• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

La campaña de fiestas: el Gobierno de Navarra quiere garantizar la libertad de las mujeres

Ponen a disposición de los ayuntamientos navarros esta campaña, que promueve unas fiestas "en igualdad y libre de agresiones sexistas". 

Celebración del primer día de las “no fiestas” de Tudela 2020 por la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA
Celebración del primer día de las “no fiestas” de Tudela 2020 por la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA

'Reescribamos las fiestas / Berridatz ditzagun jaiak' es el lema que el Gobierno de Navarra, a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), ha escogido para la campaña de sensibilización con motivo de las fiestas patronales que se desarrollan en verano en las distintas localidades navarras, con la que se busca impulsar un "modelo festivo más feminista", libre de agresiones sexistas y en igualdad.

Así lo ha manifestado este lunes la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Eva Istúriz, que ha comparecido junto con la subdirectora de Ciudadanía, Empoderamiento y Participación de las Mujeres, Marian García, para presentar esta campaña para unas fiestas patronales igualitarias en Navarra en 2022.

Imagen de la campaña. GOBIERNO DE NAVARRA
Imagen de la campaña. GOBIERNO DE NAVARRA

La campaña, que cuenta con un presupuesto de 20.000 euros, se pone a disposición de las entidades locales para que puedan darle difusión desde los soportes que cada una de ellas considere oportuno.

"Tenemos que aprovechar para celebrar unas fiestas más igualitarias, donde las mujeres sean libres para poder disfrutarlas donde quieran y como quieran con seguridad. Por eso el lema encaja con ese compromiso, 'Reescribamos las fiestas'. Además, animamos a la sociedad navarra a comprometerse con un nuevo modelo de fiestas basadas en la igualdad entre mujeres y hombres", ha señalado Istúriz.

Tras apuntar que la ciudadanía navarra "ha sido ejemplar en el rechazo hacia la violencia contra las mujeres en fiestas", Istúriz ha señalado que confía en "avanzar hacia un nuevo modelo festivo más feminista en todas las localidades navarras".

La campaña consta de un cartel, un vídeo y creatividades para redes sociales. En el cartel, tres mujeres y dos hombres tienen la mano marcada con sus principales aspiraciones: ellas quieren unas fiestas en las que puedan 'Sentirme segura al volver a casa', 'Tener tiempo para mí', 'Disfrutar sin sentirme acosada'. Y ellos se comprometen por escrito con el 'Solo el sí es sí' y 'El machismo sobra'.

El vídeo presenta una situación "deseada": una mujer "que se siente segura al volver a casa y que ha disfrutado de las fiestas con total libertad". Además, se han producido otros materiales para redes sociales. Toda la campaña está a disposición de las entidades locales que se adhieran a la campaña a través de un formulario, de manera que puedan emplearlos en los soportes que deseen (programa de fiestas, cartelería, difusión en redes sociales, etc.). En 2019, último año en que se celebraron las fiestas patronales en Navarra, un total de 90% de entidades locales se adhirió a la campaña.

Según ha explicado Istúriz, la campaña "pone el acento en la libertad de las mujeres y en los micromachismos". Respecto a la primera cuestión (libertad de movimientos, integridad física, intimidación, etc.), Istúriz ha señalado que el consumo de alcohol y de otras drogas puede tener un efecto "facilitador" pero nunca servir de justificación para un acto de violencia o para que las mujeres sean tratadas como meros objetos sexuales ya que la verdadera causa de la violencia contra las mujeres "es el machismo".

Por su parte, Marian García Roncal, ha explicado que en la campaña la mano morada se tiñe de roja "como símbolo de rechazo a la violencia contra mujeres, también en contextos de fiestas".

También se ha referido a los "micromachismos" que algunos hombres aplican a mujeres, "de forma sutil, con artimañas o tretas psicológicas (control, manipulación, etc.) para evitar responsabilidades, de cuidados, por ejemplo, sobrecargando a la mujer, y garantizar el control". Ha defendido la importancia de la distribución "equitativa" de las tareas del hogar y de cuidados también durante los días festivos, y, por tanto, un tiempo libre "equivalente".

En este sentido, ha señalado que la encuesta de Condiciones de Vida de Nastat determina que durante el año las mujeres disponen de 43 minutos diarios menos de tiempo libre que los hombres entre semana y 65, el fin de semana. Ellas "se encargan de las tareas del hogar que requieren mayor dedicación, como preparar la comida o cuidar la ropa". Además, ha apuntado que la Ley Foral de Igualdad "recoge la obligación de las AAPP de adoptar las medidas necesarias para evitar cualquier discriminación de género en las actividades culturales, incluidas las actividades festivas o tradicionales".

AGRESIONES SEXUALES Y CENTRO DE CRISIS EN 2023

Según ha expuesto Istúriz, tras el fin de la pandemia y por múltiples factores (crisis económica y social, aumento del consumo de pornografía muy machista y violenta, individualismo o ciberacoso), ha habido un incremento de los delitos sexuales contra las mujeres, motivo de "preocupación" por parte del INAI.

Las denuncias subieron cerca de un 50% en 2021 respecto a 2020. No obstante, en los tres primeros meses de 2022 ha habido 29 denuncias, frente a las 45 de los tres primeros meses de 2021, un descenso del 35%, según datos del Acuerdo Interinstitucional ante la violencia contra las mujeres.

La violencia sexual en Navarra supuso el 13,30% de las denuncias en 2021 (218 denuncias), mientras que en 2020, la violencia sexual fue un 9,49% de las 1.549 denuncias (147 denuncias). El número de denuncias de violencia sexual subió un 48,30% en 2021 respecto a 2020.

La mayoría de las víctimas de agresiones sexuales son menores de 30 años. Estas 218 denuncias de violencia sexual se concentran en mujeres víctimas de 17 años o menos (46,33%) y mujeres de 18-29 años (35,32%). Es decir, el 80,65% de las denuncias de violencia sexual las interponen mujeres de 29 años o menos.

No existe" un perfil de agresor", pero se observa un "alto porcentaje" de los mismos en el tramo de edad de 40 y 50 años. También hay que señalar que "cada vez los agresores son más jóvenes". De esas 218 denuncias de violencia sexual, los agresores de 30-49 años son el 30,28% y menores de 30 años un 34,40%.

Istúriz ha recordado que "las agresiones sexuales requieren una respuesta específica" y ha recordado que a finales de 2023 Navarra contará con un centro de crisis especializado en atender de forma integral este tipo de violencia.

Este centro de atención integral a víctimas de violencia sexual 24 horas atenderá a mujeres mayores de 16 años víctimas y supervivientes de violencia sexual, tanto si la violencia se ha producido de forma reciente, como en el pasado. Para acceder a ellos, no será necesaria la interposición de una denuncia y el enfoque estará centrado en la víctima y superviviente.

Como dato "positivo" ha indicado que "ahora la violencia se denuncia más", lo cual puede reflejar que "estamos respondiendo mejor y las mujeres se atreven más a denunciar porque encuentran mayor apoyo y no están siendo juzgadas".

También ha subrayado que el INAI promueve la firma de protocolos contra la violencia hacia las mujeres y que actualmente, 19 municipios y mancomunidades han suscrito protocolos especiales de intervención en casos de agresiones sexuales en espacios festivos.

Estos 19 municipios y mancomunidades se incluyen dentro de las 26 entidades locales que cuentan con técnica de igualdad, y donde se concentra un 80% de la población navarra. "Para las que todavía no lo tienen, el INAI ofrece un modelo adecuado a la normativa vigente en Navarra para facilitar su elaboración y asesorarlas sobre cómo dar ese paso", ha añadido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La campaña de fiestas: el Gobierno de Navarra quiere garantizar la libertad de las mujeres