• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 07:46
 
 

POLÍTICA

Toquero se niega en rotundo a la ampliación de la planta de lodos de Tudela: "Hay dudas legales"

Toquero ha instado al Gobierno de Navarra a que retire el expediente del proyecto para la ampliación de la depuradora de Tudela, al que también el consistorio de la capital ribera ha presentado alegaciones.

Comparecencia de los consejeros Óscar Chivite y José Mari Aierdi en la Comisión de Cohesión Territorial del Parlamento de Navarra para explicar el proyecto de la planta centralizada de fangos de Tudela y su impacto medioambiental en la zona, con la presencia del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero. IÑIGO ALZUGARAY
Comparecencia de los consejeros Óscar Chivite y José Mari Aierdi en la Comisión de Cohesión Territorial del Parlamento de Navarra para explicar el proyecto de la planta centralizada de fangos de Tudela y su impacto medioambiental en la zona, con la presencia del alcalde de Tudela, Alejandro Toquero. IÑIGO ALZUGARAY

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha instado este miércoles al Gobierno de Navarra a que retire el expediente del proyecto para la ampliación de la depuradora de Tudela, al que también el consistorio de la capital ribera ha presentado alegaciones.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Parlamento de Navarra, Toquero ha destacado que en el proyecto "viene una cláusula muy importante en la que aparece que se van a traer lodos externos" para su depuración en Tudela.

El Ayuntamiento, ha señalado, pidió un informe jurídico externo, que les ha sido entregado, que "plantea importantes dudas, dudas legales, en el que se plantea que la autorización ambiental que ellos dicen poseer no se correspondería con el trámite que ellos han realizado".

"El trámite que ellos han realizado es un trámite simplificado y según el informe jurídico se tenía que haber hecho un trámite ordinario", ha explicado.

Esto significa, ha agregado, que debería haber una declaración de impacto ambiental, "cosa que no existe", un exposición pública, "cosa que no se ha hecho", y un informe favorable del Departamento de Ordenación del Territorio en el que "avalara que efectivamente esta obra se puede hacer en zona inundable, en una zona no urbanizable y en una zona protegida".

Según Toquero, "nadie duda en absoluto de que este macroproyecto de duplicar la depuradora, la planta de fangos de Tudela, solo sea para ese porcentaje (de aumento de tratamiento de lodos) que nos están vendiendo desde el Gobierno de Navarra. No se lo cree nadie que en absoluto".

Por lo tanto, ha dicho, "ante la gravedad de estos hechos y que podrían ser una vulneración del propio proyecto y que fuera nulo de pleno derecho", desde el Ayuntamiento solicitan oficialmente al Gobierno de Navarra que archive el expediente y que haga una tramitación ambiental ordinaria.

Toquero ha considerado que en este caso "se ha defenestrado la opinión del Ayuntamiento de Tudela, la opinión también del Ayuntamiento de Arguedas, la opinión de Ecologistas en Acción, la opinión de Gurelur, la opinión de los agricultores".

El Gobierno de Navarra, ha zanjado, "no defiende a todos los entes o al menos no defiende a los que no somos nacionalistas, abertzales o independentistas".

NILA DEFIENDE LA PLANTA DE FANGOS DE TUDELA

El director gerente de la sociedad pública NILSA, Fernando Mendoza, ha informado en sede parlamentaria de que la planta de fangos de Tudela generará 10.489 toneladas de abono al año para aplicación agrícola, con el que se podrían abonar aproximadamente 2.000 hectáreas de cultivos en regadío extensivo.

Mendoza ha reivindicado que la Estrategia de fangos de Navarra, y específicamente el tratamiento de fangos avanzado en el sur de Navarra, "es un proyecto consolidado, respaldado por décadas de experiencia en I+D+i de NILSA, junto con la experiencia acumulada por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona en la depuradora de Arazuri”.

Asimismo, ha asegurado que “ha sido cuidadosamente planificado, con prioridades bien definidas”, entre las que ha situado la producción de biogás renovable para lograr la neutralidad energética en el saneamiento de aguas residuales en Navarra.

Y también la implementación de principios de economía circular al convertir los lodos de las depuradoras urbanas en un recurso “valioso” como abono agrícola, y un “exhaustivo” estudio de alternativas, adaptado a las condiciones específicas del territorio.

Además, ha añadido, este proyecto ha sido ampliamente desarrollado, técnicamente por los equipos de Proyectos e I+D+i de NILSA; administrativamente, con prácticamente todas las autorizaciones administrativas y ambientales obtenidas; y "financieramente sólido, con un trabajo meticuloso para asegurar la financiación, incluyendo subvenciones”.

En Navarra, el 100% de los fangos tiene como destino final su disposición en terrenos agrícolas, “cumpliendo con la economía circular y la reutilización de nutrientes como el P (fósforo), que está en la lista de sustancias prioritarias en Europa por su escasez y precio”.

El 60% se aplican tras su correcto tratamiento en Arazuri y el otro 40% es enviado a un gestor externo privado por no haber completado las instalaciones necesarias para su correcto tratamiento en las instalaciones de depuración públicas de Navarra, para su posterior uso agrícola, ha detallado Mendoza.

Según ha explicado, la Estrategia de fangos de Navarra busca tratar todos los fangos del territorio de manera avanzada, garantizando su estabilización y eliminación de materia orgánica para prevenir olores y riesgos para la salud, en un proceso transparente, asegurando la trazabilidad de los fangos, y buscando la neutralidad energética.

El objetivo del proyecto es que el tratamiento avanzado del 100% de los fagos de Navarra se realice en las dos depuradoras más grandes de la Comunidad Foral: el 60% (40.000 t/año) en Arazuri, con fangos generados en la propia depuradora y todos los del norte de Navarra; y el 40% (25.000 t/año), en Tudela, con los generados ahí y en todo el eje del Ebro.

Energéticamente, Mendoza ha afirmado que la gestión avanzada de fango de Tudela va a permitir producir 1.321.604 metros cúbicos al año de bioetano, con el que prevén generar 11,8 gigavatios-hora anuales.

En el turno de los grupos, Miguel Bujanda (UPN) ha pedido la dimisión de Mendoza: “En 35 años de NILSA nunca ha habido una situación como esta con una entidad local, siempre ha habido consenso. La gestión es un absoluto desastre”.

Javier Lecumberri (PSN) ha alabado el trabajo de los gestores de NILSA: “Son unos excelentes técnicos, nos han explicado a la perfección el proyecto”.

Por su parte, Adolfo Araiz (EH Bildu) ha considerado “aceptable” el aumento de 207 metros cúbicos de residuos a 252, y ha preguntado el motivo por el que el compost será gratuito.

Pablo Azcona (Geroa Bai) ha querido “agradecer y reconocer” el trabajo de NILSA: “Hemos sido pioneros, es un modelo a exportar y poner en primera línea de reconocimiento”.

Por el PP, Irene Royo ha criticado que “se están exponiendo las bondades del proyecto, pero hay otra parte que no”, y ha pedido que se esclarezcan las dudas que existen.

Y Daniel López (Contigo-Zurekin) ha acusado a PP y UPN de “dar muy pocos datos técnicos y mucha opinión”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Toquero se niega en rotundo a la ampliación de la planta de lodos de Tudela: "Hay dudas legales"