• domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 19:39
 
 

SOCIEDAD

La médico que lideraba las protestas contra UPN es ahora la gerente que cierra la UCI de Tudela

Ana Campillo fue la portavoz de la Plataforma Ribera en defensa de la Sanidad Pública cuando gobernaba UPN. 

Ana Campillo, gerente del área de Salud de Tudela sobre una imagen del Hospital Reina Sofía.
Ana Campillo, gerente del área de Salud de Tudela sobre una imagen del Hospital Reina Sofía.

Ana Campillo ha pasado de enarbolar la bandera de la sanidad pública cuando UPN gobernaba la comunidad foral con manifestaciones y todo tipo de movilizaciones a convertirse en la gerente del área de Salud de Tudela que ha conseguido dejar sin UCI el Hospital Reina Sofía de Tudela

Un cambio asombroso: de defender la sanidad pública a demolerla en menos de 7 años, el tiempo que ha tardado en conseguir un puesto a dedo colocada por el Partido Socialista de Navarra tras su etapa como alborotadora al frente de la Plataforma Ribera en Defensa de la Sanidad Pública.

Una plataforma que ahora guarda silencio total ante el brutal ataque a la asistencia médica en esta zona de Navarra pilotado por la propia Ana Campillo. Esta Plataforma Ribera en Defensa de la Sanidad Pública detuvo su actividad una vez que el nacionalismo vasco y los partidos de izquierda llegaron al poder. A partir de 2018, a sólo un año de que María Chivite llegara a la presidencia, la plataforma silenció cualquier crítica al deteriorado estado de la atención sanitaria en la Ribera y en el resto de Navarra

Una vez que María Chivite llegó al cargo, nombró a la portavoz de esa plataforma, Ana Campillo, como gerente del área del área de Salud de la Ribera.

Notas de prensa, movilizaciones, concentraciones, quejas constantes, cartas en los periódicos, entrevistas en las radios. Ana Campillo y la plataforma que dirigía no pasaba por alto ningún asunto que consideraba inaceptable sobre la gestión de la sanidad navarra mientras UPN estaba al mando del Gobierno foral. 

Durante estos días, los vecinos de la Ribera de Navarra que tuvieran una urgencia con su vida en juego no han sido atendidos en el Hospital Reina Sofía de Tudela, ya que durante estos días no ha habido Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y todos los pacientes que requieran esta atención personalizada han tenido que ser trasladados 100 kilómetros hasta Pamplona para poder ser atendidos. 

Hace sólo unas horas, una trabajadora del Hospital Reina Sofía de Tudela recogía su desazón por la situación en la que se encuentra la sanidad pública en Tudela y la Ribera. Al cierre de la UCI desde el pasado jueves, recordaba que tampoco hay urólogo de guardia, no hay guardias de seguridad en el turno de mañana, tan imprescindible para las urgencias, y el transporte sanitario sigue siendo una "mierda". Como muchos sanitarios, reclaman la contratación de más especialistas y llamaba la atención de que los ciudadanos, ante las largas listas de espera, van a tener que sacarse un seguro privado. "No quiero pensar mal, pero quizá sea esto lo que se está buscando", reflexionaba esta trabajadora del hospital de Tudela. 

Una crítica extendida a otros sanitarios con los que este medio se ha puesto en contacto y que reflejan la decepción y el desaliento de unos profesionales que dejaron miles de horas de trabajo y esfuerzo durante la pandemia y que ahora ven como, tanto en Tudela como en otros puntos de Navarra, la sanidad pública se deteriora por momentos. 

"Todos los políticos prometen mucho, pero casi ninguno hace nada. Sorprende aún más que sea este gobierno que se hace llamar progresista, como una gran gasto en salud, el que ha llevado a la Sanidad navarra a uno de sus peores situaciones en décadas", reflexiona otro trabajador del mismo centro sanitario. 

SALUD MINIMIZA EL GRAVE CIERRE DE LA UCI DE TUDELA

Desde el Gobierno de Navarra no se informó en ningún momento de la UCI de Tudela de Tudela, aunque este lunes sí han anunciado que este domingo ha "retomado la normalidad" y ha minimizado por completo la gravedad del asunto. Durante estos días, un paciente de Tudela ha tenido que ser trasladado de urgencia hasta la unidad coronaria del Hospital Universitario de Navarra en Pamplona, tal y como se realiza de forma habitual en estos casos".

Ana Campillo, gerente del Área de Salud de Tudela y antigua líder de la plataforma crítica con la gestión de UPN de la sanidad en la Ribera, ha trasladado en nombre de todos los profesionales del área un mensaje de "tranquilidad" a toda la población de la zona ya que "todas las decisiones tomadas son en busca de la seguridad y la calidad asistencial que siempre se ofrece en el Hospital Reina Sofía", ha señalado. 

Campillo, también se ha quejado de las críticas por la gestión, algo que era su día a día cuando otros estaban al frente. "Como profesionales sanitarios todas las decisiones que tomamos en nuestro día a día en el área de salud son por el bien de nuestros pacientes. Y así seguirá siéndolo a pesar del ruido generado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La médico que lideraba las protestas contra UPN es ahora la gerente que cierra la UCI de Tudela