• jueves, 25 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SUCESOS

Da positivo en alcohol en Pamplona y llama a su amigo, que iba peor: el final de la historia

Una patrulla le dio el alto en un control rutinario de alcohol y drogas y el remedio fue peor que el pecado...

Control de alcoholemia de la Policía Municipal de Pamplona. PM
Control de alcoholemia de la Policía Municipal de Pamplona. PM

Los agentes de la Policía Municipal de Pamplona no daban crédito a lo sucedido este fin de semana en la ciudad. Se trata de uno más de los más de 400 sucesos atendidos por los agentes en los cinco días festivos entre los que destaca un accidente de una mujer que había dado positivo en alcohol.

En este caso, los agentes habían establecido un control rutinario de alcoholemia en la Avenida Baja Navarra, cuando, de manera aleatoria, detuvieron un coche. 

Al volante, y como única ocupante, viajaba una mujer, que tras soplar por el alcoholímetro arrojó una tasa de 0,69 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, lo que constituye una tasa de delito contra la seguridad vial y que supera en casi el triple el máximo legal permitido.

En consecuencia, los agentes procedieron a inmovilizar el coche hasta que alguien pudiera hacerse cargo de él. La joven comunicó que iba a telefonear a un amigo para que retirara el coche sin necesidad de que se lo llevara la grúa municipal, lo cual acarreaba un sobrecoste a la propuesta de sanción que ya había recibido junto a la citación para un juicio rápido. 

A los pocos minutos se personó en el lugar un amigo de la joven dispuesto a llevarse el coche, para lo cual, los agentes procedieron a verificar que estaba en condiciones de conducir. 

La sorpresa de los agentes fue comprobar que quien había acudido presentaba una tasa de alcohol superior incluso a la de la mujer sancionada. No ha trascendido la tasa, pero sí que en el momento en el que los agentes denegaron el permiso al joven, comenzó una discusión en la que también participó la mujer investigada.

Dicha discusión fue elevándose de tono hasta el punto en el que se inició un amago de agresión por parte del joven y posteriormente una serie de empujones a uno de los agentes, por lo que hubo de ser reducido y posteriormente detenido -lo mismo que la mujer- por un delito de atentado contra un agente de la autoridad.

Este ha sido uno de los sucesos atendidos por la Policía Municipal de Pamplona entre los que destacan otras ocho detenciones, dos de ellas acusadas de malos tratos, una por quebrantamiento de condena, otra por robo con violencia, una por hurto, otra por tener orden de ingreso en prisión y dos más por robo con intimidación.

Son resultado de algunas de las 440 intervenciones de todo tipo realizadas por este cuerpo policial durante la Semana Santa, que han tenido como objeto en 56 casos la atención a personas con necesidad, 69 por problemas de convivencia, y 23 actas realizadas por aprehensión de droga.

En cuanto a Seguridad Vial, en la Semana Santa se han atendido 21 accidentes de tráfico en los que se han registrado dos personas heridas leves y daños materiales.

En tres accidentes el alcohol ha estado presente, indican. Así, las patrullas han interceptado a 24 conductores, la mayor parte de ellos por haber ingerido más alcohol del permitido.

A 8 conductores se les han tramitado diligencias ante la autoridad judicial por diversos hechos delictivos, uno de ellos por conducir sin carnet y pesar sobre él una orden de ingreso en prisión y otra por conducir sin carnet y dar positivo en las pruebas de etilometría. 

Los otros seis lo han sido por conducir bajo la influencia de la ingesta de bebidas alcohólicas. Y a los otros 16 se les ha denunciado administrativamente por dar positivo en alcohol o drogas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Da positivo en alcohol en Pamplona y llama a su amigo, que iba peor: el final de la historia