• miércoles, 12 de junio de 2024
  • Actualizado 19:29
 
 

SOCIEDAD

El tenebroso pueblo muy cerca de Navarra que es el único excomulgado y maldito de toda España

Situado en las faldas del Moncayo, no llega a los cien habitantes y está custodiado por un castillo de grandes dimensiones.

Imagen del municipio de Trasmoz, en la provincia de Zaragoza y a pocos kilómetros de Navarra. DIEGO DELSO / WIKIMEDIA COMMONS
Imagen del municipio de Trasmoz, en la provincia de Zaragoza y a pocos kilómetros de Navarra. DIEGO DELSO / WIKIMEDIA COMMONS

Pocos navarros conocen que el único pueblo maldito y excomulgado de España está a pocos kilómetros de nuestra Comunidad Foral, un buen motivo para acercarse a él, visitarlo y conocer su historia.

Esta localidad está a pocos kilómetros de la navarra Monteagudo, situado en las faldas del Moncayo. Apenas llega a los cien habitantes dentro de la provincia de Zaragoza.

Es una pequeña aldea maña que ha estado envuelta en un misterio que perdura a lo largo de los siglos. Su historia está marcada por un conflicto que se originó en un problema de riego, un asunto en apariencia mundano pero que desencadenó una serie de eventos extraordinarios que han dejado una huella indeleble en la localidad.

El origen de la maldición que ha perseguido a Trasmoz se remonta a tiempos pasados. El Monasterio de Veruela, situado en la región, se vio involucrado en una disputa con los habitantes de Trasmoz debido a un conflicto relacionado con el agua para el riego de sus campos.

Como consecuencia de esta discordia, los monjes lanzaron una maldición sobre la aldea, condenándola a sufrir infortunios y desgracias. Esta maldición, cargada de superstición y leyendas, ha perdurado a lo largo de los siglos, arrojando una sombra sobre la vida de sus habitantes.

Sin embargo, la historia de Trasmoz no se limita a esta maldición. Doscientos años antes de que cayera sobre ellos la maldición del Monasterio de Veruela, la aldea fue excomulgada por la Iglesia Católica.

Este evento marcó un punto de inflexión en la vida de la comunidad, separándola del mundo religioso y sellando su destino de aislamiento espiritual. A pesar de los cambios en la sociedad y la Iglesia a lo largo de los siglos, esta excomunión nunca fue revocada y ha persistido como un enigma sin resolver.

El pueblo de Trasmoz, situado a las faldas del imponente Moncayo y custodiado por un castillo de aspecto majestuoso, ha mantenido su encanto a lo largo del tiempo. Sus calles, aparentemente vacías de humanidad, están llenas de enigmas y un embaucador romanticismo que recuerda a las obras de Gustavo Adolfo Bécquer, quien también quedó fascinado por la atmósfera misteriosa de esta localidad.

El castillo de Trasmoz, que data del siglo XIII, es uno de los principales atractivos del pueblo. Su arquitectura medieval y su historia vinculada a la brujería y la alquimia añaden un toque de misterio a la aldea. Se rumorea que en el pasado, el castillo fue utilizado para llevar a cabo prácticas relacionadas con la magia negra y la brujería, lo que ha contribuido aún más a la leyenda de Trasmoz.

El halo de misterio que rodea a Trasmoz ha atraído a numerosos turistas y amantes de lo oculto a lo largo de los años. Los visitantes se aventuran por sus calles empedradas y estrechas, fascinados por la sensación de estar inmersos en un mundo de secretos y hechizos. La aldea ha aprovechado su reputación para promover el turismo relacionado con lo paranormal, lo que ha impulsado su economía local y ha mantenido viva su historia legendaria.

El documental Bécquer y las Brujas llega este miércoles a los cines en Madrid. (Foto de ARCHIVO). Trasmoz.
Vista aérea del castillo de Trasmoz. Foto de Europa Press.

En los últimos años, se han realizado esfuerzos para revocar la excomunión de Trasmoz por parte de la Iglesia Católica. En 2019, se llevaron a cabo gestiones para buscar la reconciliación con la Iglesia y poner fin a la excomunión que había perdurado durante siglos. Sin embargo, a pesar de estos intentos, Trasmoz aún no ha logrado su redención espiritual, y la maldición del Monasterio de Veruela sigue acechando en el horizonte de esta enigmática aldea.

Esta localidad recuperó el año pasado la fiesta de la Luz de las ánimas atrayendo a miles de visitantes en un pueblo que se ha asociado siempre a brujas y aquelarres.

En resumen, Trasmoz es un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, una pequeña aldea maña que ha quedado atrapada en una telaraña de maldiciones, leyendas y misterio. Su historia de conflictos, excomulgados y brujería ha dado lugar a un destino turístico único que sigue atrayendo a aquellos que buscan sumergirse en lo desconocido.

La aldea de Trasmoz, custodiada por su imponente castillo y abrazada por el Moncayo, continúa siendo un enigma muy cerca de Navarra, un lugar donde el pasado y el presente se entrelazan en una danza fascinante de superstición y romance.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El tenebroso pueblo muy cerca de Navarra que es el único excomulgado y maldito de toda España