• jueves, 25 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El clásico local de Pamplona que disfruta del buen café desde hace casi 90 años

El nuevo local en el Ensanche "mantiene el espíritu de siempre de mis padres que trabajaron como unos campeones", aseguran.

Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA
Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA

Carlos Moreno Garijo abrió en Pamplona la histórica tienda de café que lleva su apellido en 1934: cafés Moreno. Fue en la misma calle donde se encuentra hoy, en Paulino Caballero. Carlos transmitió a sus hijos Fernando, fallecido en 2017, y Teresa el cariño por el café. Ahora ellos hacen lo mismo con Jorge Lasheras Moreno, el hijo pequeño de Teresa, que representa a la tercera generación.

Cafés Moreno está muy cerca de otros negocios que hemos conocido en este apartado de comercio local, como es el caso de Pollo Paulino, tienda de comida casera para llevar a casa, o la tienda de ropa femenina Damisela en apuros.

El negocio se ha trasladado desde el 1 de octubre de 2020 justo frente a su antigua ubicación en la misma calle, donde ha abierto un local amplio de 140 metros cuadrados. Una tienda moderna, muy bien decorada con motivos de las antiguas tiendas de café.

El tostadero antiguo lo han llevado al polígono de Landaben y tienen dos pequeños en la tienda. Disponen de tés, infusiones, packs degustación, pastas, mantecadas, todo tipo de cafeteras, accesorios y la tienda online con su página web.

Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA
Interior de Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA

Teresa Moreno Abaurrea sigue ayudando en la tienda a sus 72 años: "Yo estoy de asesora y ayudando un poco porque me gusta. Quedó esta bajera libre. Nos gustó y ya llevamos dos años. La decoración la hizo Josemi Laspalas y estamos muy contentos. A la gente le está gustando mucho con cosas antiguas".

La tienda tiene un aspecto "mas actual a la par que mantiene el espíritu de siempre, de mis padres que trabajaron como unos campeones. Si no hubieran seguido los hijos nosotros no tenemos edad para estas cosas. A ver si les va bien. Es la tercera generación. Estamos contentos y orgullosos", señala Teresa.

La historia de Cafés Moreno empieza con su padre Carlos: "Se puso por su cuenta en el año 1934. Lo sabemos porque vimos unos papeles con facturas de ese año". En cuanto a sus inicios en la tienda, Teresa asegura: "Yo les digo a todos que estaba aquí desde antes de nacer porque me tenía mi madre que estaba aquí todos los días trabajando".

Lo que más se vende ahora es "el Colombia natural. Se vende menos torrefacto y más natural. Luego hay una mezcla de la casa y la gente joven tiene otra cultura con cafés de orígenes. Les gusta probar cosas diferentes con sus gustos", indica Teresa Moreno.

Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA
Cafés Moreno, en la calle Paulino Caballero 8. PABLO LASAOSA

Recuerda que antes en Pamplona había más tiendas de café que ahora: "Muchos han vendido a multinacionales y quedamos pocos. Me acuerdo de Cafés Puy en la calle Pozoblanco, Arrasate, Manterola, Sarrate y nosotros".

Sobre los gustos actuales comenta que a quien le gusta el café "lo prefiere recién tostado y recién molido, que es muy importante. Se lleva mucho café sin moler para casa, que es mejor y más barato que las cápsulas que son muy caras", señala Moreno.

Pese a que continúa al pie del cañón, las riendas del negocio las lleva ahora su hijo pequeño Jorge, que a sus 41 años es el gerente de la empresa. "Empecé con la familia a trabajar desde 2005. Estoy sobre todo abajo con el tostador industrial. Mis inicios son con mi tío Fernando cuando era tienda y cafetería", cuenta a NAVARRA.COM.

"Espero que no seamos la última generación. También están trabajando mi hermano Miguel y mi primo Gorka en el tostadero", señala con orgullo. 

Jorge asegura que están contentos pese a las dificultades: "Es una bendición tener un nombre, una empresa y una familia así. La tienda nueva y su decoración es un homenaje a la familia, a mi tío Fernando y un regalo a mi madre. Había que hacerlo, se hizo y espero que haya más mejoras".

En cuanto a los clientes que entran a comprar café "están los de siempre, clientes nuevos, gente joven que se inicia en el mundo del café. También otros que no nos conocían y que sienten curiosidad", asegura Jorge.

"Vienen y repiten con buena atención y buen producto. La tienda online también es importante y vamos creciendo poco a poco", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El clásico local de Pamplona que disfruta del buen café desde hace casi 90 años