• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

San Fermín grabado a fuego en la piel: 6 corredores de Pamplona muestran sus tatuajes

Los tatuajes con motivos de San Fermín son una buena opción para tener presente todo el año el sentimiento sanferminero. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA

Juan Maravi lleva una década tatuando a los clientes de Elektra, en la calle Estafeta. El tatuador reconoce que los tatuajes con temática de San Fermín no son habituales en su tienda. Lo achaca, en parte, a que no abre durante las fiestas. "Quizá esos días la gente se los haría más por la gracia", cuestiona.

A pesar de eso, ya ha realizado más de una veintena de estos dibujos, principalmente a vecinos de la ciudad. "También nos los han pedido peregrinos del Camino de Santiago", matiza. Dentro de esta temática, lo más demandado es la silueta del santo, aunque también se solicita el pañuelo, la fecha '7 del 7' o una ilustración del vallado. 

Este 7 de julio, los corredores habituales de la cuesta de Santo Domingo volverán a encontrarse a las ocho de la mañana Carmelo Butini, Javier Lezaun, Juanjo Martínez, Diego Cajal, Aritz Zapata y Arkaitz García son algunos de los que protagonizarán ese día las carreras delante de los astados. Todos ellos tienen en común una cosa, llevan a San Fermín grabado en la piel a modo de talismán. 

  1. CARMELO BUTINI
  2. JAVIER LEZAUN 
  3. JUANJO MARTÍNEZ
  4. DIEGO CAJAL
  5. ARITZ ZAPATA
  6. ARKAITZ GARCÍA
Carmelo Butini corre los encierros de San Fermín desde hace más de 40 años. IRANZU LARRASOAÑA
Carmelo Butini corre los encierros de San Fermín desde hace más de 40 años. IRANZU LARRASOAÑA

CARMELO BUTINI

Carmelo Butini lleva tatuado en el brazo un San Fermín de gran tamaño. "Fue el primero que me hice", reconoce. El dibujo aparece acompañado por un vallado y los trazos de los adoquines de la estafeta. Tiene un aroma a despedida. Este corredor de encierros dio el paso de tatuarse hace casi una década, cuando dejó de correr en su tramo habitual, la calle Estafeta. Desde entonces, el santo le acompaña en sus carreras en la cuesta de Santo Domingo. 

Carmelo Butini se tatuó hace casi una decada un San Fermín con los adoquines de la Estafeta y un pañuelico. IRANZU LARRASOAÑA
Carmelo Butini se tatuó hace casi una decada un San Fermín con los adoquines de la Estafeta y un pañuelico. IRANZU LARRASOAÑA

Más adelante, le sedujo la idea de llevar un pañuelico anudado en el brazo "para siempre". Incorporó entonces un pañuelo rojo, situado un poco más abajo del primer tatuaje. No descarta incluir alguno más al repertorio: "Pensaba llenarme el cuerpo de tatuajes sanfermineros y la idea todavía anda ahí". Butini se muestra orgulloso de llevar San Fermín tatuado en la piel y comenta que está viendo cómo cada vez más pamplonicas optan por tatuarse al santo

Javier Lezaun, corredor de encierros en Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA
Javier Lezaun se tatuó un toro junto a San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA

JAVIER LEZAUN 

Este corredor del segundo tramo de Santo Domingo también lleva a San Fermín en uno de sus brazos. "Me hice primero el tatuaje del santo y, como vi que estaba un poco solo, después me tatué un toro", rememora Javier Lezaun. Ambos tatuajes están ligados a su pasión por los encierros. Lleva corriendo 13 años y para él San Fermín es un símbolo de protección. "Incluso la gente que no es creyente se encomienda un poco al santo", apostilla. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Javier Lezaun se inspiró en un tatuaje de Juanjo Martínez para tatuarse a San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA

Lleva 39 años poniéndose frente a los astados, una afición que le viene de familia. "Me gustaría que mi hijo la siga", comenta mientras observa al pequeño jugar en la plaza del Ayuntamiento. Confiesa, eso sí, que el tatuaje está inspirado en el de un compañero de carreras, Juanjo Martínez. También lleva tatuado un número siete, aunque insiste en que tiene un doble significado. "Hace referencia al siete del siete, pero también a la fecha en la que nació mi hijo, un 7 de septiembre". 

Juanjo Martínez, corredor de encierros en Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA
Juanjo Martínez quería llevar a San Fermín en la piel porque siente que el santo le protege. IRANZU LARRASOAÑA

JUANJO MARTÍNEZ

"¡Me copió!", bromea Juanjo Martínez en alusión al tatuaje de Lezaun. Sus tatuajes esconden más de dos décadas de historia. "Quería llevar a San Fermín en la piel porque es el que me protege siempre y hay ocasiones en las que no me puedo poner la cadena", explica. También es corredor de encierros. Por eso, en su amplio abanico de tatuajes no faltan motivos relacionados con esa afición. De hecho, en el pecho lleva tatuado un toro y un corredor vestido de pamplonica. En una de sus piernas, un pañuelico adquiere la forma de un corazón latiendo. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Juanjo Martínez se tatuó un pañuelo rojo con la forma de un corazón latiendo. IRANZU LARRASOAÑA

Lleva 31 años corriendo y, aunque admite que tiene ideas para seguir pintando su cuerpo con motivos sanfermineros, asegura que los años no pasan en valde: "la piel se arruga", recuerda. Este año siente a San Fermín de forma especial y espera que el capotico del santo le acompañe en la carrera. "En el primer encierro siempre hay que romper una barrera psicológica y tras dos años sin fiestas va a ser todavía más complicado", evidencia. 

Diego Cajal, corredor de encierros en Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA.
Diego Cajal lleva seis años corriendo los encierros en la cuesta de Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA.

DIEGO CAJAL

Diego Cajal lleva seis años corriendo al inicio de la cuesta de Santo Domingo. Protagonizó su primer encierro cuando solo tenía 19 años y, pese a que le quedan muchos por delante, avanza que no cambiará de tramo: "Empecé ahí y terminaré en el mismo lugar". Precisamente, lleva grabada en su piel la devoción que siente por ese inicio del encierro de San Fermín. En uno de los brazos luce una escena inspirada en una fotografía de una de sus carreras. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Diego Cajal se tatuó un San Fermín en 2017. IRANZU LARRASOAÑA

"Para mí, los encierros lo son todo. Llevo viéndolos desde pequeño. Y qué mejor manera de sentirlos cerca que tenerlos en la piel", sostiene.  El primer tatuaje que se realizo, allá por 2017, también hace alusión a las fiestas de Pamplona. Es un San Fermín, ubicado en el tobillo, que aparece acompañado de la fecha '7 del 7'.  Este año, ese día será mucho más especial: "Hay muchas ganas, pero tras dos años sin encierros se tiene más miedo. Cada vez que hablamos del 7 de julio, me entra dolor de tripa". 

Aritz Zapata, corredor de encierros en Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA
Aritz Zapata es corredor de encierros y dantzari. IRANZU LARRASOAÑA

ARITZ ZAPATA

Por su parte, Aritz Zapata, al igual que sus compañero de la cuesta de Santo Domingo, también ha querido tener al santo presente en un tatuaje. No obstante, el suyo presenta una estética algo peculiar. En un brazo, su San Fermín aparece rodeado de dibujos maorís. "Me lo hice hace tres años, cuando me cambié de trabajo. Me dio la venada", relata. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Aritz Zapata luce el tatuaje de unas alpargatas. IRANZU LARRASOAÑA

El dibujo tiene un significado muy especial para Zapata: "Es mi morenico, el que está ahí cuando corro delante del toro y me protege". Además, en un brazo se ha tatuado unas alpargatas con doble significado. Por un lado, aluden al calzado por excelencia de las fiestas de San Fermín. Pero él también es dantzari, por lo que también representan esta afición. 

Arkaitz García, corredor de encierros en Santo Domingo. IRANZU LARRASOAÑA
Arkaitz García, corredor de encierros, posa en la entrada al callejón. IRANZU LARRASOAÑA

ARKAITZ GARCÍA

Este joven también es un habitual de la cuesta de Santo Domingo. Él se ha tatuado el santo en uno de los gemelos. Se trata de una silueta, dibujada con tinta roja, que recuerda al color por excelencia de las fiestas de San Fermín. Justo debajo de ella, se puede leer la fecha '7 del 7', un día que este año espera con especial ilusión. 

Tatuajes de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA
Arkaitz García se ha tatuado la silueta de San Fermín. IRANZU LARRASOAÑA

Se trata del único tatuaje con temática puramente sanferminera que lleva el joven. No obstante, en un brazo muestra una frase escrita en euskera: Gogo hutsa eta kontzentracioa. 'Espíritu puro y concentración', traducida al castellano. "También me recuerda a San Fermín y, en concreto, a los encierros", reconoce el corredor. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
San Fermín grabado a fuego en la piel: 6 corredores de Pamplona muestran sus tatuajes