• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 09:11
 
 

DESCUBRE NAVARRA

El monte que vela por los navarros desde el centro de la comunidad con una ermita en su alto

Con una altura de 1.289 metros, es una montaña de referencia en la zona, en cuya cima se sitúa la ermita de Santa Bárbara y algunas antenas de televisión y radio.

Niebla desde los alto de la Higa de Monreal. PABLO LASAOSA 04
Niebla desde los alto de la Higa de Monreal. PABLO LASAOSA

La Higa de Monreal, situada casi en el centro de Navarra, se encuentra en la Sierra de Alaiz, a escasos kilómetros de Pamplona, y a sus pies se ubica la villa de Monreal.

Con una altura de 1.289 metros, es una montaña de referencia en la zona, en cuya cima se sitúa la ermita de Santa Bárbara, patrona de Monreal, y algunas antenas de televisión y radio que han sido claves durante años para la captación de señales audiovisuales. 

Desde la parte de arriba de la Higa de Monreal se puede disfrutar de unas vistas excepcionales. Hacia el sur se ven las sierras de Moncayo, en Aragón, y de San Lorenzo, en Castilla; hacia el este los Pirineos; hacia el oeste los montes vascos; y hacia el norte las montañas que separan a Navarra de Francia y que ocultan el valle de Baztán.

Este monte navarro es el núcleo de multitud de actividades al aire libre. Por sus laderas disfrutan del deporte ciclistas y montañeros, y los más intrépidos se aventuran a lanzarse al vacío en parapente o ala delta.

MONREAL

El pueblo de Monreal, ubicado a los pies de la Higa, se encuentra en la merindad de Sangüesa, en la comarca de Aoiz y a 18 km de Pamplona.

En 2017 estaban censados 479 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este municipio navarro es punto de paso del Camino de Santiago, llegando a pernoctar 2.000 peregrinos en el año 2019.

Ermita de Santa Bárbara

Coronando la Higa de Monreal se encuentra la ermita de Santa Bárbara, copatrona de la localidad. Anteriormente estaba ubicada en la cima del monte, pero las obras de radio y televisión en 1977 obligaron a trasladarla unos metros más abajo.

Cada 1 de mayo, los vecinos de Monreal y de otras localidades colindantes suben a la virgen de Santa Bárbara en romería hasta la ermita, donde permanece todo el verano con el fin de proteger las cosechas.

Tras las fiestas patronales, los monrealeses bajan, de nuevo en romería, la talla a la iglesia del pueblo donde pasa el otoño y el invierno.

Ermita de Santa Bárbara en la Higa de Monreal.
Ermita de Santa Bárbara en la Higa de Monreal. EFE/Jesús Diges

El Castillo de Monreal

El castillo de Monreal, ubicado en el pueblo, fue durante mucho tiempo residencia de monarcas en el antiguo Reino de Navarra, además, también funcionó como cárcel y ceca, ya que a lo largo de su historia, el pueblo adquirió tal importancia que llegó a acuñar su propia moneda.

Aunque se desconoce qué rey ordenó su construcción, existen evidencias históricas que indican que en el siglo XIII ya estaba construida una torre de forma cilíndrica cuya función consistía en la defensa del pueblo.

Con el paso del tiempo, este castillo fue ampliándose para convertirse en residencia temporal de monarcas.

El castillo de Monreal sufrió numerosos asedios y albergó importantes acontecimientos como la convocatoria de cortes generales por parte de Carlos III el Noble en 1401.

En 1521, el rey mandó derruirlo y, más tarde, en septiembre de 1812, durante la Guerra de la Independencia, las tropas francesas hicieron un fuerte en las ruinas del mismo.

En los años 60 del siglo XX, vecinos de Monreal realizaron una limpieza de la zona y encontraron numerosas estructuras de muros, un aljibe subterráneo, varias torres y distintas piezas de valor arqueológico.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El monte que vela por los navarros desde el centro de la comunidad con una ermita en su alto