• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 11:51
 
 

SOCIEDAD

El derribo de un antiguo frontón en una localidad de Navarra que obliga a cerrar las piscinas

La infraestructura quedó seriamente dañada por unas inundaciones y varios informes advierten de la peligrosidad que entraña.

El frontón resultó seriamente dañado en unas inundaciones. CEDIDA
El frontón resultó seriamente dañado en unas inundaciones. CEDIDA

El Ayuntamiento de Tudela iniciará este lunes el derribo parcial del frontón CD de Ribotas. Una infraestructura que data de 1957. Lo hace a la vista de los resultados de la memoria técnica encargada por el Área de Deportes  tras un primer informe en el que se pedía conocer con exactitud la patología existente en el frontón. Fue duramente dañado en la última avenida del Ebro.

Tras el cierre y vallado del frontón por razones preventivas debido a la valoración del  primer informe, las conclusiones de la  memoria elaborada por Cima Ingenieros SLU y recibida a principios de esta misma semana, han hecho tomar la decisión de derribar por completo la pared lateral del frontón y, en el caso del frontis, de forma parcial, a una altura aproximada de tres metros.

Estas actuaciones tendrán una duración de entre cinco y diez días, y obligarán a cerrar el complejo de Ribotas en ese tiempo, a excepción del edificio principal.

Se estima que la reapertura para la práctica de todas las disciplinas deportivas y las piscinas tenga lugar el 24 de junio como fecha tope, aunque no se descarta que pueda ser antes. En estos plazos se contemplan, además del derribo propiamente dicho, las labores posteriores de limpieza, llenado de los vasos, tratamiento del agua y analíticas sanitarias pertinentes.

En cuanto a la temporada de piscinas, continuará con total normalidad en los otros dos complejos deportivos municipales (Ciudad de Tudela y Clara Campoamor), que abrirán el 10 de junio, como estaba previsto.

El frontón de Ribotas data de 1957 y solo ha sido objeto de una reforma parcial en 1995. Un primer informe encargado por el Ayuntamiento de Tudela tras la aparición de grietas en la infraestructura ya apuntaba defienciencias que podrían afectar a corto y medio plazo las condiciones de estabilidad de la misma (estructura y cimentación).

A raíz de dichos resultados, se cerró de forma preventiva la zona, a la espera de un nuevo informe recibido esta semana y cuyas conclusiones han llevado a la decisión de un derribo parcial que garantice la seguridad de los usuarios de Ribotas y no interfiera en la inminente temporada de piscinas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El derribo de un antiguo frontón en una localidad de Navarra que obliga a cerrar las piscinas