• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 20:37
 
 

SALUD

Navarra registró el año pasado 1.052 abortos voluntarios, la cifra más alta de la década

Navarra registró el año pasado un total de 1.052 abortos voluntarios, lo que representa 9,2 por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años.

Entrada del Hospital Universitario de Navarra - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo
Entrada del Hospital Universitario de Navarra. EDUARDO SANZ / EUROPA PRESS

Navarra registró el año pasado un total de 1.052 abortos voluntarios, lo que representa 9,2 por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años, por debajo de la media nacional, 11,68 por cada 1.000 mujeres, según se desprende del Registro Estatal de Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) publicado por el Ministerio de Sanidad.

La tasa en la Comunidad foral es la más alta de la última década. En 2021 se situó en 8,39 por cada 1.000 mujeres, en 2020 el 7,66, en 2019 el 8,31, en 2018 y 2017 el 7,88, en 2016 el 8,08, en 2015 el 8,00, en 2014 el 7,53, y en 2013 se situó en 7,82 por cada 1.000 mujeres.

La mayoría de abortos los llevaron a cabo mujeres de entre 20 y 24 años (249), seguido del rango de edad 25 a 29 años (231), 30 a 34 años (193), 35 a 39 años (185), 15 y 19 años (112), 40 a 44 años (75) y mayores de 44 (6). En 2022 se practicó un aborto voluntario a una menor de 15 años.

El perfil de las mujeres que se sometieron a un aborto en Navarra en 2022 es en su mayoría una mujer con estudios de Bachillerato y ciclos de FP equivalentes (385) o ESO y equivalentes (322). La mayoría no tuvieron abortos voluntarios anteriores (732), no utilizó métodos anticonceptivos (527) y no tenía hijos (556).

El lugar en el que principalmente recibieron información fueron los centros de salud (1.023). La gran mayoría de las interrupciones voluntarias del embarazo se realizaron en la octava semana de gestación o anterior (806), seguido de entre las 9 y 14 semanas (208), 15 y 22 semanas (37) y 23 o más semanas (1).

El motivo de la interrupción fue, sobre todo, a petición de la mujer (989). Por grave riesgo para la vida o salud de la embarazada se practicaron 18 abortos, por riesgo de graves anomalías en el feto, 38; por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable, 6; y uno por varios motivos.

LAS IVE AUMENTAN UN 9% A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, el año pasado se registraron 98.316 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que supone un aumento del 9 por ciento, es decir que 8.127 mujeres más abortaron con respecto a 2021, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, en los que se observa que, una vez terminada la pandemia, este dato se ajusta a los parámetros de la última década.

Los datos muestran que la tasa de IVE en 2022 fue de 11,68 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, frente a los frente a los 10,70 de 2021. Además, se observa que el 73,04% se registró antes de la octava semana de gestación; mientras que otro 21,9% se produjo entre las ocho y las 14 semanas. En suma, el 94,94% de las IVE tuvieron lugar sin tener que ser informadas por ningún facultativo, con la única decisión de la mujer.

Por otra parte, las 98.316 interrupciones incluidas en el Registro Estatal fueron realizadas en un total de 222 centros autorizados en todo el territorio nacional, el 82,70% de ellos centros derivados (concertados o no) y el 17,02% centros públicos. En cuanto a la edad de las mujeres, las menores de 20 años representan el 10,61% del total. Además, el 41,28% de ellas declararon no usar ningún método anticonceptivo.

SE REALIZARON IVE A 306 MENORES DE 15 AÑOS

Por edad el mayor número de abortos se da en el grupos de edad de 20 a 24 años y de 25 a 29 años; le sigue de 30 a 34 y de 35 a 39 años; y después van menores de 19 años y mayores de 40 años. Así, se realizaron IVE a 306 menores de 15 años, 10.129 menores de 20 años; 43.154 a mujeres de 20 a 29 años; 40.793 abortos fueron en mujeres de 30 a 39 años; de 40 a 44 años fueron 7.689 abortos y en mayores de 44 se realizaron 724 abortos.

Para el 66 por ciento este era su primer aborto voluntario, mientras que el 22 por ciento de las mujeres afirmó haberse realizado antes una interrupción voluntaria del embarazo; un 7 por ciento de las mujeres señaló que era su tercera intervención y un 2 por ciento afirmó que era la cuarta IVE.

En cuanto a su situación personal, un 8,49 por ciento de las mujeres no tenía pareja pero sí hijos, mientras que 31,9 sí tenía pareja e hijos. Sin hijos, un 9 por ciento estaba soltera, mientras que 14,31 vivía con su pareja y hasta un 23,5 vivía con sus padres. respecto al número de hijos, el 50,6 por ciento no tenía hijos, mientras que el 23,55 por ciento afirmó tener un hijo; el 18,37 dos y más de un 7 por ciento afirmó tener 3 o más hijos.

En cuanto al nivel educativo, la encuesta muestra que un 35,10 por ciento tenía completado el bachillerato o algún ciclo de FP equivalente y hasta el 31,4 por ciento afirmó tener la ESO; mientras que el 19,8 por ciento señaló tener estudios universitarios. Respecto a su situación laboral, un 57,33 era trabajadora por cuenta ajena; un 17,88 por ciento estaba en el paro; un 12,6 por ciento era estudiante; un 4,65 por ciento afirmó ser trabajadora por cuenta propia; un 4,29 era ama de casa y pensionista un 0,34 por ciento.

Por nacionalidad, 62.464 se realizaron a mujeres de nacionalidad española, de ellas 280 eran niñas; mientras 6.299 era del resto de Europa o la Unión Europea; 21.080 eran del continente Americano y 4.706 del Africano.

Por comunidades autónomas, Cataluña vuelve a ser la región con la tasa más elevada de interrupciones voluntarias de embarazo (14,87 por cada 1000 mujeres de entre 15 y 44 años), seguida de la Comunidad de Madrid (12,89) que también repite como la segunda comunidad con mayor número de IVE; les sigue Andalucía (12,5), Asturias (12,45), Baleares (12,38), Murcia (12,26), País Vasco (11,38) y canarias (10,76).

Las regiones con menor tasa de IVE en 2022 fueron Ceuta y Melilla (3,82), La Rioja (6,71), Galicia (7,09), Extremadura (7,51), Castilla y León (7,95), Aragón (8,92), Navarra (9,20), Cantabria (9,20), Castilla-La Mancha (9,21) y Comunidad Valenciana (9,66).

UN 5,66% ABORTÓ POR ESTAR EN RIESGO SU VIDA

En cuanto a qué motivó la interrupción, el 91,23 señala que por petición propia; un 5,66 por ciento por un embarazo de grave riesgo para la vida de la mujer; y un 2,8 por riesgo de graves anomalías en el feto o fatales anomalías incompatibles con la vida. Un 73 por ciento lo hizo a las ocho semanas o antes; mientras que un 21,9 por ciento de 9 a 14 semanas, un 4,88 por ciento de 15 a la semana 22 y un 0,18 por ciento más allá de la semana 23.

Desde Sanidad afirman que entre sus "prioridades" se encuentra "seguir impulsando la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva" en un trabajo conjunto con las comunidades autónomas y las sociedades científicas y asociaciones para prevenir los embarazos no deseados y la planificación familiar.

"Sanidad tiene el firme propósito de seguir garantizando el derecho a las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública, mejorando el acceso a esta prestación dentro del Sistema Nacional de Salud, haciendo especial mención al trabajo de todos los profesionales dentro y fuera del sistema, a favor de la salud y seguridad de las mujeres", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra registró el año pasado 1.052 abortos voluntarios, la cifra más alta de la década