• miércoles, 12 de junio de 2024
  • Actualizado 20:53
 
 

TRIBUNALES

El dueño de una inmobiliaria navarra se queda con 36.000 euros de una clienta

Ha sido condenador por la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra 36.600 euros aportados por la compradora de una vivienda en concepto de contrato de arras.

Imagen de archivo de un bloque de viviendas de protección oficial ( VPO ) en el barrio pamplonés de Lezkairu. GOBIERNO DE NAVARRA
Imagen de archivo de un bloque de viviendas. GOBIERNO DE NAVARRA

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 1 año y 6 meses de prisión y a una multa de 1.920 euros al administrador único de una inmobiliaria de Viana (Tierra Estella) que se apropió de 36.600 euros aportados por la compradora de una vivienda en concepto de contrato de arras y gestión de fondos.

Según la sentencia, que ha sido dictada de conformidad tras un acuerdo entre la fiscalía, la acusación particular y la defensa, el procesado, de 42 años, consignó con anterioridad al juicio, celebrado el pasado 1 de marzo, 21.100 euros para hacer frente a parte de la responsabilidad civil, motivo por el cual se ha estimado en la condena por el delito de apropiación indebida cometido la atenuante de reparación del daño.

Según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el 13 de noviembre de 2012, el inculpado pactó con una promotora la venta o el arrendamiento, entre otros, de un inmueble en Los Arcos con plaza de garaje.

En noviembre de 2021, una mujer contactó con la inmobiliaria propiedad del procesado para la adquisición de la citada vivienda. Suscribió un contrato y en concepto de arras o señal entregó 10.400 euros. Al no poder suscribirse el contrato de compraventa el 25 de enero de 2022, el 30 de diciembre de 2021 se volvió a celebrar otro contrato de arras.

La denunciante realizó una nueva transferencia de 10.400 euros el 4 de enero de 2022 en concepto de señal, así como 2.500 más por la gestión de fondos. Además, por parte de la inmobiliaria se giraron dos recibos el 5 de enero por importe de 12.800 y 2.500 euros. Finalmente, el contrato de compraventa del inmueble no se suscribió.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El dueño de una inmobiliaria navarra se queda con 36.000 euros de una clienta