• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 20:37
 
 

SOCIEDAD

Pamplona, Burlada, Huarte y Valle de Egüés llegan a un acuerdo para coordinar la seguridad en Ripagaina

Las policías municipales de cada localidad colaborarán y se complementarán en acciones preventivas y ante posibles delitos.

Ripagaina. IÑIGO ALZUGARAY
Ripagaina. IÑIGO ALZUGARAY

Los ayuntamientos de Pamplona, Burlada, Huarte y Valle de Egüés han firmado un convenio de colaboración en materia de seguridad ciudadana para atender las necesidades de Ripagaina, un desarrollo urbanístico que depende de los cuatro municipios.

El objetivo, con este acuerdo, es coordinar las acciones de las distintas policías municipales, "desde la lealtad institucional", para compartir información, cooperar y ofrecer un servicio complementario en materia de seguridad para el barrio. Una de las claves del convenio pasa por ofrecer una respuesta policial en menos de 5 minutos ante una incidencia.

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Labairu, y el jefe de Policía Municipal, Manuel Iribarren, han informado de los detalles de este convenio a la corporación municipal en la Comisión de Presidencia celebrada este martes.

Cada una de las policías de los cuatro municipios contará con una persona como responsable técnica encargada de gestionar y delimitar las acciones que vayan a llevarse a cabo en los distintos ámbitos. De hecho, se ha acordado colaborar en ámbitos como la convivencia, la percepción de seguridad, el civismo, la movilidad, el ocio, la prevención de delitos y el apoyo a víctimas vulnerables.

En este sentido, según ha informado el Consistorio en una nota, se ha establecido un protocolo para compartir información de forma recíproca, sobre aquellos hechos delictivos y problemas de convivencia que puedan tener trascendencia para el barrio.

El convenio prevé tres tipos de situaciones, que requieren acciones distintas: proactivas, reactivas y de emergencia. En este sentido, se plantea una actitud proactiva de las distintas policías municipales, de forma que exista una presencia activa en el barrio, mediante patrullajes diarios, y que realice inspecciones en establecimientos y se reúna con el tejido asociativo de Ripagaina para conocer sus demandas y sus inquietudes.

También se reforzará la labor de vigilancia y control de la movilidad, para garantizar el tránsito peatonal y la coexistencia de vehículos, bicis y peatones. Asimismo, se realizarán campañas de protección del mobiliario urbano y se prestará atención a menores, mayores y a la promoción de la igualdad de la mujer.

En cuanto a la acción reactiva de la policía ante delitos y conductas incívicas, cada cuerpo policial desarrollará un despliegue coordinado en su zona de acción para abordar delitos contra el patrimonio, como hurtos y robos, delitos contra la libertad sexual, contras la personas o contra la salud pública.

El convenio prevé la necesidad de intensificar el intercambio de información entre los cuatro municipios para contar con datos en tiempo real que ayuden a atajar este tipo de acciones delictivas en coordinación entre los distintos cuerpos.

Por su parte, ante situaciones de emergencia, las distintas policías podrán dar apoyo al municipio donde ocurran los hechos, siempre atendiendo al requerimiento de esa localidad.

La actuación quedará fijada conforme a los protocolos que se van a ir elaborando, en torno a distintas materias como catástrofes, explosiones, accidentes múltiples o acciones terroristas. El convenio cuenta con una vigencia de un año, que podrá ser prorrogable anualmente.

PROPUESTAS PARA MEJORAR LA MOVILIDAD EN RIPAGAINA

El convenio ahora suscrito plantea, además, una serie de propuestas y necesidades para mejorar la movilidad en Ripagaina. La primera de ellas pasa por contar con una ordenanza de movilidad común, de establezca unas líneas clave tanto para peatones y ciclistas como para tráfico rodado.

En la actualidad, las normas de circulación de unos y otros varían son distintas en los cuatro municipios que componen en barrio, de forma que éstas varían de una calle a otra.

Al margen de unas reglas básicas comunes, el convenio aborda la necesidad de plantear la construcción de un carril bici "seguro", que posibilite desplazamientos desde Ripagaina hasta el centro de los cuatro municipios a los que pertenece, garantizando un enlace ciclable intermunicipal, y la conexión tanto con el polígono de Areta como con la Ciudad de la Innovación.

Como complemento a ese carril bici, se plantea la recomendación de implantar estaciones de alquiler de bicicletas en Ripagaina y en el resto de municipios interesados.

Por último, se recomienda, asimismo, mejorar el servicio de transporte urbano, mediante un estudio para la implantación de nuevas paradas de autobús y taxi en lugares estratégicos, para lo que sería fundamental la implicación de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona, Burlada, Huarte y Valle de Egüés llegan a un acuerdo para coordinar la seguridad en Ripagaina