• miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

La ruta a una ermita de película en Navarra que cuenta una misteriosa leyenda

Al templo se puede acceder tanto andando como en coche y cuenta con unas vistas espectaculares. 

Imagen de la Ermita de Nuestra Señora de Muskilda en Ochagavía, Navarra.
Imagen de la Ermita de Nuestra Señora de Muskilda en Ochagavía, Navarra.

A poco más de 1.000 metros, al norte del valle de Salazar, se eleva una ermita única donde se pueden ver las cumbres pirenaicas que se asoman en la lejanía y donde un gran bosque sorprende son sus colores. 

La ermita de Nuestra Señora de Muskilda se encuentra a cuatro kilómetros del pueblo pirenaico de Ochagavía. El edificio fue construido en el siglo XII y se encuentra en la cima del monte Muskilda a poco más de 1.000 metros de altura. 

El paisaje que la rodea se contrasta con su sobriedad y elegancia impregnada con los tintes característicos de la arquitectura de la comarca. El templo e construyó en el siglo XII pero fue restaurado a mediados del XVII. cuenta con dos puertas de acceso, la principal cuenta con un estilo románico. 

En el interior del monasterio se encuentra una planta rectangular de tres naves presidida por el retablo mayor. En el centro, se encuentra la imagen de Muskilda, un tallado gótico del siglo XV en madera dorada. 

Cuando la ermita fue levantada, según cuenta la tradición, un pastor del pueblo se encontró la imagen de la Virgen porque un toro se encontraba escarbando la tierra junto a un roble. Tras recogerla, la abandonó en medio del campo porque el ganado se había dispersado. 

Cuando regresó la imagen había desaparecido, pero se la encontró junto al roble. Un caminante sospechó que fue el propio pastor quien la había robado y la llevó a Ochagavía. La mañana siguiente había desaparecido. 

Ante tantas evidencias, en el lugar que fue hallada se levantó la basílica que guarda a Nuestra Señora de Muskilda, patrona del Valle de Salazar. 

El acceso a este precioso lugar se puede realizar a pie o carretera. En coche, hay que dirigirse a la salida de la villa en dirección Izalzu, antes de llegar hay que coger el desvío por la izquierda. 

Si prefieres pasear y disfrutar del camino, coge una ruta que parte de Ochagavía. Detrás de la Iglesia hay una calle de piedra empinada donde encontrarás al final un sendero local de 6 kilómetros entre ida y vuelta. Existe otra opción, que es tomar el camino de las Romerías, más empinado pero más corto. 

El 8 de septiembre, coincidiendo con las fiestas de Ochagavía, se realiza una romería que llega hasta la ermita. Las autoridades municipales vestidas con trajes salacencos parten hacia el tempo acompañadas por el cabildo y el grupo de danzas. 

Si tu visita coincide en estas fechas no desaproveches la oportunidad para acudir. Tiene especial atractivo la originalidad de los bailes y la colorida indumentaria de los danzantes de Ochagavía, dirigidos por el 'bobo', un personaje estrafalario. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La ruta a una ermita de película en Navarra que cuenta una misteriosa leyenda