• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLITICA

Alonso y Barberena renuncian al acta en Pamplona con dardo a Maya: "El rencor se ha impuesto"

Los dos concejales formarán ahora parte de la lista del PP a las próximas elecciones municipales del 28-M. 

Enrique Maya, Juanjo Echeverría, María García-Barberena y Fermín Alonso visitan el río Arga a su paso por la Rochapea. PABLO LASAOSA 06
Imagen de archivo de Enrique Maya, María García-Barberena y Fermín Alonso en una visita del Ayuntamiento de Pamplona al río Arga a su paso por la Rochapea. PABLO LASAOSA / ARCHIVO

Fermín Alonso y María García Barberena se despiden definitivamente del Ayuntamiento de Pamplona. Este miércoles por la mañana han renunciado a su acta de concejal, motivo por el que ya no han asistido al pleno extraordinario que había programado en el consistorio a las 12.30 horas. 

Sus sillas vacías han confirmado que Enrique Maya, alcalde de Pamplona, terminará la legislatura con dos concejales menos de los 13 que tenía, ya que apenas habrá tiempo de sustituirlos. Hace una semana Fermín Alonso y García Barberena anunciaron que abandonaban la formación regionalista en vistas a incorporarse como independientes a la lista del PP para el Ayuntamiento de Pamplona. De hecho ocuparán los puestos cinco y tres, respectivamente. 

Los dos ediles han anunciado su voluntad de entregar el acta de concejal, toda vez que ya les ha sido notificada su expulsión por parte de Enrique Maya de todos los órganos de los que son miembros, salvo el Pleno del que todos los concejales forman parte por Reglamento.

Ambos han lamentado que “el rencor y el partidismo se hayan impuesto al sentido común y a la responsabilidad”, ya que su expulsión deja al Grupo Municipal de Navarra Suma con dos concejales menos y a miles de pamploneses que votaron a la coalición de Partido Popular, Ciudadanos y UPN sin representación, “pero desde el primer momento dejamos claro que poníamos nuestros cargos a disposición del alcalde y no vamos a faltar a nuestra palabra”. La renuncia se hará efectiva previsiblemente en el próximo pleno ordinario previsto para el 4 de mayo.

A falta de ese trámite, pero con la decisión tomada, ninguno de los dos ha acudido a la sesión extraordinaria celebrada esta mañana, con el fin de evitar que se les ingrese los 218 euros que les hubieran correspondido como dieta por asistencia.

García-Barberena y Alonso han confiado en que sus ceses “a apenas seis semanas de las elecciones y después de cuatros años de trabajo leal en el equipo de Gobierno de coalición” no generen ningún perjuicio a la gestión municipal, a la vez que han alabado el trabajo de los técnicos de sus áreas y de sus respectivos equipos directivos.

En este sentido, han agradecido al alcalde el reconocimiento que ha hecho estos días y en otros momentos de la legislatura de la labor de ambos ediles al frente de las áreas de Cultura e Igualdad y de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad durante este mandato.

Así, han considerado que su expulsión a falta de un mes para el final de la legislatura, pese a que en el Equipo de Gobierno de coalición se integra también el Partido Popular o el  candidato de Ciudadanos a las próximas elecciones municipales, “es una decisión de competencia exclusiva del alcalde que obviamente respetamos y acatamos”.

Sin embargo, han alertado, que la exigencia de entrega de sus actas de concejal deja al Grupo de Navarra Suma con dos concejales menos, con difícil nombramiento de sustitutos por la cercanía de las elecciones, y a las puertas de un Pleno con importantes modificaciones presupuestarias que podrían verse afectadas según se desarrollen las votaciones de distintas propuestas y enmiendas.

No obstante, han afirmado que “pese a que desde el primer momento nos mostramos dispuestos a evitar estos riesgos por responsabilidad y lealtad con el alcalde y la coalición de Gobierno, no podemos permitir que se ponga en duda nuestro honor, ni se cuestione la ilusión y la motivación de unirnos al proyecto del Partido Popular de Navarra. Cumplimos con la palabra dada”.

De hecho, el lunes tuvieron que ser ambos concejales quienes solicitaran al área de Recursos Humanos que se modificaran sus retribuciones y se aplicaran de forma inmediata sus ceses, tras comprobar que casi una semana después de conocer por la prensa la decisión del alcalde, su dedicación a efectos laborales seguía siendo la de concejales delegados. “No queremos cobrar por una responsabilidad que ya no ejercemos ni un día más del trabajado”, explicaron en su escrito al área.

Por último, García-Barberena y Alonso han querido destacar “las innumerables muestras de apoyo recibidas durante estos días en los que hemos constatado la enorme ilusión que rodea al PPN y a la candidatura de Carlos García Adanero como la mejor herramienta para hacer frente con firmeza al nuevo tripartito que planean Asirón y Elma Saiz y que los votos al Partido Popular impedirán”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alonso y Barberena renuncian al acta en Pamplona con dardo a Maya: "El rencor se ha impuesto"