• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 13:26
 
 

PAMPLONA

El ilustre navarro con una calle, un instituto y un monumento en Pamplona que casi nadie conoce

En 2018 se cumplieron doscientos años de su nacimiento en Viana, con homenaje junto a su monumento en Pamplona.

Conmemoración del bicentenario del nacimiento de Francisco Navarro Villoslada, autor, entre otras, de la obra ‘Amaya o los vascos en el siglo VIII’. IÑIGO ALZUGARAY (3)
Conmemoración del bicentenario del nacimiento de Francisco Navarro Villoslada, autor, entre otras, de la obra ‘Amaya o los vascos en el siglo VIII’. IÑIGO ALZUGARAY.

La calle Navarro Villoslada nace en la Plaza de las Merindades y termina en la avenida de Zaragoza en el segundo ensanche de Pamplona siendo una de las más concurridas de toda la ciudad. Fue el 6 de marzo de 1936 cuando el Ayuntamiento de la capital navarra decidió dar su nombre a la calle que pasa por delante de la manzana 32 del Segundo Ensanche.

Sin embargo, pese a lo conocida que es la calle, la figura de Francisco Navarro Villoslada sigue pasando desapercibida para la gran mayoría de los pamploneses.

Natural de Viana (9 de octubre de 1818), Francisco Navarro Villoslada fue escritor, político y periodista durante el siglo XIX. Estudió filosofía y teología en la Universidad de Santiago de Compostela, pero tuvo que volver a su pueblo natal en la primera guerra carlista y luchar en el bando liberal.

En 1840 estudió leyes en la Universidad Complutense de Madrid y colaboeó con diferentes diarios y semanarios para pagarse las clases. En 1847, después de casarse con Teresa de Luna y Crespo, se estableció en Vitoria, ciudad natal de su esposa, ejerciendo de secretario del gobernador civil de Álava y de censor de teatros.

Por el partido moderado fue diputado al Congreso en tres ocasiones: por Estella en 1857-1858 y por Pamplona en 1866 y en 1867-1868. En su exilio de 1869 a 1871 ejerció como secretario personal del pretendiente Carlos VII y senador por Barcelona.

Políticamente, evoluciona desde un tímido liberalismo al carlismo. En 1872, cuando estalla la tercera guerra carlista se retira de la política activa, viene y va de Madrid a Viana y se consagra al escribir su novela histórica 'Amaya o Los vascos en el siglo VIII'.

En la obra, destaca el protagonismo de los vascos en la lucha contra el islam: deshecha la monarquía visigoda, los vascos se introducen en la religión cristiana para oponerse al musulmán, repoblando Castilla. Fallece a los 76 años en Viana el 29 de agosto de 1895.

El Ayuntamiento de su localidad natal también le dedicó una calle, la anteriormente denominada rúa de San Pedro donde nació en el número 22. En la fachada del edificio hay una placa en mármol blanco que recuerda al escritor como “Cantor de la raza vasca".

En 1918, coincidiendo con el centenario de su nacimiento, Pamplona le dedicó un monumento. Hubo festejos públicos, juegos florales y un certamen literario. La conmemoración culminó con la inauguración del monumento en los jardines de la Taconera. Al acto acudieron las dos hijas del escritor: Blanca y Petra.

Los artífices del monumento fueron el escultor Coullant Valera y el arquitecto Muguruza. Consta de un basamento pétreo sobre el que se apoya un pedestal de piedra blanca en cuya parte superior descansa el busto del escritor. A los lados están las figuras de Amaya y García Jiménez sosteniendo el escudo de Navarra.

Doscientos años de su nacimiento en Viana

Representantes del Colegio de Periodistas, la Asociación de Periodistas de Navarra, el Instituto Navarro Villoslada y el Casino Principal de Pamplona se reunieron en Pamplona el 9 de octubre de 2018 para rendir homenaje a Francisco Navarro Villoslada.

Se dieron cita junto al monumento levantado en su honor, en la rotonda frente al Hotel Tres Reyes, para reivindicar la figura del que fuera periodista, escritor y político, cuando se cumplió el bicentenario de su nacimiento.

El periodista Jesús Tanco Lerga remarcó que “ante todo fue un periodista”, al que calificó de “libre” porque “fue propietario y fundador de muchas de las publicaciones en las que escribía”. Entre estas publicaciones fundadas por Villoslada destacó El Pensamiento Español en 1860.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El ilustre navarro con una calle, un instituto y un monumento en Pamplona que casi nadie conoce