• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 07:39
 
 

PAMPLONA

Asirón renuncia a ingresar 4 millones de euros para Pamplona por la dejación del concejal Mauleón

UPN denuncia la situación en una rueda de prensa y recuerda que Mauléon fue jefe de gabinete de la consejera de Derechos Sociales.

Los portavoces de los grupos municipales, Joseba Asiron (EH Bildu), Mikel Armendáriz (Geroa Bai) y Txema Mauleón (Contigo-Zurekin) han firmado esta este miércoles el programa de gobierno para el Ayuntamiento de Pamplona, que hará alcalde a Joseba Asiron tras la moción de censura contra Cristina Ibarrola /UPN) del próximo 28 de diciembre. IÑIGO ALZUGARAY
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón y su concejal de Servicios Sociales, Txema Mauleón en un acto público. ÍÑIGO ALZUGARAY

Pamplona va a dejar de ingresar cuatro millones de euros al año en concepto de financiación por la prestación de servicios sociales, que son competencia del Gobierno de Navarra.

Así lo ha denunciado la concejala de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona María Caballero quien ha explicado que el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, a través de la dejación de su concejal de Servicios Sociales, Txema Mauleón, "ha renunciado a exigir que a Pamplona se le dé la financiación que le corresponde por los servicios sociales que presta", lo que significa que el Consistorio va a recibir "un millón de euros menos al año", o lo que es lo mismo, cuatro millones de euros en esta legislatura. Se trata de una "dejación en toda regla", ha dicho.

Según ha explicado, Pamplona paga con cargo a sus presupuestos los servicios sociales que tiene la obligación de prestar desde que se aprobó la Ley Foral de Servicios Sociales en 2006, unos centros que tienen que estar financiados por el Gobierno Foral.

Se trata del equipo de atención de infancia y adolescencia, el equipo de incorporación sociolaboral y el servicio municipal de atención a la mujer.

Caballero ha remarcado que estos servicios ya están creados en todas las áreas de Navarra y "en todos los casos los gestiona el Gobierno de Navarra por medio de la Fundación Gizain, a excepción de Pamplona", ​​donde se gestiona con titularidad municipal, quedando pendiente su financiación con la firma de un convenio.

Ese convenio "siempre ha sido negado por el Gobierno a Pamplona, ​​a pesar de que somos los primeros que pusimos en marcha los tres servicios y nuestros profesionales han sido y son referentes en Navarra por su dilatada experiencia en la legislatura pasada", ha aseverado.

Por ello, "a la vista de la cerrazón del Gobierno de Navarra de asumir el costo de estos servicios", y tras analizar la situación con técnicos municipales, tanto económicos como jurídicos, requirieron al Ejecutivo la firma de un convenio y ante su negativa interpusieron recurso contencioso administrativo en mayo de 2023.

Ahora, ha añadido, sin que se haya resuelto ese recurso, Mauléon, quien ha recordado "era el antiguo jefe de gabinete de la consejera de Derechos Sociales", ha renunciado al mismo y en un "un gesto inaudito de dejación de sus responsabilidades como concejal de Pamplona ha suscrito un convenio con el Gobierno de Navarra anunciando la financiación del centro de servicios sociales".

Tras señalar que "no se ha incluido lo que los informes técnicos y jurídicos decían que se tenía que incluir", ha concluido que lo que ha hecho el concejal es "someterse totalmente a las pretensiones de la que era su jefa y libra al Gobierno de lo que hubiera sido una sentencia clarísima condenatoria de financiar la totalidad de los servicios sociales de Pamplona".

Al respecto Caballero ha opinado que todo esto "lo han fraguado desde el más absoluto oscurantismo sin dar explicación a nadie y mucho menos a la oposición".

Esta actuación supone "más cargas para los pamploneses y un trato peor que al resto de los centros sociales de Navarra", según la regionalista quien ha agregado que no saben si este puede ser "otro de esos pagos de Asiron por la alcaldía de Pamplona a costa de todos los pamploneses".

"Aceptan una infrafinanciación anual para nuestros servicios y con ello van a condenar al Ayuntamiento a una situación de desigualdad permanente", en palabras de Caballero quien ha indicado que su grupo trabaja para exigir al Gobierno Foral un convenio para la financiación de estos servicios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón renuncia a ingresar 4 millones de euros para Pamplona por la dejación del concejal Mauleón