• sábado, 13 de julio de 2024
  • Actualizado 10:58
 
 

REVISTA

El particular encierro de San Fermín de Luis Miguel por la Estafeta antes de su concierto en Pamplona

La estrella mexicana protagonizó la anécdota de su paso por Pamplona cuando salió del hotel en el que se alojaba rumbo al Navarra Arena

La comitiva de coches que trasladaron a Luis Miguel desde un céntrico hotel de Pamplona hasta el navarra Arena por la calle Estafeta. TWITTER
La comitiva de coches que trasladaron a Luis Miguel desde un céntrico hotel de Pamplona hasta el navarra Arena por la calle Estafeta. TWITTER

Dicen que en privado Luis Miguel no tiene nada que ver con la imagen que proyecta de estrella mundial 'endiosada', excéntrica, reservada y en ocasiones iracunda.

De lo que no hay duda es que se trata de una estrella mundial y que sus exigencias para sus conciertos de la gira española, (al margen de lo caro de sus entradas) son cuando menos, curiosas. El Rey Sol siempre pide que en su camerino no falte el tequila de una marca concreta, que dicen que es el mejor del mundo, una licuadora, varias canastas de frutas y vegetales para hacerse zumos, una tabla para cortarlas y un cuchillo afilado, y docenas de botellas de agua de una marca concreta.

Todo ello al margen de las exigencias mobiliarias de un número mínimos de metros cuadrados de camerino, el color de los sofás y, en ocasiones, hasta el color en el que deben estar pintadas las paredes.

Lo que probablemente no eligió Luis Miguel para dar su concierto en Pamplona fue convertirse en protagonista de un encierro de San Fermín. No existen declaraciones públicas del astro mexicano sobre su opinión de las fiestas de Pamplona o si conocía que el hotel en el que estaba alojado tiene balcones a la calle Estafeta.

Tampoco si ha estado en Pamplona en San Fermín de incógnito, o si ha corrido un encierro, pero este miércoles, se vio atrapado en uno, de manera involuntaria.

Hasta una docena de coches de alta gama fueron a recoger a Luis Miguel y su séquito a la puerta trasera del hotel, en la calle Estafeta.

El inusual tránsito de coches en procesión, como si fuera los velocísimos toros de Cebada Gago, en fila de a uno por la Estafeta, llamó poderosamente la atención de los ciudadanos que contemplaban atónitos que era Luis Miguel el que se montaba en uno de los coches para trasladarse hasta el Navarra Arena. Tal vez se sintió como un Miura un domingo de San Fermín a las ocho de la mañana.

Aquí está el vídeo del momento:  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El particular encierro de San Fermín de Luis Miguel por la Estafeta antes de su concierto en Pamplona