• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 11:20
 
 

POLÍTICA

UPN se lanza en solitario sin el PP a por las elecciones del 23-J: quieren dos diputados

Han apostado por "impedir que el independentismo plantee o se entrometa en cuestiones fundamentales o competencias de Navarra".

La candidatura de UPN a las elecciones generales presenta las líneas principales del programa que presenta la formación regionalista. PABLO LASAOSA
Alberto Catalán y María Caballero en primer término y Mario Fabo y Merche Añón en segundo, son candidatos de UPN en las próximas elecciones generales. PABLO LASAOSA

El cabeza de lista de UPN al Congreso de los Diputados, Alberto Catalán, y la número 1 de la formación regionalista al Senado, María Caballero, han afirmado que UPN defenderá "con voz propia" los intereses de la Comunidad foral en las Cortes Generales, como el Tren de Alta Velocidad, el Canal de Navarra o el desdoblamiento de la N-121-A, y que su objetivo es "acabar con el 'sanchismo' y la política sectaria que ha venido caracterizando a este Gobierno" de España.

Así lo han afirmado este jueves, en una rueda de prensa en la que han presentado las líneas principales del programa que presenta la formación regionalista, en la que han comparecido junto al resto de candidatos.

"Vamos a actuar con una posición y una voz propia dentro de las Cortes Generales, fundamentalmente con dos objetivos. El primero de ellos, acabar con el 'sanchismo' y la política sectaria que ha venido caracterizando a este Gobierno, que se ha denominado Frankenstein y que ha contado con el apoyo a lo largo de toda la legislatura de Bildu y del independentismo", ha afirmado Catalán.

El segundo de los objetivos de UPN, según Catalán, es "exigir la financiación de aquellas infraestructuras, de aquellos proyectos de futuro y también de progreso para la comunidad", como el Tren de Alta Velocidad, del Canal de Navarra, la construcción de la segunda fase de dicho canal, el desdoblamiento de la N-121-A, la autovía a Madrid y la continuidad de la gratuidad de la autopista de Navarra. A ello se sumaría "la recuperación del patrimonio histórico artístico de nuestra comunidad y la financiación de centros tecnológicos".

"En definitiva, lo que pretendemos y defendemos es la libertad frente a la imposición y al sectarismo que ha caracterizado al 'sanchismo' a lo largo de estos cuatro años", ha señalado, tras apuntar que "junto a ello, es evidente que vamos a seguir defendiendo los principios recogidos en nuestros programas electorales y en nuestras ponencias de UPN".

Entre estos principios, Catalán ha citado "la defensa de la identidad de Navarra como comunidad diferenciada, con instituciones propias, indivisible, integrada en la nación española y solidaria con todos sus pueblos" o la supresión de la disposición transitoria cuarta, además de "poner en valor la aportación que ha tenido Navarra al conjunto del desarrollo y del progreso de nuestro país, fundamentalmente a través de un instrumento solidario como es el convenio económico, que nos comprometemos a seguir defendiendo de los ataques y de los menosprecios que se puedan llevar a cabo por parte de dirigentes nacionales o de otras organizaciones autónomas".

Por otro lado, ha apostado por "impedir que el independentismo y aquellas formaciones políticas que no tienen representación en el Congreso a través de Navarra planteen o se entrometan en cuestiones fundamentales o competencias de nuestra comunidad". "En esa línea, ha subrayado que "vamos a defender la asunción de competencias en materia de investigación, desarrollo e innovación y también en políticas de becas"

También ha defendido "la libertad de educación" para "que los padres podamos elegir la educación que queremos para nuestros hijos", que "se sigan financiando aquellos centros educativos independientemente del modelo educativo que se plantee en los mismos, la atención a la diversidad, la política de becas y el aprendizaje de lenguas extranjeras, fundamentalmente inglés".

Catalán, además, ha remarcado la importancia de adoptar "las medidas pertinentes para acabar con los libros de texto y con aquellos soportes didácticos que van en contra de los principios recogidos en la Constitución y en contra de la realidad institucional de nuestra comunidad". "Hablando de libertad, también seguimos considerando que es imprescindible modificar la normativa vigente a la hora de impedir el homenaje a los asesinos de ETA y el enaltecimiento de la propia banda terrorista ETA", ha añadido.

Por otro lado, ha apuntado que "vamos a seguir defendiendo la presencia de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil en las carreteras navarras" y que "somos partidarios de derogar la ley de memoria democrática aprobada con el pacto entre Bildu y el Partido Socialista, que obvia una parte muy importante de nuestra democracia como es todo aquello que tiene que ver con la bandera terrorista ETA y, sobre todo, pone en duda la transición de nuestro país a la democracia".

En materia de vivienda, ha defendido la derogación de la ley de vivienda, fundamentalmente porque "no dota ninguna medida para la ocupación ilegal de la vivienda, no hace un reconocimiento claro de la propiedad privada", y porque "invade competencias de Navarra".

En respuesta a los medios de comunicación, Catalán ha afirmado que "el único partido político que es capaz de sumar mayor número de votos del centro-derecha de nuestra comunidad es UPN". "Por lo tanto, si sacamos dos diputados, nosotros ya nos hemos comprometido que votaremos a favor de la investidura del señor Núñez Feijóo -presidente del PP-, y por lo tanto, aportaremos esos votos de Navarra para cambiar el Gobierno", ha señalado, tras destacar "esa exigencia a Feijóo de que, si sale elegido presidente, que cumpla con las necesidades que tiene la Comunidad foral de Navarra".

Por su parte, María Caballero ha afirmado que "vamos a trabajar en medidas concretas y vamos a ser la voz de todos los navarros en Madrid, siempre en defensa de los intereses de aquí, no vamos a someter nuestros intereses a otros intereses partidistas superiores que pueden tener otros partidos".

En este sentido, Caballero ha indicado que UPN defenderá las cuestiones "que sabemos que son interesantes para los navarros y que dependen del Gobierno de España". "Seguiremos siendo los portavoces, en las Cortes Generales, de las inquietudes y demandas de todas las asociaciones del tercer sector, o sea, asociaciones sociales de Navarra, que tienen muchas necesidades y que muchas veces no se les escucha", ha apuntado.

Entre otros aspectos, ha remarcado que "seguiremos insistiendo, al igual que lo hacemos aquí en Navarra, por un plan nacional de prevención del suicidio", y que defenderán un sistema "con pensiones dignas", así como "los intereses del sector de la autonomía y del transporte", como la implantación de la planta de baterías dentro de la factoría de Volkswagen Navarra. Asimismo, ha apostado por un plan nacional de empleo juvenil "que ponga fin a toda la huida de nuestros talentos y de nuestros jóvenes de nuestro país".

En materia de economía, ha apostado por "garantizar, a través de la normativa correspondiente, medidas y ayudas que faciliten el establecimiento del emprendimiento, la defensa del autónomo y de agricultores y ganaderos". "Defenderemos un incremento de las coberturas de los seguros agrarios, una apuesta decidida por las energías renovables y también tratar la situación de estas 9.000 familias navarras que invirtieron en energías renovables y que luego se cambió la normativa, incumpliendo lo que estaba aprobado, y la mejora de las conexiones aéreas y ferroviarias de Navarra con puntos de interés económico y empresarial", ha dicho.

Por otro lado, ha afirmado que defenderán "el desarrollo de las vías verdes a lo largo de la comunidad foral y la limpieza y adecuación de los cauces de los ríos", así como la construcción de la pista cubierta de atletismo en Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN se lanza en solitario sin el PP a por las elecciones del 23-J: quieren dos diputados