• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 18:06
 
 

SAN FERMÍN

El arzobispo Roselló en su primera Misa de San Fermín: "También hay sitio para los que no han venido"

Tras participar en la procesión de San Fermín, ha oficiado la misa con la ausencia del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón.

Procesión de San Fermín 2024 por las calles de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
EL Arzobispo de Pamplona y Tudela, Florencio Roselló, durante la procesión de San Fermín.. IÑIGO ALZUGARAY

El Arzobispo de Pamplona y Tudela, Florencio Roselló, ha oficiado su primera Misa de San Fermín desde que tomó posesión de su episcopado el pasado mes de enero.

Tras participar en la procesión de San Fermín, ha oficiado la misa con la ausencia del alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, que haciendo dejación de su responsabilidad como representante de todos los ciudadanos de Pamplona, se ha ausentado de la iglesia de San Lorenzo, huyendo por la puerta que da al Rincón de la Aduana.

Durante la homilía, el arzobispo Florencio Roselló ha destacado que "en esta iglesia hay espacio para todos, para los que estamos aquí y para los que no han venido".

Según ha dicho, en San Fermín "hay fe, hay devoción, hay oración y hay esperanza, pero también hay mucho ruido". A su juicio, esto conlleva el riesgo de que "apague el auténtico sentido de San Fermín: la fe, la devoción a un santo, a un santo que ha marcado esta ciudad, a un santo que ha marcado a mucha gente".

Por otro lado, ha remarcado que San Fermín era "predicador, testigo, anunciador y al final mártir". Tras destacar la "calidad de misionero y extranjero" del santo, ha considerado que "encarna la figura del migrante que deja su tierra para buscar nuevas oportunidades". En este sentido, ha destacado que "Navarra es tierra de muchos misioneros", unos 500, "y en tiempos hubo hasta 1.000". "San Fermín nos invita a ser acogedores, no solo en nuestras fiestas, que lo somos", ha dicho.

Entre otros aspectos, Roselló ha subrayado que San Fermín fue un "predicador valiente", además de "mártir por la fe" y "buen pastor". "Pido a San Fermín que me ayude a ser buen obispo, buen pastor, pero sobre todo me ayude a ser servidor de todos, también de los que no creen, de los que no tienen fe. Ser servidor de los pobres como San Fermín", ha afirmado.

Tras apuntar que en la iglesia "cabemos todos", ha subrayado que "me gustaría que, igual que San Fermín abrió las puertas de la iglesia de Amiens a los no creyentes, que abramos también las puertas de nuestra iglesia de Pamplona y Navarra". "Seamos puertas abiertas, agradables y de esperanza. En esta iglesia hay espacio para todos, para los que estamos aquí y para los que no han venido. Que seamos acogedores y tengamos las puertas de nuestro corazón y de la Iglesia abiertas para todos", ha apuntado.

Según ha añadido, "a veces tenemos el peligro de convertirnos en jueces y dictamos sentencias, decimos quién puede estar y quién no puede estar en nuestra Iglesia. El Papa nos habla de puertas abiertas, sin juicios, sin distinción", ha dicho.

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El arzobispo Roselló en su primera Misa de San Fermín: "También hay sitio para los que no han venido"