• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 10:23
 
 

SOCIEDAD

El precioso pueblo de Navarra de 18 habitantes que tiene un grave problema: "Necesitamos ayuda"

Sus vecinos pelean por que no se convierta en un despoblado y conviven diariamente con un problema que ellos solos no pueden solucionar.

Colle del pueblo de Ustés, en Navarra. CEDIDA
Calle del pueblo del antiguo almirantío de Ustés, en Navarra. CEDIDA

Ustés es un pequeño pueblo de Navarra cerca de Navascués, que, como muchos otros, atesora una riquísima historia entre sus muros de piedra. En la actualidad apenas tiene 18 habitantes, pero en otra época fue un almirantío próspero, situado en un enclave estratégico del Reino de Navarra y con fértiles tierras que le ha permitido llegar con vida a la actualidad. En sus calles se respira la tranquilidad y pese a que tiene casi 10 siglos de vida, el tiempo parece haberse detenido hace cien años.

Sus vecinos pelean por que no se convierta en un despoblado más de Navarra, y conviven diariamente con un problema que ellos solos no pueden solucionar.

Y es que las redes de saneamiento y abastecimiento bajo el bello empedrado suelo de sus calles están cerca de cumplir un siglo de vida. La red de agua es de fibrocemento, que es un material que puede dar lugar a envenenamientos por amianto y que por envejecimiento sufre continuas roturas. La red de saneamiento es de gres, un material propenso al desgaste y que favorece las fugas que están provocando situaciones de contaminación de suelos y viviendas.

Además, el pavimento de las calles del pueblo es de canto rodado y está protegido por la normativa urbanística, por exigencia de la Institución Príncipe de Viana por su gran valor histórico y patrimonial navarro.

Así pues, además de bonito, Ustés es uno de los pocos pueblos de Navarra en el que todas sus calles son de canto rodado y deben ser repuesto en su estado original, una vez realizadas las zanjas para los servicios, lo que encarece enormemente las obras.

Los vecinos han tratado de renovar las redes de saneamiento y abastecimiento, pero el presupuesto de las obras asciende a 1,4 millones de euros; una cantidad que sus bolsillos, ni los del Concejo, pueden asumir; por eso, hace tres años pidieron ayuda al Parlamento de Navarra.

Los miembros de la comisión correspondiente del Parlamento estuvieron entonces en una visita en esta bella localidad, pero parece que fue una jornada rupestre pagada a nuestros políticos con el dinero de todos porque, de lo que se comprometieron a hacer entonces, a día de hoy no hay nada de nada.

Por este motivo, responsables del Concejo de Ustés solicitaron una nueva sesión de trabajo en la Cámara con la Comisión de Cohesión Social y Medioambiente del Parlamento de Navarra, donde volvieron a plantear el viejo problema.

En dicho encuentro, que tuvo lugar el pasado martes 19 de marzo, volvió a salir la limitante normativa del Plan de Inversiones Locales, que solo permite que Ustés reciba un máximo de medio millón de euros de subvención. Por consiguiente, como dicen desde el Concejo, "es imposible que Ustés aborde las obras necesarias".

De nuevo, todos los Grupos parlamentarios se mostraron favorables a abordar las modificaciones oportunas de la Ley del Plan de Inversiones Locales que permitan la financiación de obras de pavimentación y redes de abastecimiento y saneamiento, en pueblos pequeños como Ustés, que no tienen capacidad económica para hacer frente a dichas inversiones.

Asimismo, todos los grupos parlamentarios consideraron que esta situación también se puede dar en otros pueblos pequeños y que son obras necesarias para abordar la cohesión territorial y el riesgo de despoblación de estos pueblos de poca población.

Ahora sólo queda que cumplan lo prometido y lo hagan. Mientras tanto, los pocos vecinos que quedan en este bucólico pueblo seguirán peleando por mantener con vida esa Navarra rural que necesita de todos para seguir viviendo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El precioso pueblo de Navarra de 18 habitantes que tiene un grave problema: "Necesitamos ayuda"