• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 13:55
 
 

COMERCIO LOCAL

Leticia, la emprendedora que triunfa con su centro de pilates y danza en Pamplona: "El Ballet Fit es un éxito"

Esta emprendedora navarra ha abierto la primera fitness boutique de Lezkairu, un espacio para hacer deporte cuidando la salud y en un espacio muy relajante. 

Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. PABLO LASAOSA
Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. PABLO LASAOSA

Al entrar en el Estudio de Danza y Pilates de Leticia Pérez García, en Lezkairu, el suave perfume de la aromaterapia impregna el ambiente. Leticia, de 39 años, abrió las puertas de este centro, al que se refiere como fitness boutique, en septiembre del año pasado. Desde entonces, su oferta se ha consolidado dentro de las actividades de uno de los barrios de moda de Pamplona. En este establecimiento, ubicado en el número 10 de la calle Adela Bazo, Leticia imparte diferentes actividades, como Pilates, Stretching o Ballet Fit

Leticia es una apasionada de la danza desde que era muy pequeña. "Empecé con cuatro años", especifica. Un hobby que se convirtió en su profesión siendo muy joven. "Me he formado en ballet clásico y danza contemporánea", puntualiza. Hasta que abrió su propio estudio, en septiembre de 2023, siempre había trabajado por cuenta ajena. Llegó a formar parte de la compañía de danza compañía Tempomobile, bajo la dirección de Becky Sieguel. Además, ha participado en formaciones internacionales. Por ejemplo, en Nueva York y Praga. 

Su camino se cruzó con el pilates en el año 2005. "Abría en Pamplona un estudio nuevo y buscaban bailarines. Entonces el pilates no se conocía aquí y querían formarnos para impartir las clases", explica. Para ella el pilates fue un descubrimiento "increíble!, sobre todo en el tema del "fortalecimiento del cuerpo a nivel interno y articular". "Fue tan guay llevarlo después a la danza. Se complementaban de maravilla", rememora. Precisamente, la unión de ambas actividades le ha permitido ejercer de monitora, tanto de danza como de pilates, durante 20 años. 

A Leticia le surgió el año pasado la oportunidad de poner en marcha su propio estudio. No se lo pensó dos veces y se lanzó de lleno a esta nueva aventura profesional. "Decidí intentarlo porque estas cosas surgen una vez en la vida", cuenta. "Si sale bien, genial. Si no, también porque, por lo menos, lo he intentado", asegura cargada de ilusión. 

Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. CEDIDA
Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. CEDIDA

"Elegí el Soto Lezkairu porque me pilla cerca de casa y es un barrio en expansión, explica. Y pone en valor que "los vecinos tienen ganas de contar con actividades de calidad".

El local que alberga ahora el Estudio de Danza y Pilates de Leticia fue antaño La Colmena, una sala de alquiler para eventos. "Me lancé porque es justo lo que quería. No es ni muy grande ni muy pequeña", detalla. La sala estaba ya acondicionada, por lo que no ha tenido que hacer una gran obra. "Sí he metido espejos, muebles y complementos. Pero bueno, la inversión no es como quién empieza de cero con una bajera". 

De todas las actividades que ofrece en su estudio, el Ballet Fit es la que más triunfa. "Es una modalidad de entrenamiento basada en el ballet", explica Leticia. "Trabajamos la técnica del ballet pero en su lado más fitness", subraya. "Los alumnos se lo pasan muy bien y disfrutan mucho de las clases mientras ejercitan". De hecho, la acogida ha sido tan buena que ya hay lista de espera para las tardes. "Ahora tengo 20 grupos de Ballet Fit a la semana". 

Otra de las actividades más populares entre sus alumnos es el pilates. "Viene mucha gente que ya tiene una lesión, pero me gustaría dejar claro que hay que venir a pilates antes para prevenirlas", insiste Leticia.

En ese sentido, explica que tiene una colaboración con la clínica de fisioterapia TDN. "Confío mucho en su trabajo". A las personas que acuden a su estudio, interesadas en hacer pilates por una lesión, les ofrece ir a la clínica TDN con un descuento. "De esta forma, puedo trabajar en la misma línea que el fisioterapia". En el caso de que los alumnos tengan su propio fisioterapeuta, Leticia pide ponerse en contacto con el profesional para trabajar en equipo: "No tiene sentido que una persona trabaje con el fisioterapeuta una cosa y conmigo otra. Además, yo no puedo diagnosticar ni hacer una rehabilitación. Pero si el fisioterapeuta recomienda trabajar un músculo concreto, ahí sí puedo ayudar", ejemplifica. 

Por otro lado, los alumnos que trabajan en oficina o tienen empleos más sedentarios se suelen apuntar a Srtretching. "Estos perfiles de persona terminan por quedarse enquilosados. En Stretching estiramos todas las cadenas musculares. Es una hora dedicada, en exclusiva, al estiramiento del cuerpo", detalla. Y remarca que aquellos que lo practican se quedan "muy relajados". 

Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. PABLO LASAOSA
Leticia Pérez en su centro de danza y pilates en Lezkairu donde imparte clases de Ballet Fit. PABLO LASAOSA

Además, en el estudio de Leticia en Lezkairu se pueden practicar muchas más disciplinas. Por ejemplo, el ballet técnico de iniciación para adultos. También ha clases de ballet infantil. "Ha triunfado", reconoce esta emprendedor. Ella, en un primer momento, no tenía previsto abrir grupos para niños. "Estando en Lezkairu, un barrio tan joven, tenía que abrirme un poco al público infantil". Y le ha ido tan bien que ya proyecta sacar más grupos de ballet para niños de cara al curso que viene. 

En el estudio de danza y pilates también se ofrecen hipopresivos y clases de embarazo activo. "Es una manera de trabajar el cuerpo estando embarazada, con unos ejercicios y unos movimientos como más focalizados en esa fase de la mujer", comenta Leticia. Igualmente, se pueden contratar sesiones para diseñar y practicar el baile nupcial. 

Tras estos primeros meses de rodaje. Leticia está muy contenta e ilusionada con su nuevo estudio. "Quiero ofrecer el mejor servicio. Si lleno esta sala, no voy a trabajar bien. Por eso, procuro tener grupos reducidos", puntualiza. "El hacer deporte cuando te están mimando es una gozada. Hacemos aromaterapia y relajación final. Quiero que mis alumnos se sientan como en casa". 

En cuanto al perfil de sus alumnos, asegura que es muy variado. "En la misma clase, te puedes encontrar a chicas de 16 y mujeres de 65. Es una maravilla porque se ayudan un montón unas a otras. Tenemos un clima muy bonito". Da igual la edad y el nivel. También el género. Todas las actividades están dirigidas a hombre y mujeres. "Pero es verdad que a Ballet Fit vienen más mujeres", reconoce. 

No obstante, Leticia quiere cambiar esta realidad. "Hace poco, hice una actividad de Ballet Fit para parejas con el objetivo de intentar atraer a más hombres", confiesa. De esta forma, algunas alumnas acudieron a la clase con sus parejas. "Lo chicos fliparon con las agujetas", comenta divertida. E insiste en que "hay que probarlo". "A pilates y Stretching vienen muchos chicos", agradece. 

Las clases se pueden contratar desde la página web o por teléfono. Las tarifas de la primera fitness boutique de Lezkairu son las siguientes: una clase suelta cuesta 15 euros, una clase semanal sale a 46 euros al mes, dos clases semanales cuestan 74 euros al mes y tres clases semanales salen por 110 euros al mes. Los interesados pueden apuntarse durante todo el año en los grupos en los que hay plazas libres. "En verano sacamos cursos quincenales. Son muy interesantes para esas personas que quieren probar una actividad y facilitan seguir practicándola a los alumnos que han venido durante el cursos", informa. De cara al curso que viene, Leticia recomienda reservar antes de junio porque para muchos grupos ya hay lista de espera. "No obstante, voy a abrir nuevos grupos a primera hora de la mañana", indica. 

Alumnas en el estudio de danza y pilates de Leticia Pérez. CEDIDA
Una clase de Ballet Fit en el estudio de Leticia Pérez. CEDIDA

Además se pueden comprar bonos regalo. Se puede elegir entre una o dos clases semanales, así como una o varias mensualidades. Son bonos abiertos en los que la persona que recibe el regalo puede elegir que actividad quiere hacer de todas las que oferta Leticia en su estudio. 

Leticia ha incorporado a una persona a su equipo. Se trata de Andrea Irurzun. "También es bailarina de toda la vida y está formada en pilates, así como en el resto de actividades que ofertamos". Asegura que está muy contenta trabajando con ella: "Nos conocíamos, pero no habíamos trabajado nunca juntas. Cuando necesité a alguien, puse un anuncio y ella contestó. Era justo el perfil que estaba buscando". 

Las dos hacen buen equipo. Y la clientela se lo hace saber. "No me esperaba la acogida que ha tenido el estudio", asegura Leticia. Esta emprendedora ya piensa en el curso que viene. "Me gustaría crear algún grupo de Hipopilates, que combina hipopresivos y pilates"

Además, proyecta ampliar el horario del centro. Hasta ahora abríamos de lunes a viernes, de 8 a 22 horas, salvo los viernes que cierra a las 19 horas. "Me está pidiendo que adelante una hora la apertura y me gustaría abrir también los sábados por la mañana". Para lograr ese objetivo, le gustaría contratar a una persona más.

Leticia anima a todo el mundo a probar sus clases. "Hay que disfrutar del movimiento porque el movimiento es vida", comenta. Y recuerda que "no hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Leticia, la emprendedora que triunfa con su centro de pilates y danza en Pamplona: "El Ballet Fit es un éxito"