• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 21:19
 
 

COMERCIO LOCAL

Nara, el nuevo bar de Pamplona de comida oriental en el que puedes comer con un Kimono

Ofrece a los comensales una gran variedad de platos en una carta que combina los sabores más tradicionales de la gastronomía española con la comida oriental. 

Bar Nara, nueva apertura en la calle San Saturnino 16. PABLO LASAOSA
Bar Nara, nueva apertura en la calle San Saturnino 16. PABLO LASAOSA

¿Un bar donde tomar una ración, por ejemplo unas patatas bravas, y al mismo tiempo disfrutar de recetas orientales? Desde hace sólo unas semanas es posible en pleno Casco Antiguo de Pamplona. El nuevo restaurante Nara, en el número 16 de la calle San Saturnino, ofrece a los comensales una gran variedad de platos en una carta que combina los sabores más tradicionales de la gastronomía española con la comida oriental

La joven pamplonesa Lina Hu Huang es la fundadora de este nuevo restaurante en el centro histórico de la ciudad. Su familia es de origen chino y se ha dedicado durante muchos años a la hostelería en Navarra. Su madre trabaja en el restaurante Mei Mei de la calle Yanguas y Miranda. Por otro lado, su padre montó el primer restaurante japonés de la capital navarra, el Yamaguchi. 

Con tantos antecedentes, no es de extrañar que la joven de 28 años se haya interesado por la hostelería y, concretamente, haya puesto el foco en la gastronomía oriental. "Vi que este local estaba parado. Me gustó mucho y se me ocurrió la idea de cogerlo y volverlo a abrir", comenta ella. "Quería darle una nueva vida porque está ubicado en un buen lugar", apostilla. 

El nombre del local, Nara, hace referencia a la capital de la Edad Medieval de Japón. "Esta ciudad destacaba por la gastronomía y el turismo", indica Lina. Y por esta razón decidió llamar así a su nuevo bar. "Tengo amigos en esa localidad y me encanta su cocina", explica. 

Bar Nara, nueva apertura en la calle San Saturnino 16. PABLO LASAOSA
Los clientes pueden vestirse con kimonos tradicionales durante la comida. PABLO LASAOSA

Otra de las características de los restaurantes de Nara es que ofrecen a los clientes la posibilidad de vestirse con un kimono tradicional. Un elemento que Lina ha querido traer a su restaurante de Pamplona. A la entrada del comedor, los comensales pueden vestirse con un kimono tradicional, bien para fotografiarse o para comer con él puesto. 

Como el restaurante se encuentra ubicado en pleno Casco Antiguo de Pamplona, la carta está adaptada a la demanda de los clientes de la zona: "Ofrecemos lo típico: fritos, raciones, hamburguesas o bocadillos".

Pero, más allá de eso, en el bar Nara hay una amplia variedad de platos orientales. Una opción perfecta para los que quieren probar sabores nuevos. "Es una fusión oriental. No son los platos típicos de Japón, sino recetas especiales que todavía no habían llegado a Pamplona", puntualiza Lina. 

Uno de los platos estrella de la carta es el Salchicheese, unas banderillas de salchicha y queso rebozadas en panko. "También se pide mogollón las tempuras de langostino con salsa agridulce", comenta Lina. Y los amantes del picante no pueden dejar de probar "el pollo frito coreano".

Bar Nara, nueva apertura en la calle San Saturnino 16. PABLO LASAOSA
El local cuenta con dos ambientes: una zona de bar y el comedor. PABLO LASAOSA

Aunque, sin duda, uno de los platos de los que siente más orgullosa la fundadora de Nara es el de costillas con queso, arroz y maíz. ¿Su sugerencia para el postre? El tiramisú de té verde. "Es totalmente casero, lo hacemos nosotros. Y está muy bueno". No obstante, los más indecisos pueden optar por probar el 'espejo de postre': "Es un plato de postres variado. Ideal para probar varias opciones". Esta degustación dulce incluye un mochi, dorayaki y el tiramisú de té verde. 

CON LA VISTA PUESTA EN SAN FERMÍN

Sólo unas semanas después de haber abierto su negocio, Lina se muestra muy contenta con la acogida: "Nos vienen muchos vecinos del barrio que ya se han convertido en clientes habituales", pone de relevancia. 

Y el mejor síntoma del éxito del bar Nara es que a los poco días de abrir ya había llenado uno de los turnos de almuerzos para San Fermín. "Tenemos dos: uno a las 10 y otro a las 12 horas", especifica la fundadora de Nara. 

"También estamos teniendo muchas reservas para comidas durante las fiestas con el menú de San Fermín", agradece Lina. Se trata de un menú por 32 euros que incluye un primero, un segundo, postre y bebida. 

Los comensales pueden elegir entre tres primeros: ensalada de queso de cabra, alcachofas con jamón y revuelto de hongos. Los segundos a elegir son: ajoarriero, carrilleras ibéricas al vino tinto o entrecot. Para postre se puede elegir entre coulant de chocolate o bola de helado.

El local tiene un aforo de 75 personas y está dividido en dos ambientes: la zona del bar y el comedor. Actualmente, la plantilla está compuesta por siete trabajadores más la encargada, pero Lina no descarta tener que contratar a más personas. 

Y, pese a que todavía está empezando a rodar con este nuevo proyecto, Lina ya piensa en seguir sumando servicios: "Estoy pensando en que Nara funcione como disco bar los viernes por la noche", indica. Además, planea incorporar próximamente los pedidos a domicilio dentro de su oferta. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nara, el nuevo bar de Pamplona de comida oriental en el que puedes comer con un Kimono