• sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 10:12
 
 

COMERCIO LOCAL

El frutero de Lerín, la familia que lleva toda la vida en los mercadillos de Navarra

Los hermanos José Félix y Rubén son la tercera generación que se dedica a la venta ambulante de fruta y verdura.

El frutero de Lerín en el mercadillo de Barañáin. Navarra.com
Los hermanos José Félix y Rubén Fernández San Juan en el mercadillo de Barañáin. Navarra.com

Los martes a Barañáin, los jueves a Estella y los sábados a Berriozar. Ese es el recorrido semanal de la familia Fernández San Juan de Lerín que lleva toda la vida recorriendo Navarra para vender su fruta y verdura de calidad al mejor precio.

Los hermanos José Félix y Rubén son la tercera generación de la familia dedicada a este negocio. Se encargan de vender su mercancía con varios empleados. Su madre les acompañaba hasta hace pocos años, pero ya se ha jubilado como el padre, José Félix. Llegan muy pronto a su puesto para tener todo preparado y dispuesto para las 7 de la mañana.

José Félix Fernández tiene 46 años: "En mi caso hago 33 años vendiendo y mi hermano 31 años. Antes hacíamos también el mercadillo de Landaben los domingos, pero ahora hacemos solo tres: Barañáin, Estella y Berriozar. En Lerín recogemos las cosas del campo para prepararlas en el almacén y las traemos".

"Mis padres, Rosa y José Félix, ya no vienen y estamos los dos hermanos. Mi madre venía hasta hace hace cinco y antes estuvo muchos años el padre hasta que también se jubiló. Comenzó mi abuelo Félix que vendía ajos y fruta de la huerta al mercado de Estella".

José Félix señala que sus padres "vendían fruta desde que se casaron. Llevaban igual casi 50 años vendiendo. A nosotros aún nos queda. Hasta que lleguemos a los 67 años, imagínate. Ellos aún nos preguntan qué tal ha ido el mercado y siguen al pie del cañón".

En cuanto a las ventas, afirma: "Está la cosa complicada. El comercio está cambiando mucho. Va mucho a menos todo. Se vende luchando pero está muy complicado para mi y para todos. Está la cosa jodida". 

Su hermano Rubén Fernández tiene 45 años y asegura: "Mi madre se jubiló y tiene la rodilla a medias. Ya vale, que llevaba muchos años. Yo soy al que más se le oye, no el que más manda. Esto ha sido siempre así. Intentamos mantener la tradición. Hacemos lo que podemos".

El asunto está muy complicado: "Ha cambiado mucho todo. La gente acude cada vez menos a los mercados y va más a los centros comerciales. De quince años a aquí la venta es de un 50% menos. En Barañáin hace veinte años estábamos el doble de puestos y se vendía también el doble".

Puesto de venta del frutero de Lerín en el mercadillo de Barañáin. Navarra.com
Puesto de venta del frutero de Lerín en el mercadillo de Barañáin. Navarra.com

Rubén empezó a colaborar con sus padres "cuando tenía 13 años ayudando a la familia. Voy a hacer 30 años y los que quedan, aunque no lo tengo muy claro. Mi abuelo empezó con productos de la huerta a los pueblos de al lado y Tierra Estella. Los jueves subía con lo que había en la huerta para sacarse el pan de cada día".

Los dos hermanos y siguen al pie del cañón: "La gente tiene mucha confianza con nosotros porque me conocen desde que tenía once años. Eso es mucho pero no existe relevo generacional. Las personas mayores que vienen a comprar ya van fallando y la gente joven no viene".

Es un negocio donde hay que trabajar a tope: "Esto tiene muchas horas al día, muchísimas. Empezamos a vender a las 7 de la mañana y llegamos a montar sobre las 6 de la mañana. En verano, que la gente madruga más por el calor, empezamos a montar todo igual para las 5 y media de la mañana", afirma Rubén Fernández.

En cuanto al relevo en el negocio, lo tiene muy claro: "Tengo dos hijos pero no quiero que sigan en esto para nada. Si le preguntas a cualquiera que tenga un negocio así, ya sea panadero, pastelero, frutero o agricultor, nadie quiere seguir esto".

"Es muy esclavo y hay que trabajar muchísimo para que te quede algo. Se saca poco más que un sueldo para decirlo claro. Puede ser que no sé hacer otra cosa en la vida. Es lo que he hecho siempre", concluye Rubén Fernández San Juan.

Imagen del mercadillo de fruta, verdura y ropa en Barañáin. Navarra.com
Imagen del mercadillo de fruta, verdura y ropa en Barañáin. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El frutero de Lerín, la familia que lleva toda la vida en los mercadillos de Navarra