• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El barrio de Pamplona que recupera su tienda de ultramarinos que cerró hace siete meses

"Estoy contenta y doy gracias a Dios. Hemos empezado bien y la gente es muy maja", asegura la dueña del establecimiento.

Nora Esther Ríos en su tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com
Nora Esther Ríos en su tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com

La peruana Nora Esther Ríos le ha dado una alegría a los vecinos de la calle Aralar de Pamplona al abrir la pequeña tienda de ultramarinos que estaba cerrada desde el mes de marzo de este año.

En Navarra.com recogimos el cierre del establecimiento 'Aralar, pan y más' el 8 de marzo de 2023. La boliviana Miriam Parco daba sus razones de forma dolorosa, después de cinco años en la tienda: "Me voy porque como autónoma todo se ha puesto insostenible con los costes. Es trabajar para pagar servicios", aseguraba.

Siete meses después, el mismo local de la calle Aralar 39 en el segundo Ensanche de la capital navarra ha abierto de nuevo la puerta a sus clientes bajo el nombre de 'La tiendita de Aralar'. Los vecinos afirman que este comercio local, tradicional y cercano es una ayuda grande para las personas mayores de la zona, que no pueden trasladarse a las grandes superficies.

Nora Esther Ríos Silva tiene 65 años y la doble nacionalidad peruana y española. Ha comenzado con mucha ilusión, que se ve respaldada por una notable afluencia de clientes. "Llevo 22 años en Pamplona, diez años en Torrano, luego cuidando señoras y apenas unas semanas en la nueva tienda desde el 26 de septiembre".

Abrir una tienda era una idea que ya tenía hace tiempo en la cabeza: "Yo vivo aquí al lado. Siempre vi la tienda y es una aventura. Toda la vida me gustaba poner un negocio y siempre miré cosas".

"Se presentó esto y no lo dudé. Fue una aventura. Si me encuentro bien en el futuro cogeré la jubilación activa si hace falta", asegura Nora Esther con mucha emoción.

"Estoy contenta y doy gracias a Dios. Hemos empezado bien y la gente es muy maja. Esto ya tiene más de 30 años desde que empezó con el señor Justo y sus hijos que me la han alquilado", indica la dueña de la tienda.

Tiene un poco de todo en su tienda: "Desde chucherías, refrescos, cosas sin gluten y sin lactosa para que todos disfruten. Pan, prensa, patatas, melocotones, fruta, conservas, harina sin gluten... Estamos empezando y muy bien. Mi sobrino suele venir de visita y me ayuda, pero estoy yo sola en la tienda".

Interior de la tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com
Interior de la tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com

Nora Esther tiene tres hijas mayores que le apoyan: "Una trabaja en Cinfa, otra en Tudela y otra en Barañáin y en la Chantrea. Ellas me han animado. Trabajo de lunes a viernes de 7 a 3 y de 5 a 8. Los sábados, domingos y festivos de 7.30 a 15 horas y descanso por la tarde".

La actual propietaria se siente una pamplonesa más: "Llevo 22 años en Pamplona. Tengo aquí a toda la familia, hermanos.... De la ciudad me gusta todo. No dejo Pamplona por nada. Es bonito, super tranquilo con zonas verdes. Es pequeño pero tiene de todo. No le falta nada a Pamplona. No tengo nostalgia de volver a Perú".

En cuanto a los clientes del barrio, afirma: "La gente está muy agradecida. Vienen lo mismo a por lejía que a por papel higiénico en cualquier momento. Les ayudamos a todos y tenemos cuidado para abrirles la puerta si vienen personas mayores con un carro o con un andador", concluye Nora Esther.

La tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com
La tienda de ultramarinos en la calle Aralar en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El barrio de Pamplona que recupera su tienda de ultramarinos que cerró hace siete meses