• viernes, 12 de julio de 2024
  • Actualizado 19:48
 
 

SOCIEDAD

El pequeño pueblo de Navarra rodeado de montañas donde comer con unas vistas privilegiadas

El valle cuenta con unos paisajes verdes junto a montes que hacen estar en pleno contacto con la naturaleza. 

Valle de Belagua y Reserva Natural de Larra. Javier Campos
Valle de Belagua y Reserva Natural de Larra. Javier Campos

El Valle de Belagua cuenta con localidades que parecen estar sacadas de una postal. Rodeadas de montañas y paisajes verdes, hacen estar en contacto con la naturaleza completamente. 

El Esca es el río protagonista de este valle, rodeado en algunas partes de barrancos y de verticales laderas. La localidad de Urzainqui contó en 2023 con 79 personas censadas, es un pequeño pueblo rodeado de un paisaje montañoso y guarda consigo una importante riqueza histórica.

Uno de los tesoros más notables es la Iglesia de San Martín de Tour, una joya que se erige desde comienzos del siglo XIII. A lo largo de los siglos, esta iglesia ha evolucionado, sumando un pórtico en el siglo XVI y naves laterales en estilo barroco.

Entre las piezas de platería que alberga la iglesia, destaca un relicario gótico con la distintiva marca pamplonesa del burgo de San Cernin, así como una cruz procesional renacentista. 

A poca distancia, la Ermita de Nuestra Señora de San Salvador fue la antigua iglesia parroquial, fue construida en estilo gótico y restaurada en estilo barroco. Con una nave de tres tramos y cabecera recta cubierta por bóvedas de crucería, la ermita sorprende con la talla gótica del siglo XIV de su titular, así como un crucifijo que respira la tradición flamenca en cada detalle.

El viaje por la historia de Urzainqui no estaría completo sin visitar las Ruinas de la Torre de Urzainqui. Construida en el siglo XVI, esta estructura se presenta con una gran portada y un escudete adornado con el anagrama de Cristo en su clave. 

Este rincón en el valle de Belagua no solo enamora con su belleza natural, sino que también invita a explorar las huellas del pasado que han dejado una marca en este rincón de Navarra.

Además, el Valle de Belagua tiene recónditos sitios en los que perderse. La carretera 137 que atraviesa el valle y conduce hasta Francia pasa por la Reserva Natural de Larra, la mayor Reserva Natural que existe en Navarra. 

En este paisaje se combinan rocas calizas con pinos negros con grandes superficies de pastizales de montaña. A continuación se puede conocer la Piedra de San Martín, una de las simas más altas de Europa. En su interior se encuentra la Sala de la Verna, que cuenta con una gran cascada de más de 80 metros de altura. 

Una vez realizada la visita al valle, el pueblo de Urzainqui cuenta también con opciones de alojamientos y con un restaurante donde comer los mejores platos caseros de la zona. Se llama Las Golondrinas y en el se puede realizar una parada y descansar junto a un paisaje que impresiona. 

"El nombre nos transporta al recuerdo de las mujeres jóvenes que iban de octubre a mayo cada año desde principio de siglo a Mauleón, una localidad francesa próxima hoy en día en coche. Las Golondrinas iban andando y llegaban después de cuatro etapas; iban a trabajar a una fábrica de alpargatas y a la vuelta como era zona fronteriza y no podían traer francos volvían con enseres para el ajuar, para regalar, cambiar o vender", se puede leer en la página web. 

Cuenta con pinchos habituales y también, los fines de semana con otros diferentes. Se pueden encontrar además tortillas,  bocadillos y hamburguesas con los mejores ingredientes navarros. También, se pueden comer raciones como ensaladas y disfrutar de un buen vino o una buena cerveza en contacto con la naturaleza. 

Si el tiempo acompaña, la terraza es la mejor opción para disfrutar de los rayos del sol y de un aire puro y tranquilo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pequeño pueblo de Navarra rodeado de montañas donde comer con unas vistas privilegiadas