forma, pueden adecuarlo a sus gustos y preferencias. 

Este espacio tiene una capacidad máxima de 350 comensales. Y se pueden reservar menús desde 99 euros por personas. 

Boda en el Señorío de Beraiz. SEÑORÍO DE BERAIZ
Boda en el Señorío de Beraiz. SEÑORÍO DE BERAIZ

FINCA SEÑORÍO DE BERAIZ (BERAIZ)

La finca del Señorío de Beraiz se encuentra a sólo 13 kilómetros de Pamplona. Y es perfecta para albergar bodas de parejas amantes de la naturaleza. 

No en vano, se encuentra rodeada de montes y bosques. Y, sin duda, uno de sus principales atractivos es el lago, con embarcadero. 

Esta finca tiene 240 hectáreas de extensión. Por eso, es una buena opción si estás pensando en que tu boda sea al aire libre. Por el tiempo no hay que preocuparse. El Señorío de Beraiz tiene una carpa climatizada para colocar en el exterior. 

Y también hay un espacio interior, de estilo colonial. Este destaca por su versatilidad y se adapta, en función de las necesidades de los novios, con diferentes disposiciones. 

La finca puede albergar bodas de hasta 400 invitados. Se pueden contratar menús desde 98 euros por comensal. 

Bodega Pago de Cirsus. PAGO DE CIRSUS
Bodega Pago de Cirsus. PAGO DE CIRSUS

PAGO DE CIRSUS (ABLITAS)

Para los amantes del vino, casarse en una bodega puede ser un sueño. Pago de Cirsus es una de las bodegas más conocidas de Navarra. Se encuentra en el pueblo de Ablitas y ofrece la oportunidad de disfrutar de un entorno único durante la boda. 

Hotel-Chateau Pago de Cirsus se encuentra dentro de la finca Boladín. Es una torre de construcción reciente, pero evoca las fortalezas medievales. 

Para las bodas, Pago de Cirsus ofrece a los novios cuatro salones independientes, con posibilidad de complementarse entre ellos. 

El restaurante cuenta con menús especiales para bodas. Se pueden contratar desde 110 euros por persona. Y los platos son maridados con los vinos propios de la bodega. 

Iglesia en Pago de Arinzano. PAGO DE ARINZANO
Iglesia en Pago de Arinzano. PAGO DE ARINZANO

PAGO DE ARINZANO (ARINZANO)

Pago de Arinzano se encuentra a orillas de río Ega y entre bosques de encinas y choperas. La finca se encuentra dentro de un espacio protegido, en el que reina la naturaleza. Además, es también un tesoro arquitectónico. De hecho, la entrada de la bodega fue diseñada por el reconocido arquitecto Rafael Moneo. 

Cuenta con cuatro espacios diferentes para celebrar la boda. Y muchas opciones de decoración, montaje de carpas y rincones temáticos.

Además, la finca cuenta con una iglesia, de estilo neoclásico, muy coqueta. Es perfecta si buscas celebrar una ceremonia religiosa a escasos metros del lugar del convite. 

CASTILLO DE MONJARDÍN (VILLAMAYOR DE MONJARDÍN)

También entre viñedos se encuentra el Castillo de Monjardín, en Villamayor de Monjardín. La finca está integrada dentro del castillo, por lo que se ha convertido en un lugar de cuento de hadas para celebrar bodas en Navarra

Castillo de Monjardín cuenta con diferentes espacios que se adaptan a cada uno de los planes para la boda. Sin duda, uno de los principales atractivos es la zona ajardinada. Al igual que los rincones chill out. 

El salón comedor tiene cabida para un máximo de 350 comensales. Las cristaleras que lo rodean tienen vistas al jardín y a los viñedos. 

En esta finca se pueden contratar menús desde 122,50 euros. Y, uno de sus alicientes, es que ofrece otros servicios a las parejas. Por ejemplo, fotografía, música, transporte o la decoración. 

Señorío de Sarría. SEÑORÍO DE SARRÍA
Señorío de Sarría. SEÑORÍO DE SARRÍA

BODEGA SEÑORÍO DE SARRÍA

Esta bodega se encuentra muy cerca de Pamplona y está rodeada de un paraje natural de ensueño. Por eso, es un acierto seguro para celebrar una boda en Pamplona. 

Además, el Señorío de Sarría cuenta con una preciosa capilla, perfecta para celebrar el enlace religioso antes de la fiesta. También se ofrece ceremonias civiles al aire libre

Para el banquete de bodas dispone de dos espacios diferenciados: una salón principal y una carpa exterior, perfecta para los días en los que el tiempo no acompaña. Después del banquete, el salón principal se transforma en una pista de baile. 

Esta bodega cuenta con un amplio abanico de servicios para organizar la boda. La Bodega Señorío de Sarría tiene capacidad para hasta 500 invitados. Y se pueden contratar menús desde 98 euros por comensal. 

BODEGA OTAZU

La Bodega Otazu también está cerca de Pamplona, a tan sólo 10 kilómetros para ser exactos. Y pone a disposición de los novios un entorno único para casarse. Está rodeada de historia, arte y, por supuesto, viñedos

En esta finca se pueden celebrar ceremonias civiles y religiosas. Eso es posible porque cuenta con numerosos espacios preparados para acoger enlaces civiles. Y también tiene un iglesia románica del siglo XII. 

En lo que a la comida se refiere, la Bodega Otazu es conocida por la alta cocina, que cuenta con el asesoramiento de un reconocido cocinero. Se trata de Koldo Rodero, con una estrella michelín. 

En esta bodega se pueden celebrar bodas de hasta 290 invitados. El precio del menú, por comensal, va desde los 130 euros. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las fincas de ensueño para casarse en Navarra y presumir de tener la boda más bonita