• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 15:07
 
 

POLÍTICA

Nuevo paso en Navarra para hacer obligatorio el euskera a todos los niños en los colegios

La Sociedad de Estudios Vascos con el apoyo de la consejera Ollo ha apostado por hacer oficial el euskera en toda Navarra y la promoción de los modelos educativos en euskera.

La secretaria general del PSN y candidata a la Presidencia del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY
La secretaria general del PSN y candidata a la Presidencia del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY

La Sociedad de Estudios Vascos, institución creada en 1918 de la mano de las tres diputaciones provinciales vascas y Navarra, junto al apoyo de parte de los socios de Chivite ha dado este jueves un nuevo paso para imponer el euskera en la Comunidad foral.

Con un panorama en el que todo parece indicar que María Chivite volverá a presidir el Gobierno de Navarra junto a Contigo Navarra y Geroa Bai, los nacionalistas aprietan las tuercas a la líder socialista recordando uno de sus principales objetivos: enseñar el euskera en los colegios a todos los niños de manera obligatoria.

Así, la Sociedad de Estudios Vasco, también conocida como Eusko Ikaskuntza-Sociedad de Estudios Vascos ha presentado junto a la consejera Ana Ollo este jueves en Pamplona un trabajo realizado durante los últimos cuatro años en el que propone un "debate racional y un consenso sociopolítico" en torno al euskera, para el que solicita la oficialidad en toda Navarra.

El trabajo, recogido en el libro "Diversidad y convivencia en Navarra: el euskera y las identidades nacionales", ha contado con la participación de 206 navarros y ha pivotado sobre dos ejes: la convivencia en la diversidad propia de la sociedad navarra y su gestión democrática mediante la búsqueda de unas premisas mínimas consensuadas.

El encargado de explicar los resultados más significativos ha sido Julen Zabalo, director científico del proyecto, quien ha destacado la existencia de una identidad navarra: “Todo el mundo está orgulloso de ser navarro”. Desde su punto de vista, “se admite que Navarra es plural y que confluyen elementos diversos en ella, pero se echa en falta una sólida cultura democrática que garantice la aceptación de todos los legítimos símbolos de identidad”.

Al respecto, otra de las reflexiones es que “la cultura democrática se tiene que sobreponer al clima enrarecido de hoy”.

“Buscar puntos de encuentro es el objetivo, lejos de la dicotomía ganar o perder”, ha dicho Zabala, quien ha destacado que la “confrontación entre proyectos nacionales se materializa en el euskera”, lo que supone un problema en ese reto hacia la diversidad. Acerca del debate de “obligación o derecho” respecto al euskera, Zabala ha comentado que “debe dominar el principio de igualdad”.

Mediante este libro, Eusko Ikaskuntza propone generar nuevos discursos que favorezcan un debate racional y un consenso sociopolítico en torno a tres ejes.

Primero, han reivindicado “la oficialidad del euskera en todo el territorio, en base al principio de igualdad de ambas lenguas”. Seguidamente, han reclamado “la promoción de modelos educativos que permitan de manera paulatina un mínimo de conocimiento del euskera a toda la ciudadanía”.

Por último, creen que es necesaria “una discusión racional y sosegada sobre la valoración del euskera en los puestos de trabajo de la Administración pública”.

Isabel Elizalde, representante por Navarra de Eusko Ikaskuntza, ha agradecido el “apoyo institucional” por parte del Gobierno de Navarra. “El objetivo ha sido trasladar propuestas concretas para un mejor bienestar para todos”, ha comentado Elizalde, quien ha reivindicado la “escucha, el diálogo y el entendimiento mutuo” para “contribuir a la cohesión social dentro de la diversidad propia”.

Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, ha defendido la diversidad de Navarra como “una de sus fortalezas”. Igualmente, ha subrayado “la riqueza que el euskera aporta a la sociedad” y “las reflexiones innovadoras y críticas de quien ha participado en esta investigación social”.

Por último, Ollo ha reforzado el compromiso del Gobierno en torno a esta cuestión: “Trabajaremos por la diversidad y por una Navarra más plural”.

Amaia Nausia, la responsable del proyecto, ha recapitulado el recorrido seguido desde 2019, cuando se realizó el diagnóstico inicial. En esta primera fase organizaron mesas ciudadanas y foros sociales en las localidades de Baztan, Berriozar y Castejón, “municipios escogidos porque representan la diversidad de nuestro territorio”.

En esta primera fase se formularon dos preguntas. La primera fue ¿qué es Navarra para ti? y la segunda, ¿cómo te gustaría que fuese? Aparecieron dos temas principales como fuente de conflicto según Nausia: “La gestión del euskera y la excesiva polarización en el ambiente político”.

En la segunda y tercera fase profundizaron en los conceptos de “convivencia” y “confianza”, respectivamente. Para ello, organizaron reuniones, jornadas y seminarios con diversos grupos de personas de diferentes ámbitos sociales.

En la cuarta fase se realizó un seminario en la UPNA con académicos, quienes pudieron “contrastar nuestras propuestas”. Fue "muy útil la opinión de estas personas a la hora de elaborar el libro”, ha comentado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nuevo paso en Navarra para hacer obligatorio el euskera a todos los niños en los colegios