• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Bildu se opone a un proyecto minero en Navarra por ecologismo mientras tala árboles en Pamplona

Los abertzales consideran que genera una pérdida de los valores ecológicos y paisajísticos de un "tesoro natural".

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz y el alcalde de Baztan, Fernando Anbustegi, realizan declaraciones sobre el proyecto de explotación minera de Artesiaga. IÑIGO ALZUGARAY
El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz y el alcalde de Baztan, Fernando Anbustegi, realizan declaraciones sobre el proyecto de explotación minera de Artesiaga. IÑIGO ALZUGARAY

EH Bildu ha presentado sus alegaciones en contra del proyecto de explotación minera de Artesiaga, por entender que genera una pérdida de los valores ecológicos y paisajísticos de un "tesoro natural". Al mismo tiempo, el partido abertzale está ejecutando en Pamplona el proyecto de un carril bici que ha conllevado arrancar de cuajo un centenar de árboles.

Y es que Bildu se opone al proyecto minero de Magnesitas de Navarra, que dará empleo a 40 personas durante los próximos 25 años y que supondrá una fuerte inyección económica en una zona de Navarra que cada año pierde más población. 

De esta forma, han manifestado su rechazo el parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz y el alcalde de Baztán, Fernando Anbustegi, antes de registrar sus alegaciones ante el Departamento de Industria y de Transición ecológica y digital empresarial del Gobierno de Navarra.

El emplazamiento del proyecto minero es un espacio natural protegido, clasificado como suelo no urbanizable de protección, al estar incluido en la Red Natura 2000, que forma parte de la Zona de Especial Conservación “Monte Alduide”, y a su vez, estar ubicado en un monte de utilidad pública (MUP). Por ello, EH Bildu considera incompatible la ejecución de la actividad extractiva y la ausencia de impactos negativos en los hábitats y especies que alberga la ZEC.

Anbustegi ha sido muy crítico con varios aspectos de esta tramitación, en primer lugar por entender que la aprobación del Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PrSIS) lesiona el principio de autonomía municipal y autoorganización de los Ayuntamientos de Baztan y Esteribar, que son los órganos competentes y legítimos para establecer la ordenación urbanística de sus municipios.

Además, ha defendido la inviolabilidad del paraje, tanto por su valor ecológico. "Este tesoro natural que tenemos hoy en día en Erdiz se ha mantenido gracias a miles de familias que durante siglos han mantenido el pastizal con su trabajo, con su ganado", familias a las que la mina quitaría su actividad ganadera en este paraje a cambio de 40 puestos de trabajo durante 25 años.

Por su parte, Adolfo Araiz ha sido contundente contra un proyecto que "ni defiende lo que es el mundo agrícola, ni defiende los intereses ganaderos, ni defiende la naturaleza, ni respeta la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas del Valle de Baztan".

"Creemos que el Gobierno Navarra se ha posicionado en favor de los intereses de una multinacional en lugar de defender esos otros intereses que en tantas ocasiones dice plantear" y que en este caso encarnan la ciudadanía del Baztan.

Al respecto, ha incidido en que la tramitación pone en cuestión la autonomía municipal, al tramitar un proyecto de incidencia supramunicipal que quita las competencias a los ayuntamientos, lo que se suma a que no se han tenido en cuenta la opinión del vecindario al no permitir en tres ocasiones ni siquiera llevar a cabo una consulta popular para conocerla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu se opone a un proyecto minero en Navarra por ecologismo mientras tala árboles en Pamplona