• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

La esquina más dulce de Pamplona se traspasa después de casi doce años de historia

"Termina una etapa y deseamos que venga otra persona que le dé un impulso", indica el responsable de la tienda.

Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Mila Basterra Martínez de Estibariz atendiendo a los clientes en la Confitería Goya de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"La esquina más dulce de Pamplona" es el nombre con el que se anunciaba a la tienda Confituras Goya en Onda Cero Navarra hace unos años con la voz del locutor Luis Gortari. Desde hace unos días se puede ver un cartel colocado en el escaparate donde informan del traspaso de la tienda.

Confituras Goya está situada en la calle Tafalla 28, esquina con la calle Bergamín en pleno segundo Ensanche de Pamplona. Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local como es el caso del taller artístico de Agustín Aguirre

La especialidad de Confituras Goya son los 'Vasquitos y Nesquitas' en su envase de lata tradicional de siempre, las cajas y bolsas de trufas, chocolates, mermeladas, el surtido de especialidades, los palitos de naranja, bolsa de rocas, pastas de te, galletas, etc...

Sus trufas son únicas, así como todo el surtido de bombones que los acompañan. Otros productos a destacar, todos de calidad artesana, son las pastas, la bollería como la de antes, las galletas de nata y saladas, mermeladas y un variado surtido de postres, tartas o mousses.

Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Mención aparte es la época navideña con sus más de 20 tipos de turrones artesanos y otros dulces de temporada o el roscón de Reyes, con verdadero sabor a rosco de los de antes y de los de siempre.

Goya es una firma más que centenaria con casi 140 años de historia, de 1886. El origen está en Vitoria: "Hace 12 años quise traer el sabor de la memoria familiar, de esta empresa a Pamplona", explica el responsable de la tienda Rafael Velázquez Goya.

"Mi abuelo Pepe, José Goya, tercera generación fue el mayor impulsor de la marca con la creación de los Vasquitos y Nesquitas y esa caja que es ya objeto de colección y tanta gente ha tenido y sigue teniendo en sus casas".

"Posteriormente, su hijo José Manuel Goya amplió el obrador e hizo una expansión local por todos los barrios de la capital alavesa hasta contar con ocho locales. Sus hijos José Manuel e Iñigo continúan la tradición e impulsaron la marca fuera de Vitoria con aperturas en Pamplona, Logroño y Bilbao. 

Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"No hay una razón particular para el traspaso. El tema es que pasan los años, yo me he dedicado a otras actividades, y llega un momento en el que se acaba". Decides que se ha cumplido una etapa. Hace falta otro empuje, otro impulso como el que se tenía cuando se inició. Hay un fondo de comercio y una clientela muy fiel y consolidada", indica Rafael.

El responsable de la tienda señala lo que necesita la tienda: "Hace falta trabajar fuera de la tienda con redes sociales. Es un producto que se presta muchísimo para el tema de redes y trabajar de verdad para que la gente lo conozca".

"Es un producto de muchísima calidad como ya no queda. Hay una bollería artesana como no existe otra en Navarra. El obrador está en el polígono Gamarra de Vitoria donde hay ocho tiendas", explica Rafael.

"En 45 minutos viene el producto de Vitoria y traen la bollería artesana que al día siguiente está perfectamente igual de buena. Los bollos sabe a bollo, las caracolas y las palmeras de chocolate son algo que no hay", destaca el responsable de la tienda.

Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

En cuanto al traspaso de la tienda, asegura: "Se van interesando, pero no hemos hecho mucha publicidad. No hay prisa pero tampoco pausa. Creemos que es una oportunidad fantástica para alguien que quiera un autoempleo y que se maneje bien en redes".

Rafael Velázquez explica el mejor momento del año: "También está la Navidad, donde se vende casi el 40% de todo el año, con los turrones de Goya con más de doce clases de turrones, el rosco de Reyes. Problema no hay ninguno. Hace falta disposición y actitud".

En cuanto a sus sensaciones después de casi doce años, indica: "Te da pena pero llega un momento en el que te das cuenta que hace falta un relevo, alguien que le meta calor y al que le seguiremos apoyando desde fuera", concluye.

Las reseñas de los clientes sobre la tienda en google son muy buenas: "Una tienda con encanto! Sus dulces son de infarto. Las tartas por encargo increíbles. Sus escaparates siempre preciosos! No te pierdas las Palmeras de hojaldre que son de otro mundo! Deliciosas!!!".

Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Confitería Goya, en la calle Tafalla 28 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"Tienen pastas de muchas clases y la verdad es que todas son buenisimas. Es importante saber cuándo las traen para comprarlas recientes. Buen trato y precios razonables".

"Gracias a Confituras Goya por darnos estos momentos tan dulces... atentos a todos los detalles!!. Todo lo que hemos probado hasta el día de hoy, buenisimooooo... damos fe.. Un saludico!!".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La esquina más dulce de Pamplona se traspasa después de casi doce años de historia