• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 12:45
 
 

PAMPLONA

Los niños de un colegio de Pamplona conocen al artista Javier Laforet y se deleitan con sus esculturas

El escultor Javier Laforet ha desarrollado un precioso proyecto en el Colegio Santísimo Sacramento de Pamplona.

El escultor Joaquín Laforet visita a los alumnos del Colegio Santísimo Sacramento de Pamplona. CEDIDA
El escultor Joaquín Laforet visita a los alumnos del Colegio Santísimo Sacramento de Pamplona. CEDIDA

Una de las salas del colegio Santísimo Sacramento de Pamplona ha acogido una muestra de esculturas figurativas de terracota y técnica mixta de Javier Laforet para el alumnado de quinto y sexto de primaria, así como de los cuatro cursos de la ESO. El objetivo de este proyecto era que los estudiantes pudieran acercarse a contemplar las obras de arte, sensibilizar la mirada ante lo artístico, así como captar de las obras su carácter simbólico y evocador y facilitar con esa experiencia el conectar con las propias emociones del alumnado.

Las esculturas expuestas eran figuras humanas de formato medio, aproximadamente entre 20 y 40 cm de altura.

Al principio de cada una de las sesiones, Javier Laforet hizo una presentación breve de sus obras y con posterioridad el alumnado observó libremente las esculturas para finalizar con un diálogo con el autor sobre cada una de las obras. Durante el diálogo, el autor intercaló explicaciones sobre el proceso creativo, el modo de trabajo, las técnicas utilizadas, los materiales, etc. Y terminó hablando del sentido de cada obra y las emociones y sentimientos que generaban en el alumnado.

El escultor no sólo habló con el alumnado de sus obras desde un punto de vista técnico, sino que abrió la posibilidad de que las obras conectarán con el interior del alumnado sugiriendo múltiples historias y suscitando un sinfín de emociones.

A través de las obras el alumnado ha podido observar rostros doloridos, serenos, ocultos, dormidos... rostros de esperanza, de esfuerzo, de desesperación, soñadores e interrogantes. Las esculturas han evocado emociones, pasiones, miedos o esperanzas. Una maravillosa experiencia que ha fusionado el arte con la educación emocional.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los niños de un colegio de Pamplona conocen al artista Javier Laforet y se deleitan con sus esculturas