• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Chivite deja tiradas a veinte familias tras cargarse una línea de ESO en un instituto de Pamplona

Al menos 12 de estas veinte familias se han organizado para exigir a Educación del Gobierno de Navarra que reconsidere su postura.

Fachada del Instituto Basoko. IES BASOKO
Fachada del Instituto Basoko. IES BASOKO

El Gobierno de Navarra que preside la socialista María Chivite, ha dejado tiradas al menos a una veintena de familias que habían solicitado una plaza en el primer curso de ESO en el Instituto de Educación Secundaria Basoko de Pamplona.

Al menos 12 de estas veinte familias se han organizado para exigir al departamento de Educación del Gobierno de Navarra que reconsidere su postura y que admite a estos chicos y chicas para evitar "graves trastornos logísticos" a estas familias.

Según explican, tras solicitar plaza escolar en dicho instituto para el curso 23-24 "nos hemos encontrado con el rechazo masivo a dichas solicitudes"; y señalan que "a tenor de las listas definitivas de admitidos publicadas este martes, "el 100% de las solicitudes de admisión procedentes de centros no adscritos han sido rechazadas".

Esto ha supuesto un precedente desconocido hasta ahora, al menos en Pamplona, y lo achacan a la "eliminación de una línea de primer curso de ESO con respecto a las abiertas durante el curso 22-23 por parte de Educación, que ha sido artífice directo por acción intencionada de este hecho sin precedentes, que ha dejado fuera a tantos chicos del centro elegido como primera opción".

Estas familias se lamentan de que concurren agravantes que perjudican todavía más la situación, dado que "supone un grave trastorno logístico a las familias". Según tienen constatado, se ha producido en al menos veinte casos rechazos a solicitudes de alumnos con hermanos que ya estudian en el mencionado instituto. 

Esta situación obligará a dichas familias a multiplicar desplazamientos y a forzar tensiones de conciliación familiar-laboral para el próximo curso. "Ni tan siquiera los puntos por proximidad de la vivienda habitual o al centro de trabajo de los padres han servido para admitir ni una sola de las solicitudes de alumnos no adscritos", se lamentan.

En este sentido, han hecho pública su "sorpresa e indignación" por el hecho de que "se traslade desde instancias políticas mensajes como fomento de la conciliación, libre elección de centro educativo, potenciación de la educación pública y otras consignas. Es evidente que estas consignas, van más orientadas a la venta electoral que a favorecer a las personas. El rechazo de todas estas solicitudes atenta contra la capacidad de las familias a elegir opciones educativas específicas que muy pocos centros públicos ofrecen, tales como educación en modelo British, segundo idioma alemán y otras ofertas que no ofrecen los centros a los que nuestro hijos están adscritos"

Por todo ello, consideran que se ha vulnerado su derecho a elegir libremente sobre la formación que deben recibir sus hijos y han solicitado al Gobierno de Chivite que "reconsidere la decisión de las instancias que sean competentes para que reabra la línea intencionadamente eliminada del primer curso de ESO en el IES Basoko y readmitan a cuantos chicos y chicas pueda albergar dicha línea".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite deja tiradas a veinte familias tras cargarse una línea de ESO en un instituto de Pamplona