• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 07:41
 
 

SOCIEDAD

La coqueta hospedería en un pueblo de Navarra recóndito, que encandila con su cocina y un bello secreto

Es un lugar ideal para desconectar, disfrutar de la naturaleza y degustar los suculentos platos del restaurante. 

Hospedería Santa Fe. CEDIDA
Hospedería Santa Fe. CEDIDA

De trabajar en los restaurantes más prestigiosos de Navarra a gestionar su propia hospedería en un recóndito pueblo. Esta es la historia de Fran Fernández, vecino de Orcoyen, y su socio, el sangüesino Alberto Cenoz. Desde hace tan sólo unos meses gestionan la Hospedería Santa Fe en Epároz, un pequeño pueblo que pertenece al valle de Urraúl Alto

La Hospedería Santa Fe, más allá de ser un lugar ideal para disfrutar de un fin de semana de descanso y desconexión, esconde el secreto mejor guardado de este valle: el conjunto monumental de Santa Fe, declarado Bien de Interés Cultural. 

Dentro de la Hospedería Santa Fe se puede visitar la basílica que lleva el mismo nombre. Su fundación data de la Edad Media y es una de las edificaciones más significativas del románico tardío en Navarra. Llama especialmente la atención su claustro del siglo XVII

Además, dentro de este alojamiento también se encuentra un espectacular hórreo del siglo XV, que forma parte de los 22 hórreos que quedan en Navarra. Estaba destinado a almacenar y conservar los alimentos. 

Hospedería Santa Fe. CEDIDA
Fran Fernández y Alberto Cenoz en la Hospedería Santa Fe de Epároz. CEDIDA

Al conocer el encanto de este rincón en Navarra, el chef Fran Fernández no lo dudó y decidió asumir la gestión de la hospedería, que lleva en marcha año y ahora ha cambiado de dueños. "Me enteré a través de la amiga de una amiga de la existencia de este lugar", recuerda. Fernández llevaba ya un tiempo buscando un proyecto para emprender y quedó prendando por "el encanto" de la Hospedería Santa Fe

Pronto encontró a su socio y a los dos les pareció bien potenciar el restaurante y tomar las riendas de este alojamiento que ya tenía cierta clientela habitual, lo que les daba algo de seguridad. "Era una forma relativamente fácil de empezar. El hotel y el restaurante llevan funcionando desde el 2007", puntualiza. Así las cosas, se pusieron al frente de la Hospedería Santa Fe a finales de julio

"El hotel funcionó muy bien hasta la pandemia, pero el concepto del restaurante no se tocaba mucho", explica Fernández, quien vio la oportunidad de apostar por una cocina "más seria". El restaurante está abierto los fines de semana (de viernes a lunes al mediodía). "Puede venir todo el mundo, no sólo es para los huéspedes", asegura el chef, aunque recomienda reservar. 

Fernández tiene más de 15 años de trayectoria en restaurantes de alto nivel, como el restaurante del Palacio de Guendulain y el Molino de Urdániz. De ahí su apuesta por una oferta gastronómica centrada en el producto. "Quiero que se reconozca el trabajo que hay detrás de cada plato y la calidad", comenta. 

Hospedería Santa Fe. CEDIDA
La Hospedería Santa Fe está rodeada de naturaleza. CEDIDA

Aunque trabaja, principalmente, con carta, Fernández ha preparado un menú para los huéspedes del hotel.  "Casi todos los huéspedes comen en el restaurante y el feed back que estamos teniendo es muy positivo", agradece. 

Además, en el bar tienen otra oferta "algo más informal", centrada en el picoteo: "Es ideal para las personas que vienen a la zona a dar un paseo por el monte, o visitan la basílica y el hórreo, y quieren una comida más rápida", sugiere el chef. 

En el Hotel han recibido estas semanas a muchos turistas de Cataluña y de Madrid. "Al final, de toda España", especifica Fernández. Y también a muchos navarros que buscaban unos días de desconexión sin irse muy lejos de casa. 

Precisamente, eso es lo que buscan la mayoría de sus clientes: "desconexión y tranquilidad". Y en la Hospedería Santa Fe lo encuentran. "Es un sitio aislado, sin ruidos y sin contaminación lumínica", pone en valor Fernández. Y subraya, que los que buscan compatibilizar estos días de relax con hacer algo de turismo también encuentran opciones: "A menos de media hora en coche tienes multitud de atractivos turísticos". 

Hospedería Santa Fe. CEDIDA
Interior de la Hospedería Santa Fe en Epároz. CEDIDA

La acogida del hotel también está siendo buena: "Estamos muy contentos", asegura Fernández. Y hace hincapié en que el mes de agosto ha tenido "unos números de ocupación bastante elevados". 

Aunque el nuevo negocio de estos dos socios se asienta sobre el de los anteriores propietarios, Fernández remarca que han hecho una puesta a punto: "Hemos actualizado la decoración del hotel y el restaurante. Esto llevaba funcionando muchos años y había muchas cosas que se habían quedado un poco obsoletas", explica. 

Ahora mismo, el equipo de la Hospedería Santa Fe lo conforman los dos socios y una trabajadora a tiempo completo. Además, tienen previsto incorporar muy pronto a otra persona a media jornada. "Necesitamos ayuda con el restaurante", reconoce el chef, muy satisfecho con la acogida de su propuesta gastronómica.

Y ensalza la oportunidad que puede llegar a suponer para el valle un negocio como el suyo: "A la hora de contratar gente intentamos buscar a personas que residan en la zona". Sin embargo, el hecho de formar parte de uno de los valles más despoblados de Navarra no ayuda. Por el momento, han tenido que contratar a gente de fuero, pero los socios no tiran la toalla. "Esperamos dar trabajo en el futuro a algún vecino de la zona". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La coqueta hospedería en un pueblo de Navarra recóndito, que encandila con su cocina y un bello secreto