• lunes, 17 de junio de 2024
  • Actualizado 20:40
 
 

revista

Amarga baja la muerte del bajo

Dani Ulecia, bajista del grupo pamplonés "El columpio asesino". DANIEL FERNÁNDEZ

"Ha fallecido Dani Ulecia, el bajista de El columpio asesino y yo me acuerdo de una época de Pamplona en la que crecí y me divertí. Una época, los 90 y principios del tercer milenio, donde bullía una escena musical tan interesante como minoritaria".

Cachitos es ya solo polvo de escombrera

descarga

"De repartir estopa a todo Cristo con sus célebres rótulos en sus primeros tiempos, se han especializado en darle de hostias solo a la oposición, a los que no tienen poder, cuidando del régimen sanchista como ese lacayo que mima, hasta el empalague, a su señorito porque es quien le paga"

El Melendi más canalla revienta el Navarra Arena: las mejores fotos de su concierto en Pamplona

Concierto de Melendi, dentro de su gira “20 Años Sin Noticias”, en el pabellón Navarra Arena de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Con un público entregado, con ganas de bailar y de cantar, Melendi lo tuvo fácil para triunfar en la noche de este viernes en el Navarra Arena. Casi 12.000 gargantas coreando sus grandes éxitos y una sensación de disfrute generalizada conmemorarando sus '20 Años Sin Noticias'. Un Melendi cercano que repasó lo más popular de se extensa discografía se metió en el bolsillo a sus seguidores de toda Navarra.

Las 500 noches de Joaquín Sabina encandilan al entregado público del Navarra Arena

Primero de los dos conciertos de la gira ‘Contra todo pronóstico’ de Joaquín Sabina en Pamplona, en un abarrotado pabellón Navarra Arena con las entradas agotadas. IÑIGO ALZUGARAY

El concierto duró mucho más de "lo que duran dos peces de hielo en un whiskey on the rocks". La voz rasgada de Joaquín Sabina emocionó a un entregado Navarra Arena que vibró al ritmo de los clásicos del ubetense. "Porque el amor, cuando no muere mata", Pamplona respondió a la llamada del "Pirata cojo", que por la "Calle Melancolía", disfrutó de lo lindo de la "Princesa", no la que habita en "El boulevard de los sueños rotos, sino la de "Lágrimas de Mármol". Y a Pamplona le "dieron las 10, y las 11 y la 1...".