• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 13:19
 
 

SOCIEDAD

El tiempo desapacible no frena las visitas al cementerio ni el tradicional homenaje a un músico pamplonés

Los camposantos de Navarra han estado repletos de visitantes durante toda la mañana de este miércoles. 

La alcaldesa, Cristina Ibarrola, y miembros de la corporación municipal, participan en el tradicional responso en memoria del músico Pablo Sarasate, coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, en el mausoleo del violinista pamplonés en el cementerio Municipal de San José de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
La alcaldesa, Cristina Ibarrola, y miembros de la corporación municipal, participan en el tradicional responso en memoria del músico Pablo Sarasate, coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, en el mausoleo del violinista pamplonés en el cementerio Municipal de San José de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La lluvia, humedad y tiempo desapacible acompañan en Navarra en esta festividad de Todos los Santos a la tradición de visitar a familiares y allegados ya fallecidos en los cementerios. Los camposantos han estado este miércoles repletos de personas que han acudido provistas de flores y otros elementos.

En Pamplona a esta tradición común se suma la protagonizada por la corporación municipal, que encabezada por la alcaldesa, Cristina Ibarrola, ha participado en el homenaje al músico Pablo Sarasate, hijo predilecto de la ciudad.

Ante su mausoleo ediles de todos los grupos con representación municipal han asistido al minuto de silencio y el rezo de un responso, que también se dedica a todas las personas enterradas en el camposanto.

Después, Ibarrola ha colocado en el mausoleo del reconocido violinista una corona de flores blancas con una cinta verde y la leyenda “El Excmo. Ayto. de Pamplona a su hijo predilecto D. Pablo Sarasate y Navascués-Iruñeko Udal Txit Gorenak bere seme kutunari, Pablo Sarasate y Navascues jaunari”.

Además, en este 600 aniversario el Ayuntamiento de Pamplona ha entregado la medalla conmemorativa de este aniversario a la familia del compositor, un obsequio que ha recogido su biznieto Miguel Rodriguez Trias.

Tras el acto de homenaje, se ha celebrado una misa en la parroquia de San Nicolás organizada por la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia.

Los actos, con diferentes protagonistas y particularidades, se han replicado en cementerios de toda la Comunidad foral, donde la nota común es la de cumplir con la tradición de visitar, con flores y algunas velas, a los fallecidos, en una jornada en la que los camposantos bullen de actividad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El tiempo desapacible no frena las visitas al cementerio ni el tradicional homenaje a un músico pamplonés