• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El nuevo restaurante en un lugar privilegiado de Pamplona: "El besugo se agota"

La chuleta y el pulpo son otros dos de los platos que más se piden en este restaurante con muchos guiños a Galicia. 

Restaurante Don Mérito, en la calle Arrieta 9 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Restaurante Don Mérito, en la calle Arrieta 9 de Pamplona. PABLO LASAOSA

La gallega María Núñez Díaz, de 48 años, y su marido Ricardo han abierto el segundo restaurante Don Mérito de Pamplona. Este segundo local acerca su propuesta gastronómica al centro de la ciudad, ya que está ubicado junto a la plaza de toros. Los dos llegaron a Pamplona hace 20 años. Por aquel entonces, a Ricardo ya le interesaba la gastronomía. En el año 2011 abrieron el primer restaurante Don Mérito en Pío XII. Este establecimiento se trasladó tras la pandemia a la plaza de Yamaguchi. Ahora, han abierto su segundo local en el centro de Pamplona. Concretamente, en el número 9 de la calle Emilio Arrieta. 

Cabe recordar que el restaurante Don Mérito sucede en el mismo local al Asador Arrieta, un negocio que ha cerrado recientemente tras sólo un año abierto al público. De hecho, ha mantenido la estética e instalaciones de su predecesor, incluida la parrilla. 

Así las cosas, Don Mérito nació en el año 2011 en Pío XII. Desde un primer momento, el restaurante buscaba acercar la cocina gallega a Navarra. "Al principio éramos tres socios. Y de ahí surgió la idea del nombre: Mérito viene de Mery, Ricardo y Toni", explica Núñez. Y puntualiza que Ricardo se retiró a los dos años, dejando el restaurante en manos del matrimonio gallego. 

De aquella primera época del primer restaurante Don Mérito, la cofundadora del negocio recuerda que "era un local muy complicado de trabajar". En parte, porque el comedor se encontraba en la parte baja. "Tuvimos que trabajar muy duro los primeros años", asegura. Y ese esfuerzo dio sus frutos. "Estábamos trabajando ya muy bien y completábamos, prácticamente toda la semana", comenta. Pero entonces, en el año 2020, estalló la pandemia por el coronavirus. 

María Núñez Díaz del restaurante Don Mérito, en la calle Arrieta 9 de Pamplona. PABLO LASAOSA
María Núñez Díaz del restaurante Don Mérito. PABLO LASAOSA

Durante el confinamiento, los propietarios no llegaron a un acuerdo con el arrendador para que les rebajase el alquiler. Mientras negociaban esa cuestión, empezaron a darse cuenta de que, cuando la gente volviera a los restaurantes, el hecho de que el comedor estuviera en una planta baja y tuviera poca ventilación les iba a penalizar. "Y sólo teníamos tres meses en la terraza", comenta Núñez. La decisión estaba tomada. Don Mérito se mudaba

Precisamente, fue una de sus clientas habituales la que puso en aviso al matrimonio gallego de que los dueños del bar Júcar tenían previsto dejar el local de la plaza Yamaguchi. "Mi marido, al ver el local por primera vez, dijo que no nos metíamos allí ni en broma", reconoce Núñez. Pero al ver el proyecto sobre el plano, vio todo el potencial del local y empezó a verlo más claro. "El local no era exactamente lo que nosotros queríamos trabajar, pero era lo que había en ese momento. No podíamos decir que no. Tenía mucha terraza y lo que queríamos era salvar el negocio", asegura.

El restaurante Don Mérito se mudó al número 11 de la plaza Yamaguchi con la misma carta de Pío XII. No obstante, incorporó alguna novedad. "Incluimos en nuestra oferta los fritos porque nos los demandaban los clientes", recuerda Núñez. "Si que notamos un cambio en el perfil del cliente: Yamaguchi es una zona un poco más informal. En Pío XII dábamos muchos menús porque venía gente de los hospitales", destaca.

Don Mérito se trasladó a Yamaguchi con la idea de salvar el negocio. Un objetivo que se ha conseguido con creces. Tanto es así, que Pamplona cuenta, desde hace sólo un par de semanas con dos restaurantes Don Mérito. "A principios de 2023 empezamos a valorar la idea de conseguir un local que se adecuase más a lo que nosotros queremos explotar, nuestra idea como gallegos y la carta que tenemos, la cocina que sabemos hacer", comenta Núñez. La gallega se dirigió en octubre a una inmobiliaria y el primer local que le ofreció fue el de la calle Emilio Arrieta. "No pude decir que no". 

Restaurante Don Mérito, en la calle Arrieta 9 de Pamplona. PABLO LASAOSA
Barra con pinchos en el restaurante Don Mérito del centro de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Asador Arrieta dejó tras de sí un local nuevo, con sólo un año de uso, y en perfectas condiciones para que el nuevo restaurante Don Mérito empezase a rodar. Desde la inauguración del nuevo Don Mérito, los dos restaurantes del matrimonio gallego conviven con una oferta similar que fusiona la cocina gallega y la navarra. "Nosotros somos gallegos, pero llevamos 20 años en Navarra y hemos ido aprendiendo, poco a poco, sobre la gastronomía de esta zona", insiste. Y pone en valor que fue uno de sus clientes habituales el que le enseñó los secretos de la cocina navarra: "Hoy en día es uno de nuestros mejores amigos", sostiene. "Tenemos espárragos y bogavante, pues nosotros los combinamos en un mismo plato y sale una receta exquisita", asegura. 

"En el del centro de Pamplona cambia un poco la carta porque hemos quitado cosas que no se pueden tener en el comedor. Por ejemplo, la tortilla y algunas raciones", informa. No obstante, la tortilla sí se puede consumir en la barra. "También hemos introducido las brasas. Este local venía con la parrilla y es algo que queremos explotarlo porque a nuestro producto le favorece mucho el tema de la brasa", subraya. Precisamente, la parrilla ha hecho que el matrimonio decida incluir la oferta de carne en la carta.

El restaurante Don Mérito del centro de Pamplona tan sólo lleva unos días de rodaje pero los clientes ya tienen claro cuáles son sus platos preferidos. "El pulpo y la chuleta son los platos que más se piden", asegura Núñez. "La carne tenemos de vaca rubia gallega y de vaca simmental", puntualiza. La cofundadora de los restaurantes Don Mérito asegura que "está viniendo gente de todo tipo de perfiles". No obstante, por la ubicación, tiene mucho "cliente de negocios". 

"Hemos traído la esencia de Don Mérito al centro de Pamplona", indica Núñez. Y parece que a la gente le ha gustado la idea, "Estos primeros días hemos trabajado muy a gusto, muy bien y la gente se ha ido muy contenta. La carne ha gustado muchísimo", comenta satisfecha. De los pescados, el besugo apunta maneras para convertirse en la estrella. "El primer fin de semana, se nos agotó ya el sábado", constata. 

Estos primero días, Núñez centra sus esfuerzos en consolidar el equipo, tanto en cocina como en sala. No obstante, ya pone la vista en el futuro y sueña con incluir nuevos platos en la carta: "Quiero introducir el tartar", avanza. "Cuando tengamos todo dominado, empezaremos con los nuevos platos", promete. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El nuevo restaurante en un lugar privilegiado de Pamplona: "El besugo se agota"