• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 14:17
 
 

SALUD

Identifican en Navarra una molécula que activa el sistema inmune para luchar contra el cáncer

Investigadores del CIMA demuestran en modelos animales que los aptámeros de CD3 estimulan la expansión de linfocitos T durante la terapia celular adoptiva.

Dr. Fernando Pastor, investigador principal del Grupo de Aptámeros del Cima. CIMA
Dr. Fernando Pastor, investigador principal del Grupo de Aptámeros del Cima. CIMA

Investigadores del Cima Universidad de Navarra han identificado una molécula que promueve la activación del sistema inmune para hacer frente al cáncer. El estudio, realizado en modelos animales, demuestra que los aptámeros de CD3 estimulan la expansión de linfocitos T de forma específica, por lo que se podrían emplear para mejorar las terapias celulares adoptivas tipo TIL.

La terapia celular adoptiva en cáncer consiste en transferir al paciente células del sistema inmune que han sido seleccionadas y mejoradas en el laboratorio para que den lugar a una respuesta inmune “adoptiva” (no natural) más eficiente contra el tumor.

Un ejemplo de terapia adoptiva son los TIL. Se basan en expandir linfocitos naturales reactivos de tumor. El problema de este tipo de terapias radica en la limitada capacidad de expansión de estos TIL, por lo que se suelen emplear compuestos que inducen una alta capacidad de división sin preservar la especificad antigénica de los linfocitos. 

“Los aptámeros (o ácidos nucleicos estructurados) son moléculas seleccionadas a través de un proceso de evolución artificial en el laboratorio. Nuestro trabajo confirma que estos aptámeros nos permiten expandir los linfocitos manteniendo su especificidad antitumoral sin necesidad de modificarlos genéticamente, como ocurre con las CAR-T”, explica el Dr. Fernando Pastor, investigador principal del Grupo de Aptámeros del Cima y director del estudio.

Prueba de concepto para su aplicación clínica

Los aptámeros de CD3 actúan como mensajeros especializados que se unen a receptores de unas células muy importantes en el sistema inmune: los linfocitos T. “Estos linfocitos son los guardianes de nuestro sistema inmunológico y, para que se activen y hagan su trabajo en la lucha contra el cáncer, necesitan recibir unas señales precisas. Aquí es donde entran en juego estos aptámeros de CD3. Actúan como llaves que encajan perfectamente en el receptor de los linfocitos T, de manera que desencadenan su activación y permiten que reconozcan y eliminen las células tumorales más eficientemente”, aclara el Dr. Pastor. Los resultados se han publicado en la revista científica Molecular Therapy-Nucleic Acids.

Este trabajo, financiado con fondos de la Unión Europea a través de los programas Horizonte 2020, se ha realizado como prueba de concepto en modelos animales de ratón. Según el investigador del Cima, “el siguiente paso es valorar si este tipo de agente terapéutico también puede servir para reactivar y expandir TIL humanos y así aplicarlos en terapias adoptivas en pacientes”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Identifican en Navarra una molécula que activa el sistema inmune para luchar contra el cáncer