• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 09:23
 
 

SOCIEDAD

Los padres del pamplonés Diego Salvá, asesinado por ETA, recuerdan a su hijo en el aniversario

El asesinato de Diego Salvá nunca se ha resuelto y los criminales que acabaron con su vida nunca han pagado por ello. 

Antonio Salvá (i), padre del Guardia Civil asesinado Diego Salvá, Marga Proens (2i) presidenta del Govern Balear, Montse Lezáun (2d), madre del Guardi Civil asesinado Carlos Sáenz y Juan Antonio Amengual (d), alcalde de Calviá, durante el acto de homenaje a los dos guardias civiles asesinados Diego Salvá y Carlos Sáenz en atentado terrorista de ETA en el 14 aniversario de su muerte en Palmanova, Calviá, Islas Baleares. EFE/ Miquel A. Borràs
Antonio Salvá (i), padre del Guardia Civil asesinado Diego Salvá, Marga Proens (2i) presidenta del Govern Balear, Montse Lezáun (2d), madre del Guardia Civil asesinado Carlos Sáenz y Juan Antonio Amengual (d), alcalde de Calviá, durante el acto de homenaje a los dos guardias civiles asesinados Diego Salvá y Carlos Sáenz en atentado terrorista de ETA en el 14 aniversario de su muerte en Palmanova, Calviá, Islas Baleares. EFE/ Miquel A. Borràs

El Ayuntamiento de Calvià (Mallorca) ha rendido homenaje este domingo al pamplonés Diego Salvá Lezaun y al burgalés Carlos Sáenz de Tejada, los dos guardias civiles asesinados por ETA el 30 de julio de 2009 en Palmanova, la últimas víctimas mortales de la banda terrorista en España.

El crimen de Diego Salvá y de Carlos Sáenz de Tejada nunca se ha resuelto y los asesinos de ETA-Batasuna que causaron el crimen nunca han pagado por ello tras las negociaciones entre Zapatero y los terroristas. 


A este 14 aniversario, celebrado ante la placa que recuerda el crimen, han asistido los padres de Salvá; la delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo; el alcalde de Calviá, Juan Antonio Amengual; la presidenta de Baleares, Marg Prohens, y el presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, así como el comandante general de Baleares, Fernando Gracia Herreiz, entre otras autoridades.

El acto se ha celebrado en la calle Diego Salvá, de Palmanova, en el municipio de Calviá, donde el 30 de julio de 2009 ETA hizo estallar una bomba lapa que acabó al instante con la vida de los dos jóvenes guardias civiles.


Casi ocho meses después, en marzo de 2010, ETA cometió su último atentado mortal, en Francia, donde asesinó al gendarme Jean-Serge Nérin en el transcurso de un tiroteo.

El alcalde de Calvià ha pronunciado este domingo un discurso en el que ha pedido no olvidar a "nuestros muertos" y en el que ha reclamado la "memoria para defender" la democracia y a la sociedad de los que "atentan" contra la vida y la Constitución Española.


También han estado presentes representantes de diferentes asociaciones ciudadanas, miembros de la sociedad civil y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de la Policía Local de Calvià, además de ciudadanos anónimos.

Los padres de Diego Salvá han depositado un corona de flores junto a la placa conmemorativa y el acto ha concluido con la interpretación del himno de la Guardia Civil. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los padres del pamplonés Diego Salvá, asesinado por ETA, recuerdan a su hijo en el aniversario