• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El bar de un pueblo de Navarra con unos cachopos que causan furor

Lleva más de seis años asentado en una de las plazas más concurridas de la localidad. 

Bar Sol y Luna, en la plaza Rafael Alberti 9 de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY
Cuca e Iñigo Sorozabal del Bar Sol y Luna, en la plaza Rafael Alberti 9 de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY

No hace falta irse a Asturias para comer un buen cachopo bien hecho. Cerca de Pamplona, una localidad cuenta con un bar donde está triunfando con sus cachopos con ingredientes totalmente navarros. Se trata del Bar Sol y Luna que se ubica en una de las mejores plazas de Ansoáin

Iñigo Sorozabal y Javier Fernández se han dedicado al mundo del espectáculo y con la llegada de la pandemia tuvieron que buscar otra forma de negocio. Encontraron un pequeño local en este 'barrio' de Pamplona. "Ansoáin es un pueblo y fue una suerte coincidir con este sitio en uno de los mejores sitios", añade Iñigo Sorozabal

El Bar Sol y Luna se ubica en la plaza Rafael Alberti, una plaza con mucha vida que eligen muchas familias para pasar las tardes mientras los niños juegan en el parque. Así nació también el concepto de este lugar, un bar familiar, de día y con una buena cocina de calidad. "Tuvimos que hacer reforma porque estaba muy viejo. La terraza es una maravilla y es donde más funcionamos". 

Cuca es también una imprescindible en este bar junto con Iñigo y todo el mundo en Ansoáin los conoce. El cachopo es el plato estrella, pero también lo son algunas raciones como orejas, menudicos, patatas bravas, rabas o también platos como hamburguesas o bocadillos. 

Los cachopos llevan un tiempo en la carta del Bar Sol y Luna, pero gracias a las redes sociales se han dado a conocer mucho más y ahora viene gente tanto de fuera como de la zona a probarlos. "Desde este boom hay que reservar para cenar, hay un número limitado porque hacemos los cachopos con mucho cariño". 

Cuentan con un cachopo de carne de ternera, queso Edam, panceta y pimiento del piquillo. "Luego tenemos otro de carne de cerdo, queso brie, jamón serrano y cebolla caramelizada", detalla Cuca. Ambos pasan por la plancha y se sirven en una cama de patatas sobre una tabla de madera grande para mantener el calor. Hay quienes se atreven a comerse uno entero, pero lo ideal es compartir. 

No solo el cachopo es lo que triunfa en el Bar Sol y Luna, sino también los Juevinchos, donde la barra se llena al completo de pinchos que van cambiando cada semana. "Se ha instalado un pincho que es inamovible, el taco mexicano. El resto va cambiando porque no queremos estancarnos en una monotonía", cuentan. 

Además, se pueden disfrutar de los pinchos por un euro y acompañar con la bebida que se quisiera sin tener que obligar a una serie de productos. "En este bar somos de muy buen comer y tenemos la filosofía de que no te vayas con hambre". 

Desde que abrieron hace unos tres años, han conseguido que el Bar Sol y Luna sea un lugar familiar donde también se tiene muy en cuenta el trato al cliente. "Sabemos la mayoría de los nombres de la gente y no nos cuesta nada atender con la mejor sonrisa. la cerveza puede ser la misma en todos lados, pero donde está la diferencia es en cómo se trata al cliente". 

El Bar Sol y Luna se encuentra en la Plaza Rafael Alberti 9 y abre todos los días excepto los lunes y martes. También, en sus propias redes se pueden ver sus platos más conocidos o descubrir otros. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El bar de un pueblo de Navarra con unos cachopos que causan furor