• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 21:19
 
 

TABACO

Vapers, la herramienta secreta contra el tabaquismo

El Año Nuevo trae consigo oportunidades de cambio y crecimiento personal. Dejar de fumar suele encabezar la lista de propósitos a principios de año.

Un joven haciendo uso de un vapeador. CEDIDA
Un joven haciendo uso de un vapeador. CEDIDA

No es de extrañar teniendo en cuenta que el consumo de tabaco es un hábito ampliamente extendido en la sociedad española, que afecta considerablemente a la salud y el bienestar de millones de personas. En los últimos años, los vapers han surgido como una alternativa a los cigarrillos tradicionales, proporcionando una puerta de entrada a un estilo de vida más saludable. Muchas tiendas de vapeo nacionales, como es el caso de Ivapeo, siempre han defendido las bondades del cigarrillo electrónico como herramienta para dejar de fumar, debido principalmente a los testimonios de muchos de sus clientes que han conseguido superar la adicción al tabaco gracias a estos dispositivos y han visto como mejoraba su calidad de vida.

A pesar de la defensa a ultranza de las tiendas de vapeo nacionales de los cigarrillos electrónicos como herramienta para luchar contra el tabaquismo y mejorar la salud de los fumadores, el actual Gobierno socialista de Pedro Sánchez ha mostrado una absurda frontal oposición a los vapers, encareciéndolos y dificultando el acceso a ellos. El posicionamiento del Ejecutivo respecto a los vapers contrasta con la postura de países europeos como Reino Unido y Francia, y las estadísticas nacionales sobre el consumo de tabaco.

En España, el 17% de la población de más de 16 años en nuestro país fuma a diario, según la ‘Encuesta de condiciones de vida (ECV) 2022’, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de mortalidad atribuible al tabaquismo también sigue siendo elevada, ya que cerca de 63.000 personas mueren anualmente a causa del tabaco, según datos de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

En Navarra, el 17,7% de la población de 15 o más años afirma consumir tabaco a diario, según la ‘Encuesta Social y de Condiciones de Vida de Navarra de 2022’, última realizada y publicada por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat). Aunque hay una tendencia estable hacia el descenso, las cifras actuales están muy lejos del objetivo establecido dentro del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, cuya meta es conseguir una generación sin tabaco logrando una prevalencia de fumadores menor del 5% para 2040. En este contexto, los vapers pueden jugar un papel clave para reducir el consumo de tabaco y mejorar la salud pública, como ocurre en otros países europeos.

Reino Unido y Francia, un ejemplo en la lucha contra el tabaquismo

El vapeo ha ido ganando reconocimiento y aceptación como una opción menos nociva a nivel europeo, especialmente en países como Reino Unido y Francia, donde el servicio de salud pública utiliza los vapers como herramienta para luchar contra el tabaquismo y minimizar los riesgos asociados al tabaco. Ambos países consideran que los cigarrillos electrónicos juegan un papel clave a la hora de reducir las tasas de tabaquismo, ya que ayudan a los fumadores adultos a abandonar gradualmente la rutina del tabaco y reducen de inmediato los riesgos para la salud que implican los cigarrillos tradicionales.

El Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) británico, considerado uno de los mejores del mundo, señala que los fumadores adultos tienen el doble de probabilidades de dejar de fumar si utilizan un vaper con nicotina en comparación con otros productos sustitutivos de la nicotina, como los parches o los chicles. Esto se debe a que muchos fumadores encuentran que vapear les ayuda porque la acción de llevarse la mano a la boca es como fumar, además de que obtienen sensaciones similares, como el golpe de garganta. Vapear es más que una simple sustitución; es un camino potencial para liberarse por completo de la dependencia de la nicotina.

El Gobierno británico tiene el ambicioso objetivo de reducir las tasas de tabaquismo al 5 % o menos para el año 2030. Para conseguirlo, Reino Unido va a repartir un millón de vapers a fumadores en el marco de un nuevo y pionero plan diseñado para tratar de reducir el tabaquismo y mejorar la salud del país. Según el Departamento de Salud y Asistencia Social (DHSC, por sus siglas en inglés) de Inglaterra, casi uno de cada cinco fumadores adultos recibirá un kit de iniciación al vapeo gratuito y apoyo para dejar de fumar. Además, tendrán la posibilidad de elegir entre una amplia selección de productos, potencias y sabores para que puedan encontrar la mejor alternativa para ellos.

Francia se ha sumado a la tendencia iniciada por Reino Unido y ha aconsejado el uso de vapers como herramienta para dejar de fumar y para minimizar los riesgos del tabaco. Al igual que el NHS, la Academia Nacional de Medicina de Francia considera que los cigarrillos electrónicos son menos peligrosos que los cigarrillos convencionales y demuestran ser más eficaces que los sustitutos tradicionales de la nicotina para dejar de fumar. De hecho, más de 700.000 fumadores franceses han dejado el hábito de fumar gracias a los vapers, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad francés.

Reino Unido y Francia marcan el camino en la lucha contra la epidemia del tabaquismo. Ambos países están demostrando que los vapers pueden jugar un papel importante como herramienta para reducir el consumo y minimizar los riesgos del tabaco. El actual Gobierno socialista de Pedro Sánchez debería tomar nota de estos ejemplos y apoyar el uso de los cigarrillos electrónicos para ayudar a los fumadores españoles a dejar de fumar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vapers, la herramienta secreta contra el tabaquismo