• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 13:54
 
 

COMERCIO LOCAL

El matrimonio navarro-argentino que cierra su pequeña tienda en el corazón de Pamplona

Apenas llevan dos años desde la apertura, pero los gastos se han incrementado mucho y el poder adquisitivo se resiente.

Juan Arguiñariz e Yone Crespo en su tienda 'La despensa de Pozoblanco' en Pamplona. Navarra.com
Juan Arguiñariz e Yone Crespo en su tienda 'La despensa de Pozoblanco' en Pamplona. Navarra.com

El pamplonés Juan Arguiñariz Larrayoz y la argentina Yone Crespo Ayala es un matrimonio de película. Se conocieron por un chat de internet en 2001. Juan decidió cruzar el charco para conocerla y se casaron hace 21 años. Se trasladaron a vivir a la capital navarra donde Juan trabaja como repartidor de pan. Ahora con 58 años tienen dos hijos mellizos navarros de 17 años (Jon y Hernán).

Abrieron hace solo dos años 'la Despensa de Pozoblanco', en la calle del mismo nombre número 13 en el casco viejo de Pamplona, donde venden productos de alimentación navarros y argentinos. Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local como el café Fika2 de Deborah Blanco y Jorge Goicoechea.

Ya muy avanzado el 2021, Yone decidió abrir la tienda en la calle Pozoblanco. No obstante, han decidido cerrarla apenas dos años después. Los gastos de importación de productos han aumentado considerablemente y las ventas se han reducido.

"Establecida totalmente en Pamplona, con todas las ganas de echar raíces en todos los sentidos. Primero como pareja, luego como padres y ahora este tercer hijo que es el negocio, que es el hijo que tenemos que dejar ir. El motivo de cerrar es que no hay poder adquisitivo en el día a día del cliente que consume", asegura Yone.

A día de hoy, reconoce que el pamplonés mide mucho el gasto: "Tras la pandemia hubo un pico de tirar para arriba, pero fuimos libres muy poco tiempo. Llegó la guerra de Ucrania y se notó muchísimo".

Sobre todo "se han encarecido mucho los costos de la importación. El turismo se movió algo al principio, pero solo viene de visita a tomar un vino y no para consumir", asegura Juan Arguiñariz.

"Ahora cumplimos dos años. Poco después de la pandemia. Empezamos con mucha ilusión y parecía que se podía mover, pero las circunstancias actuales mucho daño al negocio", explica Yone.

Hubo también otros problemas: "Existen muchas restricciones del gobierno español para importar desde Argentina. Es una bola que no tenía fin. Se notó también la crisis de los inmigrantes argentinos que llegan bastante justos y con poco poder adquisitivo".

Productos a la venta en 'la despensa de Pozoblanco' en Pamplona. Navarra.com
Productos a la venta en 'la despensa de Pozoblanco' en Pamplona. Navarra.com

Juan Arguiñariz está desengañado con la publicidad a favor del comercio local en Pamplona: "La publicidad del comercio de cercanía no sirve. Por muchos bonos o campañas que hagas la gente se va a las grandes superficies, donde todo es más barato".

"Lo que cuenta es la cartera y si estás justo vas a la tienda grande, las grandes superficies son las que están matando el comercio local. Lo saben todos los gobiernos por mucha publicidad que se haga. Todos vamos a lo más barato".

La fecha prevista del cierre "será a primeros de diciembre como tarde o quizá antes a finales de noviembre. Hay que dar de baja todo. Soldado vale para otra guerra como se dice a veces entre nosotros".

"Habrá que buscarse la vida. Ahora quiero trabajar por cuenta ajena pero en la rama de lo que a mi me gusta, siempre cara al público", concluye Yone Crespo.

Facha de la tienda 'La despensa de Pozoblanco' en pamplona. Navarra.com
Facha de la tienda 'La despensa de Pozoblanco' en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El matrimonio navarro-argentino que cierra su pequeña tienda en el corazón de Pamplona