• viernes, 01 de marzo de 2024
  • Actualizado 15:37
 
 

COMERCIO LOCAL

Las croquetas más increíbles para transformar un histórico bar del centro de Pamplona

Ofrecen hasta siete tipos de croquetas y también un menú degustación en el nuevo formato de este conocido local de Pamplona. 

Ane y Cristhian, de la Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA
Ane y Cristhian, de la Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA

El conocido bar San Gregorio, situado en el número 23 de la misma calle del casco viejo, se ha convertido en la Croquetería San Gregorio. Es una apuesta clara por ofrecer a sus clientes un producto diferente y de calidad.

El establecimiento está muy cerca de otros que hemos conocido en esta sección de comercio local en Pamplona, como es el caso de la peluquería Garciandía con 80 años de historia.

El dueño de la croquetería San Gregorio es Ramón Esnaola Sarriá, de 51 años. Es guipuzcoano pero lleva desde los 14 años en Pamplona. "Y además mi madre es del Baztán", afirma orgulloso.

Lleva desde el año 2001 en el mundo de la hostelería "justo con el cambio de las pesetas a euros". También es el dueño de otros dos bares muy cercanos como son el bar Kaixo y el bar El Museo, que están en la misma calle y apenas les separan unos metros.

El tema de la croqueta "es un nicho que está sin explotar porque se ha tendido mucho a vender la quinta gama con producto congelado. La croqueta es típica de Navarra como la chistorra, pero lo hacemos sin complicarnos mucho la vida".

Ramón Esnaola se queja de que la calle San Gregorio está mal vendida: "Está bastante descafeinada, bastante perdida como calle de hostelería. No salimos ni referenciados por el Ayuntamiento y ni por el Gobierno. Estamos un poco que no sabemos que hacer para darle más vida".

"No entiendo que los turistas no se acerquen por aquí, ya que estamos muy cerca de la Ciudadela, de las murallas y del Baluarte para hacer una ruta y así generas movilidad y dinamismo. Parece que Pamplona solo es la calle Estafeta y nada más. Eso no es vender gastronomía", mantiene. 

La evolución del bar con las croquetas "es bastante buena pero la gente es muy de costumbres y no lo hemos publicitado mucho". Hay hasta siete tipos de croqueta: de pollo, bacalao, chistorra, pollo al curry, verduras, carrilleras, jamón, hongos, roquefort, "además tenemos las verduras estilo wook veganas", asegura Ramón.

La Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA
La Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA

El bar San Gregorio se llamaba antes Euskaldún y posteriormente Arizona en los años 80. También hay platos combinados, menú del día a 14,95 euros que se cambia todas las semanas con seis primeros y seis segundos platos, y el plato del día a 8 euros de lunes a viernes al mediodía.

También hay un menú degustación a 20 euros con tres primeros al centro y seis segundos a elegir:  "Hacemos las cosas caseras todo lo que podemos", concluye Ramón Esnaola.

La Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA
La Croquetería, en la calle San Gregorio 23. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las croquetas más increíbles para transformar un histórico bar del centro de Pamplona