• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

TERRORISMO

Un año y nueve meses de cárcel los dos etarras navarros que falsificaban documentación

Ambos habían participado con anterioridad al actos de kale borroka y sabotajes. Uno de ellos tuvo su 'ongi etorri' en Burlada.

Gulina y barrios sobre una foto de la Audiencoia Nacional. EUROPA PRESS / ARCHIVO
Gulina y barrios sobre una foto de la Audiencoia Nacional. EUROPA PRESS / ARCHIVO

Dos antiguos colaboradores de ETA han aceptado este martes un año y nueve de cárcel tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía y reconocer que ayudaron a la banda terrorista en la falsificación de documentos de identidad para que sus miembros "pudieran desplazarse libremente" sin ser identificados.

Iñigo Gulina y Mikel Barrios, ambos ya condenados hace años por un delito de colaboración con la organización terrorista, han ratificado en la Audiencia Nacional el acuerdo de conformidad que alcanzaron sus defensas con el ministerio fiscal, con el que han aceptado ser condenados por un delito continuado de falsedad documental. Además de la pena de año y medio de cárcel para cada uno, el acuerdo también contempla una multa de 3.240 euros a cambio de reconocer los hechos por los que están acusados.

El Ministerio Público sostenía que "durante al menos el año 2017 e integrados en la organización terrorista" ambos acusados "colaboraron con la estructura técnico-logística de la misma entre cuyas finalidades se encontraba la de elaborar documentos de identidad mendaces a efectos de que los integrantes de ETA pudieran desplazarse libremente sin ser identificados".

"Y así, y conforme a las directrices marcadas por la dirección de la organización terrorista y en ejecución de las mismas, ambos acusados trasladaron su residencia a Berlín (Alemania) en donde en junio y octubre de 2017, respectivamente, se empadronaron sirviéndose de la documentación de identidad mendaz al objeto de evitar su correcta identificación", relata la Fiscalía.

Merced a las indicaciones dadas por la Guardia Civil relativas a las actividades delictivas de los acusados, continúa el escrito, ambos "fueron detenidos en Berlín el 27 de octubre de 2017, procediéndose al registro de los domicilios antedichos, en los que se incautaron 5 CD, 1 DVD, 14 discos duros, 16 dispositivos USB, 6 memorias internas, 6 terminales de teléfono móvil, 7 tarjetas SIM y 33 tarjetas de memoria y micro SD".

Además, se intervino a los acusados dinero en efectivo en sus domicilios: 3.760 euros a Mikel Barrios y 1.650 euros a Íñigo Gulina. Igualmente, en el momento de su detención, Barrios Santamaría portaba un DNI y un permiso de conducir falso. Giulina, por su parte, portaba tres carnets de conducir mendaces.

Barrios, de 34 años y natural de Pamplona, es un antiguo miembro de Segi al que se buscaba -antes de su detención- por integrar un grupo que cometió varios sabotajes en la capital navarra. Según informó en su momento el Ministerio del Interior, se trataba del perfil de joven enrolado en ETA cuando la banda terrorista ya intuía su derrota policial.

Su nombre llegó a ser incluido en la lista de los etarras más buscados en 2015, un año antes de que la banda terrorista anunciara el cese de la violencia, junto con otros históricos como 'Josu Ternera' o Iñaki de Juana Chaos.

Por su parte, Iñigo Gulina Tirapu, de 42 años y natural de la localidad navarra de Burlada, se encontraba huido desde 2013 antes de ser localizado en Berlín. Se dio a la fuga antes de ser enjuiciado por diversas acciones de estragos con fines terroristas, así como tenencia ilícita de sustancias explosivas. Se da la circunstancia de que se le organizó en burlada un 'ongi etorri' a su salida de prisión.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un año y nueve meses de cárcel los dos etarras navarros que falsificaban documentación