• jueves, 18 de julio de 2024
  • Actualizado 16:32
 
 

OSASUNA

Osasuna ya sabe la decisión de los inspectores de la UEFA: "No debe ir a Europa"

Los inspectores designados por UEFA que han investigado a Osasuna en las últimas fechas han aconsejado al máximo organismo del fútbol europeo la exclusión del conjunto navarro de la próxima Conference League.

Celebración de la clasificación de Osasuna para la Conference League tras la victoría frente al Girona FC (2-1) en el último partido de la Liga Santander disputado en el estadio de El Sadar en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Celebración de la clasificación de Osasuna para la Conference League tras la victoría frente al Girona FC (2-1) en el último partido de la Liga Santander disputado en el estadio de El Sadar en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Los inspectores designados por UEFA que han investigado a Osasuna en las últimas fechas han aconsejado al máximo organismo del fútbol europeo la exclusión del conjunto navarro de la próxima Conference League, según ha confirmado el propio club.

"El Club Atlético Osasuna ha tenido conocimiento, en la tarde de hoy, de las conclusiones del informe elaborado por los inspectores del Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA. En dicho informe los inspectores declaran la “inelegibilidad del club para participar en la UEFA Conference League 2023-2024”, negándole de esta forma el derecho a participar en competiciones europeas que se ha ganado de forma justa en el campo", han comunicado.

Ha sido este viernes a primera hora de la tarde cuando han remitido esta decisión después de que el miércoles se solicitara una segunda ampliación respecto a la fecha inicial prevista. Por tanto, todo indica de que la UEFA abrirá un procedimiento disciplinario al club rojillo, que lo dejará sin disputar la Conference League esta próxima temporada.

En su informe los inspectores alegan el motivo de la expulsión se debe los hechos ocurridos en la temporada 2013-2014 y que, a juicio de la UEFA, contravienen su artículo 4.1g del reglamento de la competición: "No haber estado directa y/o indirectamente involucrado, desde la entrada en vigor del Artículo 50(3) de los Estatutos de la UEFA, es decir, el 27 de abril de 2007, en ninguna actividad destinada a organizar o influir en el resultado de un partido".

Los inspectores de la UEFA consideran que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a varios exdirectivos de la entidad rojilla es motivo suficiente para excluir a Osasuna, nueve años después de los hechos, de las competiciones europeas. Eso, a pesar de que la misma sentencia es producto de la denuncia realizada por los actuales gestores del club en 2015 y fruto del trabajo de Osasuna como acusación particular durante todo el procedimiento judicial para perseguir a quienes desviaron, con fines poco claros, dinero de la entidad.

El club, que no comparte el criterio de la UEFA recurrirá ante el Comité de Apelación y ha anunciado que luchará legalmente, hasta las últimas consecuencias, por defender sus derechos.

"Fuerte con los débiles y débil con los fuertes, la justicia de la UEFA no ha querido tomar en consideración que han sido los propios tribunales españoles de justicia quienes han declarado, literalmente, que Osasuna ha sido víctima del desvío de dinero realizado por algunos de sus exdirectivos a espaldas del máximo órgano de gobierno de la entidad, la Asamblea, y de los mecanismos de control del propio club", han cargado desde el club.

"Con esta decisión, la UEFA pretende castigar nuevamente a Osasuna en la figura de sus actuales gestores, que son precisamente quienes presentaron una denuncia en el juzgado dando comienzo al procedimiento judicial para recuperar el dinero ilícitamente sustraído de las cuentas de la entidad y restaurar su buen nombre. Quizá estemos ante el único caso conocido en la historia reciente del fútbol europeo en el que un club persigue judicialmente a algunos de sus antiguos gestores, que actualmente están pendientes de ingresar en prisión. Es también preciso recordar que esa temporada Osasuna descendió a Segunda División y que, posteriormente, estuvo a punto de descender una categoría más. El club tuvo que desprenderse de todo su patrimonio para saldar parte de sus deudas mientras los nuevos gestores hipotecaban sus viviendas, sus fondos y sus planes de pensiones para poder reconducir el rumbo de la entidad. Es a esas personas, a un club al que hoy no le resistirían en un test de ejemplaridad sus acusadores; y a una afición que vivió con angustia la casi desaparición de su equipo, a quienes hoy se castiga", han lamentado.

 A juicio de Osasuna, el mensaje que trasmite la UEFA es "contraproducente para el fútbol" y para aquellas entidades que, ante el riesgo de ser sancionadas deportivamente por el máximo organismo del fútbol europeo, opten ahora por no atacar de manera frontal la corrupción en el mundo del fútbol. Osasuna entiende que este no puede ni debe ser el objetivo que persiga la UEFA.

"La investigación de la UEFA pone de nuevo el foco sobre Osasuna y sobre unos gestores que llevan, desde su llegada en 2014, reconstruyendo con limpieza y honradez una entidad que dejaron en la ruina más absoluta sus anteriores gestores. Para quienes no conozcan en profundidad el caso, y no sean capaces de separar los hechos ocurridos en la temporada 2013-2014 de la que ocurre en la actualidad, el daño a la imagen de la entidad es muy grave", continúan en su comunicado.

Un daño que, consideran, además se ha producido con el silencio de los principales organismos del fútbol español, entre ellos la RFEF.

"Durante las últimas semanas hemos asistido a continuas filtraciones interesadas, en clave nacional, a ciertos medios de comunicación y periodistas para construir un relato que sacrificase al débil para favorecer al fuerte. Filtraciones que ya el mismo día 7, día en que Osasuna tuvo conocimiento del inicio de la investigación, aseguraban categóricamente que el final de todo este proceso iba a ser la expulsión del club rojillo de las competiciones europeas. Y con ese horizonte, sabiendo que las filtraciones no provenían de fuentes alejadas de los organismos que debían velar por la neutralidad del proceso, ha trabajado Osasuna desde aquel momento", han señalado con dureza.

"Estamos preparados para lo peor, pero no para dejar de lado el lema que nos ha acompañado en la reconstrucción del club durante los últimos nueve años: Osasuna nunca se rinde. Defenderemos nuestros derechos y los de nuestra afición con el mismo ahínco con el que nos animan cada fin de semana, con el mismo esfuerzo con el que nuestros jugadores y cuerpo técnico se han ganado, con todo merecimiento, estar en la próxima edición de la Conference League. Creemos tanto en lo que hacemos, y en cómo lo hacemos, que no podemos permitir que se utilice al Club Atlético Osasuna, con la aquiescencia de quienes en 2014 miraron para otro lado, para solucionar los problemas de otros", concluyen desde el club navarro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna ya sabe la decisión de los inspectores de la UEFA: "No debe ir a Europa"