• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El restaurante con las mejores vistas de Pamplona y una lubina salvaje que hace la boca agua

Es el primer 'sky bar' de Pamplona y también organiza eventos como bodas o cumpleaños. 

Ana Gorostiza, de Restaurante El Buho, en la calle Descalzos 56-58 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Ana Gorostiza posa en la terraza norte del restaurante El Búho, en la calle Descalzos de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Restaurante El Búho de Pamplona tiene pocos competidores en lo que a vistas se refiere. No en vano, estamos en el primer 'sky bar' de la capital navarra. Ana Gorostiza abrió este restaurante, junto a su otros tres socios, hace ya siete años. En septiembre de 2017 para ser más exactos. Desde entonces, este rincón escondido en la tercera planta del edificio del ascensor de Descalzos ha cautivado a los clientes con las dos terrazas del establecimiento, la atmósfera acogedora del comedor y la cocina de autor

Reconoce a Navarra.com que, cuando los socios se plantearon abrir un local de hostelería en Pamplona, buscaban algo "muy diferente". Por eso, la idea de montar el primer 'sky bar' de Pamplona les resultó sugerente. El local de Descalzos era perfecto para llevarla a cabo, ya que cuenta con dos terrazas. La más espectacular es la que está orientada al norte. Cuenta con unas increíbles vistas panorámicas del río Arga y el barrio de la Rochapea. "Es muy peleona. El tiempo no siempre permite comer aquí", reconoce.

Restaurante El Búho de Pamplona. CEDIDA
Interior del restaurante El Búho de Pamplona. CEDIDA

Pero para esos momentos está la terraza sur. Un espacio al aire libre con mucho encanto, ya que está rodeado por los tejados de las casas del Casco Antiguo de Pamplona. "Cuando te sientas en esa terraza parece que estás en una calle de París", comenta Gorostiza. 

Y para los días en los que el tiempo impide disfrutar de cualquiera de las terrazas, el restaurante dispone de un coqueto comedor interior con grandes cristaleras, que también permiten disfrutar de las vistas. "Todo el mundo quiere la mesa más pegada a la cristalera. Por eso, para ser justos, siempre las asignamos por orden riguroso de reserva", indica Gorostiza.

"También hemos hecho mucho hincapié en la decoración del local", sostiene. Asegura que no quería tener "un restaurante de batalla". Por eso, todo el equipo se esmera día a día para que los clientes se sientan "como en el salón de su casa", rodeados de una atmósfera muy acogedora.

"Después de siete años ahí seguimos", comenta Gorostiza con orgullo. Seguramente, el secreto de que la propuesta de El Búho haya tenido tan buena acogida en Pamplona esté en su cocina. "Ha evolucionado bastante desde que abrimos", explica.

De hecho, lo que en un principio eran recetas más sencillas y menos elaboradas, se ha convertido en cocina de autor con el paso de los años. "Buscamos sorprender al cliente. Queremos que encuentre en el plato cosas que no puede comer en su casa", insiste. 

Restaurante El Buho, en la calle Descalzos 56-58 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Vistas desde el restaurante El Búho. PABLO LASAOSA

El restaurante El Búho tiene una carta muy variada. Está compuesta por primeros, segundos y postres. "Los primeros son grandes, como para compartir. Y los segundos están pensados para una solo comensal. Los postres también son generosos. La mayoría de los clientes los comparten", detalla Gorostiza. 

¿Los platos preferidos de los clientes? "La lubina salvaje marinada es un plato que sorprende mucho", asegura Gorostiza. Y enumera algunas de las recetas por las que se decantan los comensales. "Chipirones rellenos con una vinagreta fría, el rulo de costillar de cordero relleno de hongos e ibéricos o la caldereta de pescados". En el restaurante El Búho también se pueden degustar suculentos arroces bajo pedido. Gorostiza asegura que es un servicio que "gusta mucho". En lo que a postres se refiere, ella se decanta por la leche frita en crujiente.

Puntualiza también que, salvo en fechas especiales como San Fermín o Navidad, este restaurante de Pamplona no tiene menú. "Sí que preparamos menús personalizados para grupos que nos los solicitan, independientemente de la época del años. Pero, por norma general, funcionamos con la carta", matiza. 

La mayoría de los clientes del restaurante El Búho son vecinos de Pamplona. Así lo constata Gorostiza, quien señala que el perfil del cliente, en lo relativo a la edad, es muy diverso. "Nos vienen parejitas muy jóvenes, pero también muchas personas de la franja de edad entre 40 y 50 años". Además, explica que en las comidas suelen atender a muchos grupos y familias, mientras que en las cenas hay más parejas. "Nuestra cocina es muy variada y eso te permite jugar con diferentes perfiles de clientes", subraya. 

Restaurante El Búho de Pamplona. CEDIDA
La cocina de autor seduce a los clientes del restaurante El Búho de Pamplona. CEDIDA

El restaurante El Búho de Pamplona abre de jueves a domingo. "Los festivos, las vísperas de festivos y días especiales como San Valentín también abrimos", indica. Y puntualiza que funcionan con reserva. El Búho abre a las 12:30 horas en horario ininterrumpido el resto del día. Fuera del momento de comidas y de cenas funciona como bar. "Siempre priorizamos las comidas y las cenas porque nuestro principal tiro es el restaurante", remarca. Y matiza: "Fuera del horario de comidas y cenas se puede utilizar el bar. Por ejemplo, la gente puede venir a tomar algo en la terraza un sábado a las 18 horas y quedarse hasta las 20h", ejemplifica. 

El Búho es un restaurante ideal para disfrutar de una comida relajada y diferente en pareja, con la familia o los amigos. Pero también es el lugar perfecto para celebrar momentos especiales. "Organizamos eventos, como bodas o cumpleaños", destaca Gorostiza. Y pone en valor que se puede cerrar el restaurante para disfrutar de una fiesta en exclusiva. 

Muchos de estos eventos tienen un formato tipo coctel. "Me gusta mucho este tipo de formato porque es muy versátil", asegura. "También organizamos eventos con banquete y tenemos opción de catering", matiza. "Hacemos fiestas superchulas", apostilla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El restaurante con las mejores vistas de Pamplona y una lubina salvaje que hace la boca agua