• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 13:06
 
 

COMERCIO LOCAL

El bar de un pueblo de Navarra que no da a basto: "Hemos llegado a 140 comidas diarias"

Tienen un menú del día por 14€ además de una envidiable terraza al aire libre y techo para cuando llueve.

'Perico' Rubio preparando el asado de gorrín en el bar Etayo. Navarra.com
'Perico' Rubio preparando el asado de gorrín en el bar Etayo. Navarra.com

Los bares y restaurantes de los pueblos de Navarra están haciendo este mes su 'agosto' particular. El calor, los visitantes y las fiestas populares abren el apetito de una forma voraz.

Es el caso del Bar Restaurante Etayo en Murieta, muy cerca de Abáigar, donde Iñaki Murugarren triunfa todos los viernes con el pincho pote, y de Legaria donde lanzan el Chupinazo cinco horas después de comenzar las fiestas.

Pedro Rubio Redondo, de 54 años es natural de Vilviestre del Pinar (Burgos). 'Perico' es el dueño del Hostal Bar restaurante Etayo en Murieta desde que lo compró hace veinte años a la familia Etayo.

"Estamos a tope. La terraza es increíble. Ningún año como este. Muy fuerte. Hemos dado hasta 140 comidas un día entre semana y el fin de semana cogemos solo hasta 80 o 90 con cita previa donde funcionamos bien", asegura sorprendido este verano.

"Hay días que le decimos a mucha gente que no se puede". 'Perico' reconoce que el negocio marcha bien "pero trabajamos mucho y ganamos poco dinero".

"Hay muchos impuestos y muchos pagos. Facturas mucho pero te lo quitan todo. Estas aquí desde las 8 de la mañana hasta las dos o tres de la mañana. No hemos cerrado ningún día, ni cuando la pandemia gracias a la terraza cubierta y venía aquí casi toda la gente", afirma el dueño del restaurante.

La deseada terraza del bar restaurante Etayo en Murieta. Navarra.com
La deseada terraza del bar restaurante Etayo en Murieta. Navarra.com

El dueño del bar asegura que son de la vieja escuela: "Aguantamos para que la gente esté contenta, tranquila y damos servicio. Somos camareros de toda la vida de antes. Si viene gente a jugar al mus les atiendes hasta que se van". El menú del día cuesta 14 euros sin café: "Es todo fresco, elaborado en el día. No hay nada de congelado", asevera el dueño del bar Etayo.

Una de las novedades es que el gorrín y el cordero "lo hacemos ahora con hornos inteligentes a baja temperatura. Lo envasas al vacío y lo metes al horno 16 horas a 75 grados. Cuando sale del horno lo metes en la cámara y te aguanta un montón de días al vacío. Si te piden una ración, cortas la bolsa, hechas la ración, calientas a 250 grados y lo sirves. Va sobre pedido", indica 'Perico'.

Uno de los problemas que tienen es la falta de camareros: "Aquí no quiere trabajar nadie y menos en hostelería. El fin de semana quieren fiesta, vacaciones en agosto y eso no puede ser. La gente joven no quiere trabajar en hostelería".

La gente que viene a comer en agosto "es toda de fuera" y durante el resto del año "vienen muchos de la fábrica Centracero de Murieta que da trabajo a 350 personas", explica 'Perico'.

Carne guisada con patatas fritas en el bar Etayo de Murieta. navarra.com
Carne guisada con patatas fritas en el bar Etayo de Murieta. navarra.com

Además del comedor interior, la barra del bar y la terraza al aire libre, el bar Etayo dispone de un segundo piso remodelado "con siete habitaciones y dos apartamentos que están a tope". 

Pedro trabaja con Flor Loayza: "Nos llevamos muy bien y estamos muy a gusto. Eso que hay mucha tensión y se riñe cuando hay mucha gente en el comedor". El secreto de su éxito se debe a varios factores: "Menú, calidad, la terraza, zona amplia para aparcar y el sitio junto al parque muy cerca del río Ega", concluye 'Perico'.

Bar Restaurante Etayo en Murieta (navarra). Navarra.com
Bar Restaurante Etayo en Murieta (navarra). Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El bar de un pueblo de Navarra que no da a basto: "Hemos llegado a 140 comidas diarias"