• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

El Gobierno de Chivite echa la culpa a los ciudadanos por las dramáticas listas de espera

El consejero de Economía y Hacienda en lugar de hacer autocrítica, despeja balones y echa la culpa a los demás.

José Luis Arasti y Carlos Gimeno comparecen en rueda de prensa tras la Sesión de Gobierno. PABLO LASAOSA
José Luis Arasti hace mutis por el foro de la sala de prensa del Palacio de Navarra después de culpar a los ciudadanos de las listas de espera. PABLO LASAOSA

Lo que no se atrevió a hacer el consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, lo ha hecho este miércoles el consejero más político del Ejecutivo de Chivite, el exdelegado del Gobierno en Navarra y actual consejero de Economía y Hacienda, José Luis Arasti.

Si ayer Domínguez asumía la culpa de la brutal lista de espera que soportan los ciudadanos navarros, con techo histórico, hoy el Ejecutivo ha decidido eludir su responsabilidad y ha enviado a Arasti a decir que la culpa de las listas de espera la tienen los ciudadanos.

Según ha dicho, "hay algunos datos que nos sorprenden a todos, sobre todo el hecho de que más de 12.000 consultas se pierdan trimestralmente" porque el ciudadano no acude a la cita y no avisa de ello.

El consejero ha afirmado que "estamos hablando prácticamente de 5.000 consultas mensuales que se pierden y yo creo que tendremos que ser todos responsables en que se pueda tanto dar el servicio como recibir el servicio de manera coherente".

Nada dice el consejero sobre los motivos que llevan a los ciudadanos a no acudir a esas citas médicas que la sanidad pública concede desde que los socialistas gobiernan con hasta 80 días de retraso de media, habiendo especialidades donde esta cifra es muy superior.

Nada dice el consejero de Hacienda, el que recauda los impuestos en Navarra, del hastío y del cansancio de los ciudadanos viendo cómo en manos de su Gobierno la sanidad navarra ha dejado de ser puntera en España.

Y nada dice Arasti sobre la tendenciosa encuesta de satisfacción en la sanidad navarra elaborada por su Gobierno al más puro estilo Tezanos en la que no se incluyó ninguna pregunta sobre el principal problema de la sanidad navarra, que es que te duela la espalda y no te vea un médico hasta dentro de tres meses.

ANULAR LAS CITAS MÉDICAS EN NAVARRA

UPN ha pedido al consejero de Salud, Fernando Domínguez, que, "en lugar de señalar y afear a los ciudadanos, el Departamento de Salud que él dirige debería mejorar las opciones que tienen para anular una cita".

"Actualmente en Navarra las opciones para anular pasan necesariamente por ir a hacerlo presencialmente o por contactar telefónicamente con alguno de los centros del Servicio Navarro de Salud con las dificultades que, además, tiene que te cojan el teléfono. Parece mentira que en la era en la que vivimos, no se pueda anular una cita desde la propia carpeta de salud", ha reprochado en un comunicado.

Además, ha afirmado que "el hecho de que la gente no acuda a las citas no es algo que esté sucediendo solo esta legislatura y que, por tanto, justifique el incremento que han experimentado las listas de espera".

Respecto a la penalización con la pérdida de las garantías de plazos máximos de espera en el caso de que un paciente no acuda a una cita, la formación ha destacado que "es una medida que ya está regulada desde el año 2012 a través de una instrucción, pero que no se cumple, tal y como ya lo puso de manifiesto un informe de la Cámara de Comptos a finales del año pasado".

Los regionalistas han criticado el anuncio de la implantación de la teledermatología en los centros de salud para el envío de imágenes al dermatólogo, "medida que ha sido presentada como la gran novedad, cuando la teledermatología fue ya implantada en Navarra en el año 2016".

En cuanto a la devolución por el centro de salud de las llamadas telefónicas a los ciudadanos que no se atienden en el momento, "otra de las medidas 'estrella' anunciadas por el Departamento", ha indicado que "es también una medida implantada desde hace años en otras comunidades autónomas y que ahora Navarra pretende implementar".

UPN ha criticado que "hasta ahora solo hemos visto medidas de poco calado, lanzadas muchas veces de manera estratégica como meras cortinas de humo para tapar la situación desastrosa de las listas de espera en Navarra, que han vuelto a marcar un récord histórico con 67.605 pacientes esperando una cita con el especialista".

Por todo ello, "más de siete meses después de asumir el reto de reducir las listas de espera en Navarra y ante la evidente ineficacia de las medidas puestas en marcha", UPN ha considerado que "es ya momento más que suficiente de exigir al Gobierno de Navarra un Plan integral para reducir las listas de espera, que incluya medidas estructurales y que se monitorice con indicadores claros que se publiquen periódicamente de manera transparente, en la web de Salud y puedan ser seguidos por todos los ciudadanos". En este sentido, han registrado una moción en el Parlamento de Navarra para que se haga.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno de Chivite echa la culpa a los ciudadanos por las dramáticas listas de espera