• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 20:57
 
 

COMERCIO LOCAL

La tienda de Pamplona que cierra después de 33 años dando vida a un barrio: "No hay relevo"

La tienda va a permanecer abierta los meses de mayo y junio para llevar a cabo un proceso de liquidación de existencias.

Koldo Apalauza e Isabel Ancín en su comercio del barrio de Iturrama.  En breve cerrarán sus puertas. CEDIDA
Koldo Apalauza e Isabel Ancín en su comercio del barrio de Iturrama. En breve cerrarán sus puertas. CEDIDA

Hace 33 años que abría sus puertas un negocio innovador en Iturrama. Por aquel entonces era un barrio nuevo y moderno de Pamplona que se prestaba a la apertura de este tipo de negocios que trascendían el comercio local clásico, ya sea textil o alimentación. ¿Una tienda de sillas y mesas? Se preguntaban extrañados los vecinos.

Efectivamente, Araxes abrió al público al acabar el verano de 1991. Koldo Apaulaza, un montador de cocinas y muebles, experto conocedor del sector, decidió crear su propio negocio decantándose por el barrio de Iturrama, en la plaza que estaba llamada a ser el centro neurálgico de la vida del barrio, muy cerca de otros establecimiento de los que hemos hablado en esta sección como la carnicería Manuel Mazo, o la tienda de alimentación saludable Al Gramo.

Utilizando el nombre del rio que pasaba por su pueblo natal, Betelu, nació Araxes mesas y sillas. En aquel momento, escaseaba este tipo de negocio especializado sólo en mesas y sillas.

Buscando siempre lo mejor y trabajando con buenas firmas, la mayoría nacionales, la aventura fue muy exitosa. En pocos años, amplió su punto de venta, con una gran exposición en el Área Comercial Plazaola (Aizoain).

Araxes, comercio local especializado en mesas y sillas que cierra definitivamente en Iturrama. CEDIDA
Araxes, comercio local especializado en mesas y sillas que cierra definitivamente en Iturrama. CEDIDA

Con la ayuda de sus trabajadores y de su hija Edurne el negocio funcionó. La empresa logró un buen nombre en el sector, ofreciendo en mesas y sillas todo lo que los clientes demandaban. 

Llegó 2010 y Koldo decidió que ya era hora de tomarse un merecido descanso pensando en su jubilación. En ese momento, Isabel Ancin, trabajadora de Araxes, con suficiente experiencia para poder llevar el negocio, se aventuró y convirtió en la nueva propietaria de Araxes.

Fueron años duros, pero luchó y salió adelante, con ayuda de su familia, hasta día de hoy. 13 años al frente de la tienda, con 63 años y no teniendo relevo generacional, en el mes de julio bajará la persiana por última vez, dando ya por cumplida su vida laboral.

Desde Araxes, tanto Koldo como Isabel, han querido agradecer a todos sus clientes, que han sido muchos en estos 33 años, la confianza que siempre depositaron en ellos. "En todo momento hemos intentado agradarles y con nuestra profesionalidad, aconsejarles lo mejor posible", aseguraban. "Para nosotros el cliente siempre ha sido lo primero, y esperamos que se queden con un grato recuerdo de todos nosotros".

La tienda va a permanecer abierta los meses de mayo y junio para llevar a cabo un proceso de liquidación de existencias. La intención de Isabel es vender todo el género a precio de coste con descuentos de hasta el 60 por ciento, para cerrar definitivamente la persiana el 1 de julio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La tienda de Pamplona que cierra después de 33 años dando vida a un barrio: "No hay relevo"