• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 22:34
 
 

PAMPLONA

Misa por Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, en Pamplona: "Su vida fue una respuesta valiente"

Cientos de personas asistieron este lunes a la misa con motivo de la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei y de la Universidad de Navarra.

Cientos de personas acudieron este lunes a la misa en honor al fundador del Opus Dei y la Universidad de Navarra. CEDIDA
Cientos de personas acudieron este lunes a la misa en honor al fundador del Opus Dei y la Universidad de Navarra. CEDIDA

Cientos de personas asistieron este lunes a la misa con motivo de la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei y de la Universidad de Navarra. El acto tuvo lugar este lunes 26 de junio en el Polideportivo del campus.

El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Mons. Francisco Pérez González, ofició la santa misa, que también concelebraron otros seis sacerdotes: Carlos García del Barrio, Gregorio Guitián, Joaquín Sedano, Santiago Collado, Manuel Valdés y Juan Francisco Pozo. La parte musical corrió a cargo del coro Laudemus.

“Hoy nos encontramos aquí para celebrar la fiesta de san Josemaría Escrivá de Balaguer; un hombre ejemplar que nos muestra cómo responder a la llamada de Dios con fe y valentía, siguiendo el ejemplo de nuestro padre en la fe, Abraham”, destacó Mons. Pérez al comienzo de su homilía. “En su caso -prosiguió-, fue la vocación a fundar el Opus Dei, una institución que buscaba recordar a todos los cristianos la llamada universal a la santidad en medio de los trabajos y ocupaciones ordinarias de la vida”.

Al igual que Abraham, san Josemaría, señaló el arzobispo, confió plenamente en Dios y se puso en camino hacia la tierra que le fue mostrada. “Su vida fue una respuesta generosa y valiente a la llamada de Dios. Él dejó su tierra natal, su comodidad personal y se lanzó a la aventura como Dios lo bendijo abundantemente, al igual que prometió a Abraham”.

La vida de san Josemaría -recalcó- es un testimonio vivo de cómo Dios puede atraer a una persona común y corriente para realizar grandes hazañas. Él nos enseñó que la santidad no es una llamada reservada solo a unos pocos, sino que es un camino abierto a todos los bautizados. Nos recordó que nuestra vida cotidiana, nuestras actividades ordinarias, son el lugar donde podemos encontrar a Dios y santificarnos en medio del mundo”.

Mons. Francisco Pérez insistió en que a pesar de posibles miedos y dudas, “si confiamos en la providencia divina y nos abrimos a su gracia, experimentaremos su bendición y seremos instrumentos de su amor en el mundo. No busquemos nuestras propias comodidades y seguridades para confiar plenamente en el plan de Dios para nuestras vidas”.

En este sentido, recordó que san Josemaría descubrió que el verdadero tesoro no se encuentra en las riquezas materiales, en el éxito del mundo o en la búsqueda de poder, “sino en la relación íntima con Dios y en la vocación de llevar el mensaje del Evangelio a todos los rincones del mundo”. Al igual que el comerciante en busca de perlas finas, valoraba la importancia de encontrar la verdadera joya, la perla de gran valor que es la presencia de Dios en nuestras vidas. “Sigamos su invitación a vender todo lo que nos impide acercarnos a Dios, a renunciar a las comodidades que nos separan de Jesucristo y a buscar con alegría la presencia de Dios en cada aspecto de nuestra vida”, concluyó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Misa por Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, en Pamplona: "Su vida fue una respuesta valiente"